3 libros de fotografía para no olvidar el terrorismo

desaparecidocvr

En los años 80 y 90 existieron decenas de fotógrafos que captaron las más crueles e impactantes imágenes producto del terrorismo en el Perú. Todas esas fotografías se encuentran en tres libros que todo fotoperiodista debería tener.

Son testimonios gráficos que no debemos olvidar, no para vivir con miedo, sino para evitar que nunca más vuelva a suceder.  Fueron miles de inocentes los que murieron producto del enfrentamiento entre el estado y los subversivos. Estos libros nos ayudan a tener un panorama más amplio sobre lo sucedido.

La verdad sobre el espanto
El libro es una recopilación del archivo fotográfico de la revista Caretas. Cuenta con 230 páginas y muestra una cronología desde el año 1981, hasta el gobierno de Alberto Fujimori (1999). Son más de cien fotos en blanco y negro tomadas por los fotógrafos: Victor Chacón Ruth Enciso, Oscar Medrano, Gilmar Peréz, Francisco Rodriguez, Carlos Saavedra, Javier Zapata, Abilio Arroyo y Alejandro Balaguer entre otros.

Puede adquirirlo en las oficinas de la revista Caretas, Jirón Huallaga 122 Cercado de Lima, frente a Palacio de Gobierno. El precio es de S/.25

img_0230

img_0231

img_0232

Yuyanapaq. Para recordar
Las fotos pertenecen a la exposición Yuyanapaq, organizada por la Comisión de la Verdad y Reconciliación y en esta segunda edición viene acompañado por testimonios de las víctimas de la violencia interna.

La edición gráfica la realizaron las fotógrafas, Mayu Mohana y Nancy Chappell con un equipo de profesionales, que durante un largo proceso seleccionaron fotos de los archivos de diferentes medios de comunicación, organizaciones, ministerios, ongs, etc. Obteniendo diferentes ángulos de un mismo hecho.

Puede encontrarlo en el Fondo Editorial de la PUCP (en el Campus universitario) y librerías Ibero. El costo es de S/.80 soles.

img_0226

prerepubl178

Ciertos vacíos: un ensayo fotográfico sobre orfandad, violencia y memoria en el Perú.
La fotógrafa Cecilia Larrabure, hace una recopilación de más de 10 años de trabajo, sobre los niños que perdieron a sus padres durante la guerra subversiva. Las imágenes muestran a niños de la sierra y la selva en casas hogares. El libro también contiene dibujos realizados por ellos, donde se aprecia estragos de la violencia.

Puedes encontrar el libro en librerías Ibero S/.50

ciertos-vacios-cecilia-larrabure-12022-mla20053816209_022014-f

a7e544a7e0ca4389b8cde0480c881406

 

20 años del terrible atentado: Tarata

carlos-dominguez2

Todo el edificio ubicado en la cuadra 2 de de la calle Tarata, fue destruído. Foto: Carlos Dominguez

Eran nueve de la noche en Miraflores. Muchos se alistaban para regresar a casa luego de horas de trabajo. Algunos en sus departamentos, cenaban, conversaban, miraban televisión como un día normal. Nadie presagió que justo ese día a esa hora, el distrito de Miraflores viviría uno de los más salvajes atentando terroristas.

Dos coches bomba con mas de 500 kilos de ANFO y dinamita, explotaron cerca de la cuadra 2 de la calle Tarata. Dejando un saldo de: 25 personas muertas y 5 desaparecidos. Los heridos sumaron 155 y no se sabía si las 62 personas con heridas de gravedad engrosarían el número de fallecidos. Fueron 8 personas que perdieron la vista y algunos quedaron mutilados. 7 mujeres embarazadas perdieron a sus bebes. 

Sendero luminoso  había demostrado una vez más el salvajismo con el que actuaba. Lo hizo durante muchos años con los pobladores de la sierra peruana, asesinando a quienes no siguieran sus ordenes. Consideraban que los peruanos debían revelarse contra la clase opresora.

Cuando el terror llegó a la ciudad, los peruanos nos dimos cuenta en carne propia del salvajismo y crueldad de este grupo senderista y pudo colocarse en el lugar de lo cientos de familias de la sierra que al igual que ellos, lo habían perdido todo. Nadie les devolvería a sus familias.

Este es un recuento gráfico de aquel fatídico episodio de nuestra historia. Algunas fotos pueden herir susceptibilidades y son muy hirientes, pero considero, por está vez, necesaria publicarlas, para mostrar una realidad que esperamos nunca más vuelva ha suceder.

fatima-lopez2

Muchas de las víctimas se encontraba regadas en el suelo. Foto: Fátima Lopez

Atentado TarataOPSE_PERU_MIRAFLORES_TERRORISMO_SENDERO LUMINOSO_ATENTADO EN TARATA_COCHE BOMBA_RESCATE DE HERIDOSARCHIVO HISTORICO DE EL COMERCIO2002JUL17_AFD

Transeúntes, vecinos, vendedores… Todos los que se encontraban a 300 metros de la explosión fueron alcanzados por la fuerza expansiva. Foto: Archivo El Comercio 

cvr8final

Las personas fallecidas fueron trasladadas a la morgue, algunos esperaban ser reconocidos por sus familiares en el mismo lugar. Fotos: CVR

fatima-lopez-3

Los que iban a averiguar sobre, familiares, amigos, conocidos lloraban al ver el terribles escenario de dolor y muerte. Fotos: CVR

oscar-medrano3

En muchos casos, fueron los mismo familiares, amigos o transeúntes que ayudaban a rescatar a los heridos. Foto: José Vilca

caretas

Las perdidas materiales se calcularon en 3 millones de dólares. El comercio y el turismo descendió en Miraflores luego de este atentado terrorista. Foto: Caretas

cvr3

Muchas familias perdieron sus casas, aunque el municipio de Miraflores les condonó deudas de arbitrios y tributos, costó mucho recuperarse, no solo en el aspecto económico sino también psicológico. Foto: CVR

carlos-dominguez-final

Algunos dejaron el lugar para olvidar ese terrible momento. Foto: Carlos Dominguez

oscar-medrano2

Otros se quedaron en sus departamentos, esperando volver a comerzar. Foto: Óscar Medrano 

oscar-medrano

Este es el forado que dejó una de las explosiones. Foto: Óscar Medrano

cvr2

Los miraflorinos salieron a la calle en diferentes marchas buscando terminar con la violencia del terrorismo. Foto: CVR