Tagged: humala

Solo él obtuvo la foto de la familia Humala

DSC_0017
Esta es la foto que publicaron al día siguiente en el Diario16  Foto: Carlos Torres

Una de las más importantes fuentes de información que tenemos los fotoperiodistas son los amigos. Muchas veces llaman para avisar del algún accidente, protesta, denuncia o alguna noticia de personajes del ambiente político o artístico.

Eso sucedió el domingo pasado, cuando una llamada alertó de la presencia de Isaac Humala, Elena Tasso, Alexis y Ulises; padres y hermanos del presidente Ollanta Humala, desayunando en la cafetería de una universidad limeña.

Frecuencia Latina, América y Diario16 fueron los únicos privilegiados con ese dato. Siendo solo este último los que fueron al lugar.

Por ser la familia presidencial y estar siempre cuestionados por sus declaraciones, encontrarlos a todos reunidos, genera noticia, la cual aprovecharon muy bien los periodistas de Diario16. Sobre todo ahora que Alexis Humala asistirá este viernes al Congreso de la República para ser interrogado por el caso Krasny . Así como la conocida oposición que tiene la familia a la renovación del contrato a Telefónica y otros temas más.

ISAAC-ALEXIS-Y-ULISES-HUMALA-CTORRES112
Alexis, Isaac y Ulises Humala. Foto: Carlos Torres

La jefa de informaciones Amanda Meza logró conseguir algunas declaraciones y el fotógrafo Carlos Torres obtuvo las fotos que quería.

El fotógrafo nos cuenta como fue ese día de trabajo.

Llegué a la Universidad Agraria de la Molina al promediar el mediodía, luego de recibir la orden, estaba con el equipo guardado para pasar desapercibido. Después comencé a buscar a la familia Humala por el lugar. Al encontrarlos, pasé varias veces frente a ellos para buscar un buen angulo de foto, luego comencé a armar el equipo sin que me vieran.

Empiezo a fotografiarlos de varios ángulos, cuando soy sorprendido por los encargados del establecimiento quienes me piden que deje de hacer fotos porque la familia se sentía incomoda.

DSC_0046
Se puede ver a Elena Tasso, madre del presidente Ollanta Humala, compartiendo con su familia. Foto: Carlos Torres

Seguía fotografiando mientras le preguntaba quién había dado esa indicación.”Toda la familia”, me contestó.  Así que opte por retirarme. Caminando hacia la salida pensé que necesitaba realizar fotos con otro tipo de lente.

Así que me puse a esperar… Luego de casi una hora, el padre se retira en una camioneta, la madre y los dos hijos lo hacen en otra. Es ahí donde aprovecho y me acerco a los dos hermanos del presidente, Alexis y Ulises, y empiezo a fotografiarlos.

ALEXIS-Y-ULISES-HUMALA-CTORRES106
Alexis y Ulises Humala, a la salida de la cafeteria abordaron al fotógrafo con preguntas. Foto: Carlos Torres

Escuché una pregunta de Alexis:

¿De qué medio eres?

- Del Diario16.

¿Por qué estás tomándonos fotos?

-Son para archivo del diario, necesitaba fotos tuyas.

Entonces Ulises muy relajado bromea preguntando

¿Entonces a mi no me vas a sacar fotos?

¿Puedo sacarle fotos a ustedes dos?  

Pregunté…

Ellos posaron para mi cámara y luego me pidieron mi número celular para que les “envié las fotos” claro, imagino que lo que realmente querían era obtener mi número celular.

ALEXIS-Y-ULISES-HUMALA-CTORRES107
Los hermanos Humala, posan para la cámara. Foto: Carlos Torres

Al llegar al diario y descargar mis fotos, recibo la llamada de Alexis Humala, preguntándome  sobre quién había dado la información de su ubicación.

Le respondí, que la información era totalmente confidencial.

Entonces agradeció y colgó.

La nota publicada en el Diario16, aquí.

 

La historia de las fotos de los senderistas, contada por Sebastian Castañeda

Desde hace días, dos fotógrafos de diferentes medios de comunicación, han recibido duras críticas por las fotos realizadas a un grupo de senderistas en la selva del Perú. Muchos han puesto en duda el sorpresivo encuentro que ellos juntos a los redactores tuvieron, argumentando que fue una entrevista planeada y concertada.

Sebastian Castañeda fotógrafo del diario El Comercio nos cuenta su experiencia de ese día con los senderistas y hace una reflexión sobre lo que realmente molesta a los que están criticando su trabajo.

Sebastian Castañeda, fotógrafo del diario El Comercio, en la zona de Alto Lagunas

-  Algunos políticos, periodistas y sus mismos colegas, cuestionan mucho la manera como localizaron a los senderistas. ¿Cómo fue realmente el encuentro con ellos?

Nosotros fuimos a la zona de Inkari a registrar el retorno de los habitantes de la comunidad, quiénes habían huido al monte durante los enfrentamientos. Uno de ellos, el día anterior en el distrito de Kiteni nos comentó (El Comercio) que el helicóptero estaba en su parcela. Entonces fuimos con la idea de adentrarnos  en la selva para encontrar esa aeronave. Hora y media de caminata después, nos cruzamos con un sujeto que tenía un fusil AKM y una radio, nos preguntó quiénes éramos y qué hacíamos ahí, le comentamos que éramos periodistas y buscábamos el helicóptero caído, él se comunicó por radio y aparecieron dos hombres armados, nos invitaron a caminar unos minutos por la zona y aparecieron cuatro hombres más, tres de ellos armados. El que no portaba arma nos repreguntaba quiénes éramos. Hicimos lo usual, identificarnos con las credenciales. No sabíamos quién era, pero era obvio que tenía un rango más que los otros.

-  Se menciona que la Alcaldesa de La Convención, Fedia Castro, les dio facilidades para que se encuentren con los subversivos. ¿Esto es cierto?

Primera vez que escucho esto, ella ni siquiera estaba al tanto de lo que sucedió. La alcaldesa fue a la zona a recibir a los pobladores desplazados y a darles alimentos.

- ¿En el recorrido cómo llegan a encontrarse con los periodistas de Panamericana y La República?

Todos partimos juntos de Kiteni, con la idea de registrar el retorno de los habitantes de la comunidad quienes habían huido al monte durante los enfrentamientos, los demás medios como es obvio también estaban tratando de encontrar información que los conduzca al helicóptero caído.

- ¿Había evidencia de la presencia de policías en todo el recorrido hacía la zona del helicóptero al cual ustedes iban?

No, en el recorrido de Kiteni a Inkari no encontramos ninguna patrulla policial y menos militar. Ni de camino hacia el helicóptero tampoco nos cruzamos con militares o policías.

Portada del día miércoles 18 de abril en el diario El Comercio

- ¿El Ministro de Defensa Alberto Otarola, mencionó que esa zona estaba minada, ustedes escucharon en algún momento que en la zona había presencia de minas?

La certeza de que esta zona estaba o estuvo minada fue cuando llegamos al “sendero de la muerte”, en donde estaban los trofeos de guerra como pantalones, cascos, botas, guantes, partes del helicóptero y además los huecos donde habían estado las minas. Si es que había más, por suerte nos las pisamos.

- ¿El encuentro con los senderistas debió ser atemorizante, pero en qué momento decides empezar a tomar fotos?

Fue sorpresivo, yo tenía una mezcla de sentimientos, que iban desde emoción, temor e incertidumbre, porque no sabíamos si nos matarían, nos secuestrarían o nos dejarían ir. Yo siempre llevo una cámara chica además de la que uso normalmente, al encontrarnos con el primer subversivo, la saco y como esta no hace ruido al obturar, empecé a tomar fotos con la cámara colgada al cuello y apoyada en el pecho, pero sin saber si las fotos salían en foco o no. Cada cierto momento cambiaba de tarjeta para evitar que vieran las fotos que estaba tomando, por si se les ocurría revisarme.

- ¿Percibías alguna reacción violenta de los senderistas, frente a tu cámara?

No, porque creo que no se dieron cuenta que estaba tomando fotos, es mas el reportero de Panamericana le preguntó a la persona que nos hablaba si podía grabarlo y este mencionó que no, ya que no tenía autorización para eso.

- ¿Con el poco tiempo y el temor a ser descubierto, qué imágenes eran las que buscabas, cuál era tu objetivo fotográfico?

Buscaba registrar todo lo posible, a cada uno de ellos y lo pude conseguir. Fue una situación sorpresiva, no planeada y única, no creo que vuelva a pasar. En muchos reportajes o entrevistas con senderistas estás se han pactado previamente y ellos no tienen reparos en ser grabados o fotografiados, en esta ocasión no hubo contacto previo ni nada por el estilo, fue totalmente circunstancial.

Página 2 del día miércoles 18 de abril de El Comercio

-  También ha sido cuestionada la cobertura y la publicación de tus fotos en el diario porque se dice que ha dado publicidad y propaganda a los terroristas y motivando más el dolor en las familias de los policías fallecidos ¿Qué piensas al respecto?

No cuestiono en absoluto lo publicado, no se ha dado propaganda ni publicidad a los terroristas, se ha  publicado tal y como fue el encuentro junto con las declaraciones del senderista Gabriel, que recién supimos quien era cuando mandamos las fotos al diario. Ellos cruzaron información con Dircote para saber su identidad.

Quien realmente está cuestionado es el gobierno, por el mal resultado de su “Operación Libertad”,  No fue una operación impecable como lo dice el medio de comunicación del gobierno, no fue un rescate, fue una liberación y lo afirmo si duda. Porque el equipo de El Comercio, del cual fui parte, nos encontramos con los liberados en Chuankiri, mucho antes que los militares se enteraran de la liberación.

- ¿Participaste en la edición de las fotos?

No,  mandé todo el material integro, no había mucho que editar ya que tampoco pude tomar muchas imágenes.

Página 3 del día miércoles 18 de abril del diario El Comercio

- ¿Mucha gente te felicita por el trabajo realizado en el Cuzco y otros critican. ¿Qué crees que realmente estén felicitando y criticando?

Felicitan el hecho periodístico, el buen material gráfico, lo peligroso que fue, por haber vuelto con vida y  además creo que muchos hubieran querido estar en nuestro lugar, y la critica nace de eso, unos te felicitan y otros critican pero creo que mas por envidia profesional, en todo caso las criticas son a los medios como mencionaste en otra pregunta, no creo que exista algún sustento para criticar lo conseguido. He leído lo que ha escrito un periodista notorio no sólo por su logros profesionales sino por otras cosas que no vale la pena mencionar, no tengo duda que su crítica nace porque su equipo periodístico no consiguió nada para resaltar y lo más gracioso es que se ufanaba que sus enviados especiales fueron los únicos en llegar a la zona de los enfrentamientos, como ves puras mentiras y una evidente envidia y mezquindad sobre los logros ajenos.

- ¿Qué conclusiones puedes sacar después de toda esta experiencia?

Corrimos un riesgo grande, no solo por el encuentro con los terroristas, sino por la posibilidad de encontrarnos con una zona minada, tuvimos mucha suerte de volver con vida, felicito por aquí a mis compañeros de los otros medios por el gran trabajo realizado.

Mañana el testimonio de Luis Enrique Saldaña fotógrafo de La República.

*Entrevista realizada vía internet