La mejor foto de su vida, pero nunca le generó ganancias.

streaker1_0

La foto es del 20 de abril de 1974, en el estadio de Twickenham. El equipo de rugby de Inglaterra jugaba con los visitantes franceses, frente a un estadio de más de 50 mil hinchas. En el medio tiempo aparece un hombre, que al parecer apostó 10 libras si salía desnudo corriendo por el campo de juego. Algo mareado y bebido cumplió su apuesta y arrancó la risa de todos los asistentes.

Fue ahí que el fotógrafo Ian Bradshaw empezó a seguirlo con su cámara, cuenta que  recién en la quinta foto obtiene todos los elementos que buscaba: el gesto del policía, el casco cubriendo las partes íntimas, y un hombre que corría con una gabardina. Esa es la imagen que se hizo famosa.

Esta foto si bien es famosa, su creador nunca ganó un penique por su difusión, los créditos le pertenecían a Sunday Mirror, medio que lo había contratado para cubrir ese partido. Ni siquiera el nombre del fotógrafo es considerado al momento de usar esa imagen, porque simplemente no tiene derechos de autor sobre esa imagen.

La foto ha sido utilizada en la publicidad de Nikon, Canon, Paco Rabanne etc. Incluso hasta la lotería inglesa sacó unas cartillas con esa foto. “Esa foto nunca me generará ganancia alguna” es lo que dice el fotógrafo al recordar esa imagen.

Nos deja de moraleja, que cuando trabajemos o colaboremos para una medio de comunicación veamos bien el contrato que firmamos.

 

La foto famosa de Albert Einstein tiene explicación

Todos recordamos la foto de Albert Einstein sacando la lengua, gesto que fue considerado poco común para los científicos de su época. Donde la ciencia era considerada seria, formal y reservada. El científico era todo, menos eso.

La foto del carismático Einstein se produjo de manera casual y espontánea, producto de un fotógrafo insistente y un científico simpático y ameno.

Einstein se marchaba de un homenaje por sus 72 años y a la salida se encontró con muchos fotógrafos que empezaron a fotografiarlo. Pero él estaba muy cansado para sonreírle a la cámara, y después de insistir que lo dejaran tranquilo, su paciencia se acabó. Les dijo en voz alta: ¡Basta Ya! … Pero los fotógrafos siguieron disparando.

Todos lo acompañaron hasta su auto donde lo esperaba su esposa y su amigo. Los fotógrafos estaban aguardando alguna sonrisa, cuando en un momento inesperado al físico se le ocurre sacar la lengua con el propósito de malograrles la foto. El fotógrafo Arthur Sasse, vio en esa imagen algo diferente y tomó la foto, siendo el único en capturar una de las fotografías más famosas de el físico.

Einstein muy cansado les seguía pidiendo que ya dejaran de fotografiarlo. Foto: Arthur Sasse

Se ve a la esposa de Einstein y a su amigo Aydelotte Frank.Foto: Arthur Sasse

Tiempo después Albert Einstein al ver las imágenes, pidió al fotógrafo que le hiciera nueve copias porque le gustó mucho la foto. Incluso se sabe que a él le gustaba regalar tarjetas de navidad con esa imagen.

La foto llegó a ser tan relevante y popular que cuando la subastaron, en el año 2009, la foto original costó US$74.324, hasta ahora una de las fotografías más caras de Einstein.

El fotógrafo Arthur Sasse , quizás nunca imagino que su insistencia e intuición conseguirían esa imagen, la que ahora vemos constantemente en posters, cuadernos, calcomanías, polos etc.

Esta es la foto original de la “lengua de Einstein” Foto: Arthur Sasse

Por eso si quieres conseguir una buena foto, tienes que seguir al personaje, esperar, observar, de nuevo esperar y quizás con algo de suerte y ocurrencia del retratado, consigas una buena imagen. Tal vez no llegue a ser famosa, pero por lo menos será una foto distinta.

Puedes seguir leyendo sobre otras fotos y sus historias.

Fotografiando al poeta triste

los-heraldos-negros-cesar-vall

¿Quién fotografió al poeta con esa mirada nostálgica y perdida en la nada, apoyando todo su mundo sobre ese puño firme? La pregunta es tan válida, como las decenas de fotos que existen de César Vallejo, siempre pensativo, poético. Sin remedio, un soñador triste. Ya sea la manera de mirar a la cámara, o la percepción que tenían de él los fotógrafos, siempre salía con ese aire  reflexivo y triste.

La foto la realizó su amigo Juan Domingo Córdova en 1929, en el parque de Versalles –Paris (Francia). Lo vio sentado junto a su esposa Georgette Marie Philippart y aprovechó en fotografiarlo. La foto que todos conocemos, ha sido recortada de tal manera que sólo sale Vallejo, y que es finalmente la imagen que todos recordamos. Quizás ese día el poeta estaba aburrido o la compañía de Georgette  no lo animaba mucho, pero Juan aprovechó ese gesto pasivo e hizo de ese instante la eternidad.

cesar-vallejo-georgette

No resto importancia a las otras fotografías, pero es esa imagen se ha convertido con los años en un referente de quién es César Vallejo, como lo son las fotos de Salvador Dalí, Marilyn Monroe, Winston Churchill, Marlon Brando, Jim Morrison, Che Guevara, Albert Einstein etc.

De las demás fotos no tengo autores pero sí una pena de no saber la historia detrás de cada foto.

Cesar-vallejo-niza-1929

César Vallejo en Niza, 1929

cesar-vallejo

No tengo dato de está foto…

cesar_vallejo-en-paris

Su primera estadía en Europa