Tienen más de 12 millones de imágenes y miles de historias

12.JPG

Los diarios y revistas impresos nos han acompañado por más de cien años en el Perú. Actualmente el periodismo digital está cambiando muchos conceptos de ese periodismo tradicional. Sin embargo hay áreas que serán indispensables para el trabajo de un periodista. Estos son los Centros de Documentación o denominados “archivos”

Un lugar donde se alojan miles de recortes de periódicos, negativos fotográficos, placas de fotografía, slides, diarios, revistas etc. Documentos que sirven de consultas para el trabajo de investigación entre otros. Algunos medios, como el diario oficial El Peruano tienen información desde 1826, La República desde 1981 y El Comercio desde 1839.

Hemos conversado con el personal que labora en el archivo de El Comercio, para que nos cuenten un poco de este mundo que quizás muchos no conozcan. ¿Qué información guarda en su interior? ¿Cómo son los cuidados? ¿Por qué es importante?

4.JPG

El archivo de este diario esta dividido en dos grandes áreas. Una de ellas se encuentra en su planta de impresión en Pueblo Libre, donde guardan las fotos y documentos más antiguos. La otra mitad está alojada en una oficina de dos pisos, en la sede central del diario, en el Centro de Lima. En este lugar se realiza todo el trabajo diario. Por lo general, siempre hay turnos de mañana, tarde y noche para atender los pedidos que realizan las diferentes áreas del diario.

Miguel García es el jefe del departamento, mientras Lili Córdova es el brazo derecho de este equipo, que cuenta con la ayuda de Pamela Loli y otros jóvenes entusiastas.

Un día normal de trabajo implica atender pedidos de fotos, búsqueda de recortes de diarios y la tarea de seguir archivando y catalogando fotos que hasta el día de hoy no han podido ser ordenadas por falta de información.

3.JPG

2.JPG

Miguel García, confiesa que al inicio no conocían sobre un sistema idóneo para la conservación de estos materiales. Y todo lo que han podido rescatar y conservar ha sido fruto de perseverancia, paciencia y pasión. “Cuando empezó la era digital, empezamos a sentir que tan valioso era lo físico. Porque la digital la podíamos copiar mil veces y lo impreso no. Parece muy fácil, pero cuando hablamos de números industriales, el trabajo se vuelve inacabable. Hasta ahora hemos archivado y ordenado alrededor de 15 mil sobres de fotos”

En el segundo piso de esta oficina se encuentran varios estantes de metal donde se guardan folders y tomos que contienen los artículos de El Comercio y otros diarios. Estos documentos son frecuentemente consultados cuando algún redactor quiere precisar fechas, lugares o personajes.

1a.JPG

El el nivel inferior, están guardados en cajas etiquetadas por temas, cientos de sobres de negativos de fotos e imágenes impresas. Entonces el encargado tiene que visualizar cada negativo hasta encontrar la foto que ha solicitado el redactor. Es un trabajo manual que implica tener mucha paciencia, concentración y sobre todo memoria, para recordar lo que se encuentra en ese lugar.

Una vez encontrada la imagen, deben escanearla e ingresarla a su sistema digital de visualizado, que en este caso se llama Media Grip el cual es usado en todas las áreas, sobre todo en “edición diaria” que usa las fotos del día para gráficar el diario.

9.JPG

10.JPG

7.JPG

El Centro de Documentación tiene en su archivo fotográfico unos 12 millones de imágenes; entre negativos, placas de color, negativo color, slide, ilustraciones, fotos en blanco y negro, y 1 millón 200 mil en fotos digitales, que día a día crece, por las comisiones fotográficas que se realizan en el diario. Las fotografías de los corresponsales de provincias, también están incluidas en esta lista.

Los cuidados que mantienen para conservar los archivos son básicamente; buena temperatura, luz moderado y una buena manipulación. De esa manera evitan que la humedad y polvo afecte los negativos y recortes.

19.jpg

También cuentan con un equipo de visualización de Microfilm , que son como rollos de película de cine, que contienen miles de imágenes digitales, de ediciones completas de diarios.

11.JPG

18.jpg

15.JPG

Patricia Diaz Murillo, investigadora fotográfica, cuenta que para su trabajo es importante contar con estos espacios. “Porque ahí se pueden encontrar documentos y fotos de primera mano.” Menciona también, que uno de los principales problemas a los que se enfrenta es la poca información que tienen algunas fotos. Tanto Patricia, como los miembros del equipo de trabajo del Centro de Documentación, consideran lo mismo. Pueden tener decenas de fotos de un suceso histórico, pero cuando no cuentan con datos como la fecha, el lugar o  nombres. La información se vuelve vaga y sin fundamento y eso no ayuda mucho a la hora de editar una página de un diario o libro. Y eso es responsabilidad de los fotógrafos.

Parece que antiguamente, y hasta ahora, algunos fotógrafos no le dan la debida importancia en colocar la información exacta a sus comisiones. Eso implica, casi siempre, que sus fotos se pierdan en el limbo.

En su archivo podemos encontrar fotos importantes, como juramentación de presidentes, desastres naturales, visitas de artistas entre otros.

fotosantiguaslibro.jpg

Mientras siguen trabajando en sus labores diarias, también se dan tiempo para postear frecuentemente en su FanPage, Huellas digitales donde suben fotos que por cuestión de espacios no pueden ser usados en el diario.

Quizás a muchos no les llamé la atención trabajar en este lugar, por lo laborioso que implica este tipo de profesión, pero para todos aquellos que les gusta la historia y la fotografía se puede convertir un espacio agradable de conocimientos.

17.jpg

25.jpg

 

 

¿Se debió o no publicar la foto de “Gringasho” en los medios?

CAPTURA DEL SICARIO TRUJILLANO GRINGASHO (APG, INICILES DE NOMBRE), DE 14 AÑOS, EN UN HOSTAL, EN EL DISTRITO DE INDEPENDENCIA.
Foto: Alberto Orbegozo/Peru21

Existe una ley que prohíbe mostrar la identidad o imagen de un menor de edad en los medios de comunicación. Gringasho, todavía para cuestiones prácticas es un menor de edad. Por lo tanto está sujeto a esta ley. No lo defiendo ni acuso. Lo que discuto es la transgresión, justificada o no, de los medios de comunicación sobre está ley.

Pienso que se debió respetar la regla. En cambio vimos mucha incongruencia de los medios, quienes un día cubrían el rostro del menor y al día siguiente ya no. Tantos en sus ediciones impresas y digitales.

¿Los medios cometieron alguna infracción legal al publicar en los diarios o noticieros la imagen de Gringasho? 

Para responder esta pregunta acudí a Roberto Pereira (Abogado de IPYSMariana Bazo (Jefa dfotografía de Reuters) y Juan Alvarez (Editor de La República) para que nos cuenten que piensan sobre este delicado tema. 

diarios
Todos los diarios cubrieron la noticia en portadas, llamadas de portada o especiales.

Roberto Pereira -Abogado de Instituto Prensa y Sociedad, IPYS

En el Perú existe una norma legal expresa que establece una prohibición absoluta de que se publique la identidad e imagen a través de los medios de comunicación, de los niños o adolescentes que se encuentren involucrados como víctimas, autores, partícipes o testigos de una infracción, falta o delito (párrafo final del artículo 6º del Código de los Niños y Adolescentes).

Esta prohibición absoluta se sustenta en la presunción de que la divulgación por los medios de comunicación de la identidad o imagen del niño o adolescente, le será perjudicial o lo pondrá en serio riesgo.

Sin embargo, la pregunta es si resulta justificado aplicar dicha prohibición cuando se presentan situaciones en las que la razón o el fundamento que la sustenta no se verifica en la práctica o dicho fundamento entra en conflicto con valores de mayor peso.

Así, resulta pertinente preguntarse si tiene sentido aplicar la prohibición cuando es evidente que la difusión de la imagen o de la identidad del niño o adolescente, lo va a favorecer porque, por ejemplo, podrá ser identificado por sus padres o familiares. O en situaciones en las que la difusión de la imagen o de la identidad del niño o adolescente, es la única manera de preservar la vida o la integridad de otras personas. Por ejemplo, tratándose de adolescentes de alta peligrosidad como aquellos que pertenecen a células terroristas de aniquilamiento, depredadores sexuales u homicidas seriales.

En mi opinión, en estos casos, la prohibición absoluta cede o es vencida por razones jurídicas de mayor peso. En el primer caso relacionadas con la satisfacción de los propios derechos de los niños y adolescentes, mientras que en el segundo supuesto, con la necesidad de preservar derechos de terceros. Ciertamente el caso del adolescente denominado Gringasho, si es cierta toda la información acerca de su peligrosidad, califica en el segundo de los supuestos y a mi criterio, resultaría justificada la publicación de su imagen e identidad. Lo contrario implicaría otorgarle una protección injustificada y una desprotección también injustificada a los derechos de terceros.

Por lo demás, en el Derecho no es extraño que las reglas que establecen prohibiciones absolutas sean vencidas o sean desplazadas cuando se presentan casos en los que concurren razones de mayor peso jurídico para dejarlas de lado. Ahora bien, esto no exime a que la difusión respete los criterios de proporcionalidad y diligencia debida en la información. Así por ejemplo, no se puede presentar a alguien como culpable de un delito cuando únicamente es acusado de participar en el mismo.

Otro tema directamente vinculado al anterior es a quién le corresponde realizar el análisis sobre si la referida prohibición se justifica o no. En la medida que en el Perú rige la prohibición de censura previa, dicho análisis debe hacerlo, en primer lugar, el propio medio o periodista. Ahora bien, si el medio o el periodista no obran conforme a los criterios señalados y publican la identidad e imagen de un niño o adolescente, sin que existan situaciones que justifiquen dejar de lado la prohibición, pueden incurrir en responsabilidad deontológica, civil o penal, dependiendo del caso.

peru21_0
Peru21, por ejemplo diariamente publicaba nueva información sobre la captura de Gringasho la graficaba con fotos del adolescente a veces con mosaico y otras no.

Mariana Bazo (Jefa de fotografía en Reuters)

Uno debe guiarse de las leyes y si las leyes peruanas dicen que no se puede mostrar la cara de un menor de edad, entonces no se muestra. Creo que los medios, lo han engrandecido y convertido en un personaje novelesco, que sale todos los días en las caratulas de los periódicos y los noticieros.
Con mosaico y sin mosaico, lo que debe hacer un editor gráfico es respetar las reglas. Si publicas una foto de un menor de edad en el Perú, las leyes aquí dicen que tienes que publicarlo con mosaico y así debe ser.

Las leyes no tienen matices, la regla es una sola. Y es igual en la ética periodística, si hay un regla no puede haber excepciones, a menos que haya una excepción a esa ley, pero eso no lo decide un periodista, sino lo decidirá el congreso o los legisladores. Yo creo fielmente que las leyes se tienen que respetar, porque es la manera de convivir de los ciudadanos. El trabajo del periodista es contar la noticia pero también respetar las leyes.

En el caso de Gringasho, lo que nosotros hubiéramos tenido que hacer (como agencia Reuters), es siempre decir el presunto o el sospechoso, mientras no sea juzgado siempre tenemos que decir el supuesto. Aquí no se ha hecho eso. Se ha acusado de frente.

Los medios siempre tienen ganas de hacer novelas, es mejor que hablar de congresistas. En el fondo quizás no es tan grave y la historia de este chico sea parte de una leyenda.

En Estados Unidos, por ejemplo, es muy complejo este tema. Para que aparezca un menor de edad en un diario, se tiene que pedir autorización firmada de los padres y un teléfono de contacto para que el editor del medio confirme y verifique este permiso.

elcomercioweb
Otro ejemplo de indecisión también lo pudimos apreciar en el FanPage del diario El Comercio, donde a veces ocultaban el rostro y otras veces no.

Juan Alvarez (Editor del diario La República)

Debió cubrirse o no el rostro al delincuente ‘Gringasho’ va más allá de la discusión ética o legal entre periodistas, abogados y defensores de los derechos de los menores de edad y de las víctimas de un sicario. En mi opinión responde más a la lógica de la espectacularización de la noticia.

Esa tendencia perniciosa que lleva a productores periodísticos a casi obligar a los reporteros a buscar; personajes y casos que permitan desarrollar una saga contada en primeras planas o titulares de noticieros y a mostrarlos ante la opinión pública con el ángulo más impactante, las imágenes más chocantes, y el lenguaje más directo; pero sobre todo, entregando todo a la simpleza del hecho en sí, y dejando al margen cualquier posibilidad de reflexión básica o mediano análisis al respecto.

Es cierto que aún se indaga si ‘Gringasho’ tiene o no menos de 18 años, pero también lo es que varios medios quitaron el mosaico de su rostro mucho antes de que la verdad haya quedado establecida plenamente. También es cierto que algunos ciudadanos consideran que la sociedad debe protegerse de asesinos menores de edad, y es posible que una manera de hacerlo es mostrando su rostro para reconocerlos y saber qué hacer si se nos cruza en alguna esquina.

 

Miguel Bellido: “Un casco o un chaleco, pueden salvar tu vida”

47194_1595408731418_3495953_n

Llegas al lugar y te encuentras en medio de balas, gases, desorden y gritos. Tu tienes una cámara y quizás, también miedo. ¿Qué debes hacer en esos momentos? ¿Cómo debes protegerte? ¿Qué cosas debes usar? Son muchas la preguntas que nos hacemos…

Como fotoperiodistas nos exponemos a estos riesgos. Conservar la calma y estar bien protegido, son algunos consejos que pueden salvarte de una bala perdida o alguna piedra en la cabeza. Aunque en situaciones muy tensas, nada garantiza salir con vida. Somos los que corremos al lugar, cuando la mayoría trata de salir, es un riesgo inherente a la profesión.

Así nos relata Miguel Bellido, fotógrafo de El Comercio, quizás uno de los más experimentados en prensa, conflictos sociales y desastres naturales. A través de sus anécdotas de más de 15 años de trabajo, nos comenta cómo debemos actuar en esos momentos riesgosos; recuerda los momentos que estuvo cerca de la muerte y hace una reflexión sobre la falta de información que existen en los fotógrafos y medios sobre la seguridad y protección en comisiones riesgosas.

46511_4991887081254_1666605137_n

¿Recuerdas alguna situación de peligro donde te hayas encontrado desprotegido?

Sí, varias veces; me han golpeado, lanzado piedras y secuestrado. Una vez junto a otros fotógrafos, un grupo de doscientas personas empujó la mototaxi en la que viajábamos y nos lanzaron cinco metros hacía abajo. Todo porque eramos periodistas y estábamos informando. Las cámaras terminaron regadas por el suelo, nosotros adoloridos pero con vida.

¿Qué prendas o dispositivos debe usar un fotoperiodista para protegerse de una comisión de riesgo? 

Primero tiene que informarse y para eso tiene que leer todos los diarios, de esa manera conocer mejor el contexto del conflicto. Para cada región debe evaluar lo que debe llevar para su protección y seguridad, por ejemplo en la sierra tienes que estar ligero para correr, en la selva un chaleco antibalas no te va ha proteger de las flechas…

Por lo general unos buenos botines, máscara antigás, chaleco antibalas, casco. Empecé a usar chaleco antibalas cuando vi que a un compañero mio le rozó una bala, la cual mató al policía que estaba a su costado. El chaleco trato de no exponerlo mucho, casi siempre debajo de mi ropa, porque la gente te puede confundir como policía y eso es peligroso.

En La Parada me veían raro, me decían: “oye ha dónde te vas” por lo que tenía puesto, pero en una situación donde no estás preparado, recién ahí te lamentas no haberte puesto lo mismo.

58796_10151089585220780_270258425_n

¿Estos implementos de protección tu lo conseguiste o el diario te lo proporciona?

Al principio yo me ingeniaba para conseguirlos, pero luego conversamos con el diario y poco a poco nos consiguieron esos herramientas de trabajo. Con el uso y tiempo ya se vuelven de uso personal del fotógrafo. Lo que sí trato de conseguir es comida enlatada tipo militar, en mi auto tengo mi bolso de emergencia; con conservas que puede durar dos años, pastillas de cloro, agua, botiquín de primero auxilios, botas para huaycos… Siempre hay que estar preparado.

¿Estos implementos son caros?

Si quieres calidad tienes que invertir, un chaleco te puede costar 100 o 150 dólares, un casco 200 soles y la máscara 100 o 150 soles.

¿Tú crees que los medios tienen consciencia del peligro qué tienen sus fotoperiodistas al cubrir esas situaciones ?

A veces creo que se olvidan, sobre todo por el contenido informativo. Cuando estas en un sitio de alto riesgo, donde no quieren mucho a los periodistas cualquier información que salga será buena excusa para que nos ataquen.  A veces hay que llamar y pedir que tengan cuidado con el contenido informativo que escriben o suben a la web.

¿Existe interés en los medios por implementar con prendas de seguridad y otros equipos de protección una sección de fotografía?

No sé como será la situación en otros medios, aunque a algunos medios solo les importa que tengas la foto y que sea buena, no cómo lo hiciste. En El Comercio hemos negociado por mucho tiempo para conseguir lo necesario para trabajar tranquilos en esos momentos de riesgos. Nos cuidan no solo por el equipo de trabajo que cargamos, sino también tomaron  conciencia de los riesgos que vivimos afuera.

246640_4867364648271_1538849188_n

¿Qué consideras que se debe hacer para que los otros medios tomen conocimiento de la importancia de poseer implementos de seguridad?  

Más comunicación entre sus fotoperiodistas, editor y director. Muchas veces el fotógrafo tiene que ingeniárselas para conseguir un casco o unas botas. Conozco a un compañero que cuando sale de viaje es como si se fuera a un safari, lleva de todo en su mochila; cordeles, mantas para mosquitos y otras cosas, que en un momento han salvado la vida del redactor y la suya. Los diarios no te proporcionan esas cosas, uno mismo tiene que conseguirlas.

Has viajado por varios países cubriendo diferentes situaciones de conflicto ¿Cómo percibes a los fotógrafos extranjeros y su preocupación por su seguridad?

Ellos sí tienen claro el peligro que corren y siempre están protegidos con un chaleco antibalas y casco, son las cosas más básicas que debe usar un fotoperiodista. Un casco o un chaleco, pueden salvar tu vida.

¿Y por qué crees que nosotros no logramos esa misma visión de seguridad? 

Creo que es porque todos trabajamos en la informalidad. Cuando hay alguna comisión riesgosa, mandan al primero que llega. Él que te manda no se pregunta si estas preparado para esas situaciones. Es necesario enviar al fotógrafo mejor preparado que tenga responsabilidad y madurez para saber afrontar peligros. Obviamente los periodistas se contagian de esa informalidad y por miedo al despido o una llamada de atención no se enfrentan a su jefe.  Hay que tener espacios y confianza para conversar con tu editor y director y decir verdaderamente las cosas que nos molestan.

¿Qué cursos debe llevar un fotoperiodista para cubrir conflictos peligrosos?

Yo trato de llevar por lo menos dos cursos por año: primeros auxilios, corresponsalía en zonas de conflictos y guerra. Ahí aprendes a caminar en zonas de peligro, a qué hacer si te secuestran, cómo ubicarte mirando el cielo, cómo curar una herida, cómo realizar un torniquete etc.

Eso sí, uno no es enfermero. Los periodistas que ayudaron al policía en el mercado La Parada, es admirable, me quito el sombrero. Pero esa no es su chamba, siempre me han dicho que somos testigos, que ayudamos con nuestras fotos pero nunca debemos acercarnos porque podríamos complicar la situación. No puedes mover a una persona herida, si no sabes primeros auxilios, podrías perjudicar al herido, dejarlo paralítico.

297670_2537966214766_986813509_n

¿Hay algún un lugar dónde enseñen cómo debe trabajar un fotoperiodista en esas situaciones?

No que yo sepa. Han existido intentos de las fuerzas armadas pero no han funcionado. Los bomberos tienen algunos cursos pero no son suficientes. Yo trato de enseñarlo en mis clases.¿quién debería encargarse de organizar esos cursos? Los periodistas con las fuerzas armadas, los comandos especiales, pero nadie se involucra con el tema. Creo que se debería hacer algo.

¿Alguna vez tuviste que improvisar en tu seguridad?

Es bien complicado improvisar con algo así como tu seguridad, aunque una vez cuando la cosa se puso muy fea en Andahuaylas me puse cartón sobre mi pecho y espalda. Y justo ese día me agarraron a chicotazos, obviamente los brazos me los dejaron marcados, pero me ayudó el cartón.

Y cuando por alguna razón no tengo mascara, observo el viento. Si está para un lado, yo me coloco del otro lado. Lo gracioso es cuando los vientos cambian, tengo que estar moviéndome. – ¿es cierto que fumarse un cigarrillo ayuda con los efectos del gas? No lo sé, yo no fumo, pero lo mejor es un trapo húmedo con vinagre.

560367_404235652953233_256447594_n

¿Ha llegado un momento en que te has dicho, aquí termino muerto? 

Un par de veces; en Bolivia cuando me cayeron perdigones, en Haití cuando hubo mucha tensión con robos y muertos regados por todos lados. Hubo momentos en que sentía que no daba más… Una vez casi me hundo en arenas movedizas, estaba solo así que guarde la calma, pensé frío y logré salvarme.

Muchas veces he tenido que ser paciente y saber negociar, como cuando me retuvieron unos pobladores y me dijeron que de ahí no salía, nuevamente conservé la calma y poco a poco logré ganarme su confianza, hasta que los mandé a comprar cervezas con mi plata, entre botella y botella nos hicimos amigos e incluso me liberaron y me decían: vuelve cuando quieras…Ja,ja,ja.

Antes esas situaciones no podemos ser agresivos o discutir, aunque hay periodistas que creen que tienen el poder de decir y hacer lo que quieran, eso perjudica su trabajo.

¿Ahora eres más prudente con tus acciones, por qué?

Por mi familia y mis hijos… Yo antes era mucho más loco, ahora me mido y pienso cual será la foto, si vale la pena o no arriesgarme. Además siempre van ha ocurrir las mismas cosas. Creo que a estas alturas, con 17 años de trabajo, una foto no me hace más ni menos, no tengo que demostrarle nada a nadie.

*Fotos: De su perfil de Facebook