La mejor foto de su vida, pero nunca le generó ganancias.

streaker1_0

La foto es del 20 de abril de 1974, en el estadio de Twickenham. El equipo de rugby de Inglaterra jugaba con los visitantes franceses, frente a un estadio de más de 50 mil hinchas. En el medio tiempo aparece un hombre, que al parecer apostó 10 libras si salía desnudo corriendo por el campo de juego. Algo mareado y bebido cumplió su apuesta y arrancó la risa de todos los asistentes.

Fue ahí que el fotógrafo Ian Bradshaw empezó a seguirlo con su cámara, cuenta que  recién en la quinta foto obtiene todos los elementos que buscaba: el gesto del policía, el casco cubriendo las partes íntimas, y un hombre que corría con una gabardina. Esa es la imagen que se hizo famosa.

Esta foto si bien es famosa, su creador nunca ganó un penique por su difusión, los créditos le pertenecían a Sunday Mirror, medio que lo había contratado para cubrir ese partido. Ni siquiera el nombre del fotógrafo es considerado al momento de usar esa imagen, porque simplemente no tiene derechos de autor sobre esa imagen.

La foto ha sido utilizada en la publicidad de Nikon, Canon, Paco Rabanne etc. Incluso hasta la lotería inglesa sacó unas cartillas con esa foto. “Esa foto nunca me generará ganancia alguna” es lo que dice el fotógrafo al recordar esa imagen.

Nos deja de moraleja, que cuando trabajemos o colaboremos para una medio de comunicación veamos bien el contrato que firmamos.

 

Published by

@yaniesther

Soy reportera gráfica desde el 2003 cuando ingresé al diario La República, fueron siete años y medio de aprendizaje, realizando tareas de edición y jefatura. En el 2009 me fui a trabajar a la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) como subeditora de PuntoEdu. Paralelamente realizaba trabajos para Oxfam, en sus proyectos por el país. En el 2010 fui contratada como fotógrafa de campaña de Lourdes Flores a la Alcaldía de Lima, y en el 2011 apoyé por un mes a Alejandro Toledo en su campaña a la presidencia de ese año. Finalmente en abril del 2011, volví al diario La República. Para luego de cuatro meses, venir a Argentina, Buenos Aires y empezar todo de nuevo.Lo más importante es nunca dejar de avanzar.