Goran Tomasevic, el fotógrafo que siempre está cerca

34063_540x351

Goran Tomasevic es un fotógrafo de origen serbio, con más de diez años cubriendo conflictos en el Medio Oriente. Su trabajo se ha publicado en diversas revistas y periódicos internacionales, resaltando el alto valor descriptivo y expresivo de sus imágenes.

Tomasevic, es uno de los pocos fotógrafos que se encuentra en Damasco, capital de Siria, cubriendo el conflicto armado. Un lugar a los que pocos han podido acceder.

Es ahí precisamente donde fotografió la muerte de un miliciano por el disparo de un francotirador. Las demás imágenes las puedes encontrar en Reuters, agencia donde actualmente trabaja. También puedes ver la galería fotográfica donde describe cada una de sus imágenes.

“Pasar mucho tiempo con las personas afectadas es la única manera de cubrir una historia como ésta. Tienes que encontrar una manera de no molestar demasiado a la gente” Goran Tomasevic

1
Dos milicianos del Ejército de Liberación de Siria se cuidan de los francotiradores durante el enfrentamiento en la zona de Ain Tarma de Damasco. Reuters / Goran Tomasevic

4
El combatiente de la derecha es alcanzado por las balas, resultando herido.
Reuters / Goran Tomasevic

7
Su compañero lo arrastra intentando protegerlo.
Reuters / Goran Tomasevic

9
Logran llevarlo a una zona segura.
Reuters / Goran Tomasevic

10
No pudieron salvarlo, y murió cuando lo trasladaban a un centro de atención.
Reuters / Goran Tomasevic

Published by

@yaniesther

Soy reportera gráfica desde el 2003 cuando ingresé al diario La República, fueron siete años y medio de aprendizaje, realizando tareas de edición y jefatura. En el 2009 me fui a trabajar a la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) como subeditora de PuntoEdu. Paralelamente realizaba trabajos para Oxfam, en sus proyectos por el país. En el 2010 fui contratada como fotógrafa de campaña de Lourdes Flores a la Alcaldía de Lima, y en el 2011 apoyé por un mes a Alejandro Toledo en su campaña a la presidencia de ese año. Finalmente en abril del 2011, volví al diario La República. Para luego de cuatro meses, venir a Argentina, Buenos Aires y empezar todo de nuevo.Lo más importante es nunca dejar de avanzar.