Humanae: proyecto fotográfico que rompió el paradigma de la discriminación racial

Muchos fotógrafos se sienten comprometidos con diversos temas sociales ya sea por afinidad o experiencias personales. Algunas de estas vivencias son usadas para crear historias que aporten un cambio en la actitud de las personas.

Y si tu proyecto fotográfico tiene un mensaje tan poderoso que incluso puede cambiar al mundo. ¿Cómo te sentirías?

huamnae4.jpgFoto: Bill Wade

Este es el caso del proyecto Humanae, de Angélica Dass fotógrafa brasileña radicada en Madrid. Quien fue discriminada y excluída de diferentes lugares y grupos sociales simplemente por el color de su piel y la forma de su cabello.

Sin embargo esto nunca la amilanó ni la detuvo. Estaba convencida que debía encontrar alguna manera de combatir este tipo de discriminación.

Por eso, como fotógrafa nunca dejó de buscar formas de difundir la igualdad racial. Hacía retratos de amigos y familiares muchos de ellos de origen occidental, europeo y sudamericano. Con el objetivo de mostrar que a pesar de esas diferencias ellos se encontraban unidos. Durante ese proceso incluyó el Pantone, un sistema de clasificación de colores, para ordenar por tonos las fotos que había realizado. De esa manera nació Humanae, cuyo objetivo es registrar todos los colores de piel que existen.  

La técnica que usa Angélica es sencilla, consiste en fotografiar a una persona sobre un fondo blanco con los hombros expuestos. Luego usa una parte del color de la piel de la nariz y con ese tono pinta el fondo blanco del retrato. Consiguiendo un color diferente que puede clasificar sin darle prioridad a ninguna de ellas.

Juan Miguel Ponce.jpg
Foto: Juan Miguel Ponce

Mientras desarrollaba su proyecto, se dio cuenta que el argumento de superioridad racial no debía existir basandose en el color de la piel, pues existen miles de tonos distintos. Entonces era imposible considerar un color de piel superior al otro. Incluso había notado que personas de la misma familia no compartían el mismo color, o de personas que tenían tonos distintos durante las estaciones del año. ¿Entonces de qué color de piel superior estaban hablando?

Ahora podía romper con el paradigma de la diferencia racial. Ese que durante mucho tiempo la discriminó. Descrubrió el método para expresar su visión sobre las razas en el mundo.

El resultado es una serie de fotos de personas con tonos distintos, creados por el mismo color de su piel. Donde ninguno de ellos es mejor que el otro.

huamnae3.jpg

Hasta ahora ha fotografiado al rededor de 3000 personas de diferentes países y ciudades. Para Angélica este trabajo no tienen fin, su objetivo es fotografiar la mayor cantidad de gente que sea posible. Por eso sigue convocando a las personas a través de sus redes sociales.

“Es fundamental que participe gente que crea en el mensaje que quiero transmitir y que me preste su cara para ello”  deia.com

El proyecto de Angélica ha tenido tanta repercusión que ha sido cubierto por diferente medios nacionales e internacionales. Su trabajo es considerado dentro de textos educativos, políticos, económicos para hablar sobre igualdad e identidad. Ha recibido invitaciones de todo el mundo y realizado exposiciones en diversos países. Incluso el Museo Leonardo da Vince en Milán, ha considerado una pieza de su trabajo dentro del departamento de genética.

“Lo que me dijeron los científicos es que los dos estábamos buscando lo mismo. Ellos a través de las investigaciones con el ADN y yo a través de los retratos de Humanae” El Comercio

En esta charla ofrecida para TED la fotógrafa revela su lado más sensible al explicar como surgió su proyecto Humanae. Cuenta detalles del proceso personal que tuvo que vivir primero para encontrar finalmente la respuesta a su búsqueda sobre la igualdad.

Más información de su trabajo en su Web ,TumblrInstagram y Facebook

Bernardo bajo el mar

bernardo.jpg
Foto: Marco Garro

Bernardo Sambra es un fotógrafo peruano que ha logrado mostrar la belleza del mundo submarino con sus impresionantes fotografías. Además su profundo amor por el mar lo ha llevado a crear la fundación, sin fines de lucro, The Living Oceans donde participan fotógrafos de otros países, compartiendo sus fotos con el objetivo de mostrar la inmensa biodiversidad marina.

Conozca más de la historia de este fotógrafo y de su labor, en esta charla que ofrece en TEDxTukuy.  Al final del video, comprendemos porque Bernardo se esfuerza tanto en mostrar el fondo del mar. Está convencido que “solo podemos proteger aquello que conocemos”

Algunas fotos del trabajo que realizan.

Mother and calf sperm whale, Physeter macrocephalus, Vulnerable (IUCN), Dominica, Caribbean Sea, Atlantic Ocean.Photo taken under permit.
Foto: Franco Banfi

bernardo5.jpg
Foto: Bernardo Sambra

Mirko Zanni.jpg
Foto: Mirko Zanni

bernardo4.jpg
Foto: Bernardo Sambra

bernardo1.jpg
Foto: Bernardo Sambra

 

Habla Luis Guillen, el fotógrafo de PPK

e.jpg

Seguramente recuerdas esta foto, es el abrazo entre Pedro Pablo Kuczynski y su esposa Nancy Lange, luego de los resultados de la segunda vuelta electoral, una imagen que ponía punto final a las elecciones. La imagen la tomó Luis Guillén, fotógrafo oficial de Peruanos Por el Kambio, un joven que a sus cortos 24 años ha sabido comprender las exigencias de este tipo de coberturas. Recorriendo todo el Perú en busca de las mejores fotos del candidato presidencial.

¿Acabó la campaña, cómo te sientes?
Feliz de que Pedro Pablo haya ganado. Ahora toca descansar de los viajes y correteos, ya no hay que saltar a un camión, auto o moto. Todo está más tranquilo. Incluso me han dicho que me compre algunos sacos, porque habrá visitas de políticos y autoridades que irán a saludar a PPK a su casa. Por eso me ves con saco y camisa ahora, ja,ja,ja,ja.

a.jpg

¿Ha cambiado tu forma de vida este trabajo?
Mucho, gracias a esta oportunidad he podido recorrer todo el país, conocido a mucha gente y sobre todo he hecho fotografía de prensa. Algo que quería hacer desde hace tiempo. Y pensar que todo se dio de manera inesperada.

¿Eso tiene que ver con tu ingreso a Peruanos Por el Kambio?
Sí, entré a Peruanos por el Kambio por a una convocatoria vía web. Pero luego de unos meses, me dijeron que había sido seleccionado para otro trabajo. Cuando me enteré que era para ser fotógrafo de PPK, me emocioné, porque iba a trabajar con un personaje al que respetaba.

b.jpg

¿Y por qué crees qué te escogieron?
Quizás porque fui el único que se presentó en jean a la convocatoria, jajajaja. Les causé buena impresión, creo.

¿En ese tiempo sabías quién era PPK?
Lo conocía porque lo había visto por televisión en la campaña del 2011. Sabía que era un buen candidato. Tampoco estuve muy ligado a estos temas, en ese momento estaba muy pegado a la fotografía artística, de moda, eventos, entre otras cosas.

¿La admiración inicial hacía PPK se ha mantenido intacta, luego de haberlo acompañado durante toda esta campaña?
Soy periodista y profesional ante todo. Pero no niego que siento mucho respeto por personas como PPK que reflejan experiencia, conocimiento e inteligencia. Además veo que trata a todos con cortesía, no diferencia a nadie.

¿La relación con Pedro Pablo es cercana?
El siempre está abierto a escuchar y eso es genial. Me da la confianza necesaria para realizar mi trabajo. Al igual que con todo el equipo de prensa y de trabajo. Incluso Martín Vizcarra y Mercedes ‘meche’  me han ayudado mucho, cada vez que quería una foto espontánea con el candidato. Pasándole la voz a PPK para que volteara a mi cámara y sonriera.

i.jpg

¿Siempre has tenido una visión positiva de los políticos?
No siempre, porque creo que algunos se sirven de la plata del pueblo, tienen intereses personales cuando llegan al poder. Sin embargo ahora que he estado rodeado de muchos políticos, creo que son personas como nosotros, que tienen buenos momentos y que también la pasan mal.

¿Y cómo es PPK detrás de las cámaras?
Es una persona muy tranquila, nunca lo verás molesto. Parece serio, pero cuando llega su esposa todo cambia, ella siempre le motiva a seguir sonriendo. Durante toda la campaña siempre ha sido así, se muestra tal como es. Aunque admito que PPK es un poco rígido para las fotos; pero aprovechaba los primeros diez minutos con la prensa, porque siempre entraba bromeando o haciendo algún comentario gracioso.

a.jpg

¿Cómo era un día de trabajo con el equipo de prensa de PPK?
Empezábamos temprano en la oficina, había una agenda preparada, pero a medida que avanzaba el día, se iba cambiando. Muchas veces me llamaban cuando me estaba yendo a casa, porque había un evento, viaje o conferencia de último momento. Luego de los recorridos hacía una selección para enviar las fotos a los medios de prensa.

¿Tenías experiencia en este tipo de trabajos?
Antes estuve en el diario deportivo Todo Sport y para trabajar en PPK, he tenido que aprender otras cosas. A veces me pasaba mirando los diarios para saber más menos qué es lo que querían los medios. Veía trabajos de otros fotógrafos, así llegué a conocer el trabajo de Pete Souza, fotógrafo de la Casa Blanca de EEUU.

¿Te pedían fotografías especificas de cómo debía salir PPK?
Nunca, desde el inicio el equipo de prensa me dio libertad para tomar las fotos. De ese trabajo salían las imágenes para los afiches, redes sociales y medios. Todo siempre se dio de manera natural; como esa vez que entrando a un mercado de San Juan de Lurigancho, Pedro Pablo se impresionó por una moto, y olvidó por unos minutos a los periodistas que estaban esperándolo. Fue gracioso, porque después todos corrimos a fotografiar esa escena, donde Martín lo acompañaba.

f.jpg

¿Has tenido privilegios sobre los otros fotógrafos a la hora de la cobertura?
No lo tenía fácil, también he tenido que empujar o corretear para conseguir mis fotos. En algunos eventos sí tenía un espacio reservado, pero la mayoría de las veces he pasado lo mismo que los otros fotógrafos para conseguir mis fotos.

¿Qué sensación percibías en las calles y con los medios de prensa, sobre los candidatos?
No he sentido nunca ningún rechazo de la gente o de los medios por ser fotógrafo de PPK. Tampoco ha existido problema en las calles con los seguidores de Keiko.

¿Has llegado a conocer al fotógrafo de Keiko Fujimori?
No, nunca supe de él, incluso lo busqué en el debate de candidatos y no lo pude contactar.

¿Cómo crees qué es el trabajo en Palacio de Gobierno?
Sé que estás todo el tiempo viajando y ocupado. Creo que hay una gran oportunidad de conocer lugares donde nadie más llegaría, conocer a gente de esos sitios, conversar con ellos.

1.jpg

¿Qué planes tienes ahora?
Siento un gran respaldo de Pedro Pablo, pero no sé cual será mi destino. Estoy pensando capacitarme como fotógrafo y estudiar una maestría en Gestión Pública.

¿Si pudieras elegir entre trabajar en Palacio de Gobierno y una beca para una maestría, cuál escoges?
He pensando en esa pregunta muchas veces. Creo que Palacio de Gobierno, ja,ja,ja,ja. Porque voy a estar en todos esos momentos históricos del país. Me gustaría tener esa experiencia para contarle a mis hijos y nietos.

luisguillen.jpg

 

*Durante la semana, luego de varios intentos, pude contactar al fotógrafo de Keiko Fujimori, quedó en confirmarme qué día podíamos conversar. Espero que sea pronto. Estoy segura que también tiene muchas cosas que contar.

 

Pasado y presente en una sola foto

8.jpg

En Lima existen varias comunidades fotográficas que se encargan de difundir fotos de la ciudad en sus mejores años. Tenemos a Lima Antigua , Fotos antiguas de Lima , Lima la única entre otras. Al ver las imágenes nos proyectamos a la época de plazas, alamedas y casonas. Sorprendiéndonos de aquellos lugares que han resistido al tiempo y sintiendo nostalgia por aquellos que ya no existen. ¿Pero qué más se puede hacer con estas fotos además de transportamos al pasado?

Oscar Farje, fotógrafo del diario El Peruano, ha realizado un proyecto fotográfico pensando justamente en la cantidad de imágenes históricas que existen sobre la ciudad. En esta primera entrega de su proyecto, ha usado el recurso fotográfico de “superponer” imágenes antiguas con paisajes actuales.

Él nos cuenta cómo desarrolló este reportaje gráfico titulado “Arquitectura en dos tiempos”, que al parecer el diario piensa repetir en otras regiones del país.

6.jpg

¿Cuándo surge la idea de este trabajo?
Hace seis meses vi fotos de Halley Docherty, periodista y fotógrafa francesa, ella aprovechó las imágenes de las calles parisinas que hay en Google Street View para “superponerlas” con fotos antiguas de la Segunda Guerra Mundial.  Mi idea parte de ahí.

¿Por qué empezaste con fotos de Lima?
Lo principal de este trabajo es darle dinamismo al archivo fotográfico del diario. Me parece importante, son 190 años de registro gráfico del país. Así que aprovechando el aniversario de Lima,decidimos empezar con este tema. Pero en el archivo hay cientos de fotos que vamos a ir mostrando en este y diferentes proyectos que tienen el diario para publicarlo en sus diferentes especiales gráficos.

2.jpg

¿Cómo fue el proceso fotográfico?
Junto al encargado del archivo fotográfico, Raul Borda, empezamos a buscar fotos de Lima, más o menos en el mes de octubre del año pasado. La búsqueda demoró porque Raúl tiene que atender solicitudes de otras áreas y yo tengo que seguir cubriendo las comisiones del día. Una vez que encontramos las fotos. Empecé el trabajo.

7.jpg

Fueron tres días de caminata, buscando los lugares donde se habían tomado las fotos. Una vez allí, usando el lente angular, trataba de encajar la foto antigua sobre la imagen actual. A veces resultaba difícil encontrar el ángulo correcto y el otro inconveniente era la gente que me miraba como si fuera un loco fotografiando mi mano ja,ja,ja,ja.

¿Cuál es el objetivo de hacer este tipo de proyectos?
Para mi es algo interesante, porque me acerco a la mirada del fotógrafo de la época. Es como si siguiera sus pasos, hasta llegar al lugar donde colocó su cámara y fotografió. Esas fotos tienen una emoción distinta.

3.jpg

¿Qué criterios usaste para la selección de las fotos?
Conservé las fotos que mostraban mejor el antes y después gracias al ángulo de la toma. Solo quedaron siete fotos: Av. Wilson, Cerro San Cristobal, Av.Paseo Colón, Bajada de Armendáriz, Plaza San Martin, Cancillería y Jr. Trujillo con Av. Francisco Pizarro.

 

4.jpg

¿En qué se diferencia tu proyecto con los realizados por Halley Docherty  y Julien Knez?
Halley Docherty utiliza el Google Street View, un software y las fotos digitalizadas. En cambio yo voy al mismo lugar.

En el caso de Julien Knez su tema es más histórico, por la relevancia que tiene la Segunda Guerra Mundial en su país.

Mi trabajo consiste en ver como la arquitectura y población ha cambiado. El proyecto por el momento es de locación. Se puede ir cambiando dependiendo del material del archivo fotográfico con que se trabaje.

¿Tienen pensado ir a otros distritos o provincias?
Claro esa es la idea, hay mucho material gráfico antiguo para mostrar y muchas ciudades que visitar. Lo de Lima, es solo el inició. El diario El Peruano piensa que es importante difundir estas imágenes y estoy totalmente de acuerdo con eso.

5.jpg

 

Su mayor defecto fue su mayor talento. Mike Disfarmer

1A

Mike Disfarmer nació en Heber Springs Arkansas, Estados Unidos, en 1884. No tenía amigos, jamás simpatizó con alguna religión, hablaba poco y renegaba de sus raíces sureñas. Pero increíblemente logró ser uno de los mejores retratistas del siglo XX. ¿Cómo lo hizo?

Fue precisamente su carácter y actitud frente a los retratados lo que permitió que ellos se sintieran libres, tranquilos y sobre todo seguros de posar frente a su cámara. Disfarmer no manipulaba a las personas para lograr un retrato, le bastaba un par de fondos; mesas, sillas y luces para componer su imagen. Mientras esperaba la mirada o sonrisa que lo cautivara.

Al principio los retratos eran solicitados por familias y amigos de soldados que estaban en la guerra. Estas personas enviaban sus fotos a sus seres queridos con la esperanza de animarlos y acompañarlos en las duras jornadas. Este sentimiento motivó a que muchos se olvidarán de la presencia del fotógrafo y miraran a la cámara como si detrás de ella estuviera su hijo, padre o esposo. Además era el único fotógrafo en el pueblo que cobraba menos de un dólar por foto.

3A

4A

La Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial fueron épocas donde la esperanza y la fe se perdían, quizás eso agravó la mirada crítica que tenía Disfarmer sobre la vida. Aún así con el tiempo su reputación creció así como su clientela. Su estudio fotográfico, siempre en Arkansas, era muy conocido. Pero él seguía siendo el mismo. Incluso el día que murió estuvo solo en su casa y fue después de tres días que se dieron cuenta de su ausencia.

Después de su muerte (1959) vendieron su archivo fotográfico a solo cinco dólares. Recién en 1970 Peter Miller, editor de un diario local, compró toda la colección,convencido de la importancia de las fotos no solo por ser registro de un pueblo, sino porque eran verdaderas obras de arte. Fueron más de 12 cajas de negativos que se encargó de limpiar y catalogar y con ayuda de amigos logró exponer el trabajo de Disfarmer y desde entonces empezó a ser reconocido fuera de su comunidad.

2A

5A

Existen libros, documentales, películas y obras de teatro que hablan de este peculiar fotógrafo. Incluso el lugar donde falleció es considerado dentro del Registro Nacional de Lugares Históricos de los Estados Unidos. Ni el mismo Disfarmer en vida, hubiera imaginado tantos reconocimientos.

Aquí les muestro la obra “Disfarmer” dirigido por Dan Hurlin donde se muestra pasajes de la vida de este fotógrafo a través de una marioneta.

El otro lado. Análisis de una foto polémica

Este es el video que muestra el momento en el que un policía, intenta por la fuerza colocar en las manos de un manifestante, un pequeño fierro con púas. Para luego mostrarlo como un campesino violento ante la prensa. También involucran al fotógrafo como partícipe de este acto, porque captó el momento. Horas después, un medio digital publica estas fotos, como registro fidedigno de lo ocurrido.

¿Pero por qué sospechan de él?

Viendo el video y analizando la actitud del fotógrafo durante su cobertura. Podría decir, desde mi experiencia como fotoperiodista, que no hay indicios para afirmar que él haya planificado junto con la policía este engaño.

Algunos se preguntan ¿por qué el fotógrafo camina con la policía, como acompañándolos?
Me parece que los sigue porque intuye que algo más podría pasar. La policía y los manifestantes tienen los ánimos exaltados después de este tipo de detenciones y siempre uno de ellos o los dos reaccionan violentamente. Algunos fotógrafos tenemos ese instinto que nos dice que algo puede ocurrir.

Es esta secuencia fotográfica, vemos diferentes momentos. Lo que me lleva a suponer que no ha ido solo a tomar  “el sembrado” del objeto.

fotos.jpg

Otra pregunta que se hacen es  ¿por qué no vio cuándo el policía coloca el fierro en la mano del detenido?
Me parece que logra ver cuando el policía corre hacía ellos, pero no llega a observar que el policía obliga a agarrar el objeto al campesino. Porque en el video se ve que el policía gira hacía un costado, tapando la visión del fotógrafo en ese instante.

2.jpg

Segundos después el fotógrafo toma esta foto

kHJ2NSi.jpg

 ¿alguien le dijo que lo hiciera?  Creo que reacciona luego de escuchar los gritos del policía. No porque alguien le haya dictado esa orden. Son reflejos de fotógrafo.

Para algunos también es sospechoso que el fotógrafo haya estado solo en ese lugar. Pero en el video, si nos fijamos bien, vemos a otro fotógrafo con mochila en la espalda caminando en sentido contrario.

¿Por qué se tapó la cara? La policía para dispersar a los manifestantes usa las bombas lacrimogenas que al ser inhaladas producen, dificultad para respirar,lagrimeo y picazón en los ojos. Por eso los fotógrafos se protegen con máscaras antigases. El fotógrafo al no tener una, usó su chompa.

Hace unos días el fotógrafo declaró ante un diario limeño su versión de los hechos. Sobre quien difundió las fotos a un diario Arequipeño, no sabemos nada concreto. Esperemos que se esclarezca esta situación.

 

Ruth Enciso: Ser fotógrafa en los tiempos de terrorismo

Hace poco al revisar el libro  La verdad sobre el espanto”, encontré el crédito de la fotógrafa Ruth Enciso, en una foto del atentado que sufrió el Ministerio de Economía y Finanzas el 23 de marzo de 1990. Cuando sendero luminoso, atacaba comisarias, ministerios, residencias, canales de televisión etc. Usando autos llenos de explosivos, conocidos como “los coches bombas”.

Pero a Ruth, siempre la había visto fotografiando eventos sociales importantes. Esperando el momento preciso para hacer su mejor toma. Fotos que luego lleva a la revista Caretas, donde trabaja desde hace más de 20 años. Realizando fotos para la página de sociales de Ellas y Ellos y para la famosa sección de ¿Va o no Va?

Entonces en qué momento Ruth, tuvo ese encuentro con esa atentado y que además fotografió. La imagen es impactante; un hombre sobre el piso y sobre él lo que quedó de un auto destrozado. Ese día murieron dos personas, entre ellos un niño. Además quedaron 39  personas heridas.

¿Cómo obtuvo la foto? Qué hacía por ese lugar? ¿Estaba acostumbrada a ese tipo coberturas gráficas?

Esta es su historia.

caretas1

¿El día del atentando al Ministerio de Economía y Finanzas qué estabas haciendo?
Era un día común, un sábado de coberturas de eventos. Ese día me tocaba cubrir la boda de la hija de un conocido empresario en el Club Huayquique. Así que me traje ropa de casa, para ir apropiadamente vestida.

¿Apropiadamente vestida?
Yo siempre intento mimetizarme con el lugar, algunas prendas oscuras y listo. Por eso me traje desde casa un vestido y unos zapatos de fiesta. Claro que aquí llego en jeen y zapatillas, luego me cambió. Ese día, no sé por qué elegí ponerme un vestido rojo…

Cuando estoy bajando para buscar la movilidad, escucho un fuerte sonido que provenía de la avenida Abancay. Entonces corro hacía allá, la gente venía desesperada, en sentido contrario. Cuando llego al lugar no veía nada, por todo el humo que había. Escucho gritos, y siento un fuerte olor a carne quemada, me sentía en una película de terror.
Pude ver una señora y a su niño totalmente quemados cerca a una carretilla de fruta

¡Fue terrible!

Todo era demasiado horrible. Cuando uno llega a esa escena lo que menos puedes hacer es tomar fotos.

¿Por  qué, si es tú trabajo?
Porque te sale el instinto de proteger, de ayudar. Tenía mucha impotencia de ver a gente de bien como tú o como yo, muriendo de esa manera. Quería ayudar a uno  al otro, había muchos heridos. Era muy fuerte.

¿Qué pasaba contigo en ese momento?
Estaba bloqueada; empecé a gritar, saltar, llorar, me jalaba los pelos. Estaba como una niña asustada. Luego veo a Javier Ocampo, periodista de La República y le digo

– ¡Javier nos estamos matando entre nosotros!  

El me trataba de calmar y me decía que debía tomar fotos. Yo no podía.

Estaba muy nerviosa corriendo de un lado a otro, con un vestido rojo precioso. En eso Javier me detiene de los hombros y me tira dos cachetadas, dolorosas.

Me grita:  -¡Toma fotos! Tú eres la única que está aquí con cámara.

Luego de esas dos cachetadas, empiezo a reaccionar y a tratar de calmarme. Pero a los pocos minutos, empieza una terrible balacera.

¿Por qué empiezan los disparos?
La policía al llegar creía que todos los que se movían eran terroristas. Empiezo a correr para protegerme de las balas y en el camino me encuentro con un carro carbonizado. Me detengo un rato frente a esa escena y empiezo a fotografiar toda esa parte. Disparo varias tomas un poco asustada por los sonidos de las balas. Luego me oculté detrás de un muro de cemento. Hasta que la policía pudo identificarnos. 

¿La foto que tomaste, es la que aparece en la portada del libro?
Sí, esa es la foto que aparece en la caratula del libro La verdad sobre el espanto . Es la de un señor dentro de un auto totalmente quemados. Esa imagen es muy horrible.

img_0230

¿Luego qué haces?
Empecé a caminar con dirección a la revista. Estaba muy triste, pensaba en todas las muertes, lloraba mientras veía a los bomberos y policías pasar. Quería irme a mi casa y dormir.

Pero tenía el evento en el Club Huayquique y si no iba, ¡en Caretas me mataban!  Así que pedí movilidad y me fui al club. Intentaban reponerme de la fuerte impresión de ese momento. Pero justo en la entrada del club me encuentro con una señora muy conocida, me detiene y me dice: ¡Mira mi vestido Valentino, me costó 5 mil dólares! Y empezó a dar vueltas para que la vea. Cuando dijo eso, me dio ganas de llorar, era demasiado contraste.

Hice la cobertura del evento y me fui a mi casa.

¿No mandaste las fotos del atentado a la revista?
No, porque pensé que eran fotos como cualquier atentado más que había en esa época, y no me di cuenta que tenía otro tipo de envergadura. Por eso, mas o menos a las 3 de la mañana llega uno de los chóferes de la revista a mi casa y me dice que Enrique Zileri (director de la revista Caretas, fallecido el año pasado) estaba molesto conmigo, porque me había traído las fotos, sin decir nada a nadie ¡Qué mierda estaba pensando! decía Zileri.

¿Qué hicieron con las fotos?
Usaron las fotos para la edición de la revista de esa semana, luego después de varios años, hicieron un recuento con las fotos que recordaban episodios del terrorismo en el Perú, y usaron esa foto para la portada de ese libro. Yo no recordaba esas fotos.

¿Después de esa fecha qué cambió para ti?
Me dejé de subestimar, ahora sabía que no solo podía hacer fotos de la gente linda de lima, sino también enfrentarme a ese tipo de situaciones. Pero seguí haciendo fotos de eventos sociales, me quedé en ese mundo. Aunque si mañana me dicen te vas a una federación de fútbol, voy feliz. Porque para mi todo es enriquecedor, siempre veo el lado periodístico en todo, tengo una sed de saber.

caretas2

¿Viviste otros momentos parecidos ?
En esa época se vivían muchos atentados, directa o indirectamente. Yo empecé haciendo fotos de policiales, siempre he sido avezada, para mi no había imposibles. Yo traía la foto. Ahora me dedico a otro tipo de fotografía, pero me sigo sintiendo una reportera innata.

¿Qué es la fotografía para ti?
Una herramientas  que me ha ayudado a abrir todo tipo de puertas. Y que te da un gran poder que hay que saber usar. Yo creo que un periodista debe tener criterio, pero también instinto. Seguro yo sin cámara no soy nadie.

ruthRuth comenzó a trabajar como periodista con tan solo 16 años; sin que su padre se enterara. Ella empezó en la Prefectura de Lima, buscando información para conseguir historias sobre detenciones, balaceras etc. Luego se pasó a La Morgue Central de Lima, buscando casos de asesinato, suicidios, etc. Después de un tiempo llegó a la revista SHOCK ( crónica roja) y finalmente a la revista Caretas, donde es muy conocida por su trabajo en Ellos y Ellas. 

 

 

Reglas para usar fotos que no son nuestras

aaaaaaaa

Se a vuelto tan común buscar fotos en Internet y usarlas como si fueran propias. Incluso algunos las usan para fines comerciales. Lo que es más grave aún.

El uso de fotos que no son tuyas, debería ser considerado una falta contra los derechos de autor y tener una sanción. Lamentablemente esto no es posible.

El mundo de las imágenes crece de manera desbordante y sería imposible fiscalizar a cada usuario. Además no hay una ley que defienda este derecho.

Como bien sabemos los fotógrafos tenemos medidas para proteger nuestras imágenes en la web. La forma más conocida es la de otorgar licencias tipo Creative Commons, de la cual hemos hablado en un post anterior.

Digamos que por nuestro lado, la tarea está resuelta, así que solo nos queda apelar al buen criterio y ética profesional del usuario que quiere usar algún trabajo nuestro.

Mientras tanto, podemos crear simples reglas de uso de fotos y de esta manera nos ordenamos un poco en este proceso.
Estos son los ocho puntos, basadas en mi experiencia laboral, que considero básicas. Si tienes otras reglas que quieras aportar, son bienvenidas.

Regla 1 : Si conocemos al fotógrafo, debemos llamarlo y pedirle permiso para usar sus fotos.

Regla 2 : Si no conoces al fotógrafo, entonces intenta contactarlo por Facebook, Twitter, Linkedin etc.

Regla 3: Si por alguna razón es imposible ubicar al fotógrafo, debemos revisar si la imagen tiene Creative Commons, que en pocas palabras son los permisos que te da el fotógrafo para el uso de sus fotos. Algunos por ejemplo te permiten usarlas con tal de que coloques su crédito.

Regla 4: Si el fotógrafo es inubicable o ha fallecido, debemos  contactar a algún familiar o conocido del fotógrafo y hacerle la consulta.

Regla 5: Una vez que nos cedan una foto, no debemos manipular la imagen, si por alguna razón deseamos modificar algo, debemos pedir nuevamente permiso al fotógrafo.

Regla 6: Cuando solicitemos unas fotos, debemos indicar al fotógrafo dónde, para qué,  y por cuánto tiempo será usada la imagen.

Regla 7: Si vamos a compartir alguna fotografía interesante en Facebook, también debemos colocar el nombre del fotógrafo.

Regla 8: Después de la muerte del fotógrafo, deben pasar mínimo 50 años para que esas imágenes sean de uso publico y siempre debemos considerar el crédito correspondiente.

Espero que en poco tiempo empecemos a reconocer y respetar el trabajo del fotógrafo.

 

Foto: Yanina Patricio

El día que fotografiaron a “El Chapo” Guzmán

La noticia de la captura de Joaquín Guzmán Lorea conocido como “El Chapo” líder del cártel de Sinaloa, movilizó a todos los fotógrafos de los diferentes medios locales e internacionales de México. Los medios oficiales brindaban poca información mientras la prensa buscaba la imagen de uno de los narcotraficantes más buscados de la historia.

En medio de ese contexto estaba Miguel Pantaleon, fotógrafo dominicano, radicado en ese país desde hace cinco meses. Quien al enterarse de la captura, utilizó todos sus recursos como freelance para asistir, quizás, a la comisión más importante de su vida.

Captura de El Chapo Guzmán.
Foto: Miguel Pantaleón

¿Cómo llegas a cubrir la captura de El Chapo?
Me enteré faltando una hora para la presentación,  así que ubiqué los lugares por Internet. Fui hasta la Secretaría de Gobernación, donde iba a ser presentado. Allí me enteré que por seguridad había sido trasladado al hangar de la Marina en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Un taxi fue mi guía.

¿La expectativa de la prensa fue notoria, cómo percibiste a los fotógrafos en el momento de la presentación?
No pensé llegar a tiempo por la distancia y la hora… Cuando llegué vi una fila de una cuadra de distancia. Entre los presentes había más dudas que respuestas, pues no estaban muy convencidos de la captura. Muchos contactaban a sus agencias para confirmar si estaban en el lugar correcto. La mayoría fumaba en exceso, quizá por motivos de ansiedad y los militares nos resguardaban celosamente, con armas y vehículos de alto poder.

Las medidas de seguridad fueron extremas dentro del recinto, ¿también para los fotógrafos?
La seguridad se podía apreciar desde la Secretaría de Gobernación hacía el aeropuerto y en muchos lugares de la ciudad. En el hangar se había dispuesto a efectivos con armas. Los militares nos revisaban con mucha cautela. Minutos antes de la presentación un militar de alto rango nos agilizó el ingreso con la salvedad de que lo hiciéramos en orden.

prensachapo
Fotos: Miguel Pantaleón

¿Cuál fue tu principal objetivo, qué querías fotografiar de El Chapo?
Tan pronto lo vi, me impresionó la manera cómo lo trasladaban al helicóptero. Dos militares con rostros cubiertos lo llevaban esposado, mientras uno de ellos lo sujetaba por el cuello, para evitar que volteara hacia la prensa. Ese trato fue lo que quise mostrar, el hombre más buscado y más poderoso bajo arresto.

¿Te sentías en desventaja técnica por tener un equipo “limitado”?
Desde luego. Estar entre fotógrafos con lentes rápidos y enormes, escaleras gigantes e Internet satelital, me afectó. Eran suizos,chinos, americanos y de las más grandes agencias internacionales y medios locales. El equipo influye pero no completamente, la cámara no hace al fotógrafo, sino la técnica y el oficio que uno practica con el equipo que tenga y con la pasión que le ponga. Al principio me sentí más intimidado por las bazucas de los colegas, que por el operativo de seguridad, pero me dejé llevar…

¿Luego de la cobertura, cómo logras difundir tus fotos?
Al salir del evento todo fue un alboroto, me encontré con el editor gráfico de la agencia Xinhua y les ayudé a cargar algunos equipos mientras los militares nos conducían a la salida, de inmediato empezaron a subir fotos del editor y de los otros dos fotógrafos de la agencia. De mis fotos solo escogieron cinco, no más.  El resto de las imágenes, incluyendo la seleccionada por Time, en las fotos de la semana, las envié por la noche a la agencia ViewPress, con la que colaboro desde el 2010.

¿Has cobrado por esas fotos?
Como colaborador de Viewpress el acuerdo con ellos es que me pagan según ventas. Estoy a la espera. Con los de Xingua, todavía no  sé si me paguen. En realidad por el momento eso no es tan importante.

seguridadchapo
Fotos: Miguel Pantaleón

¿Consideras qué hay cierto celo profesional? Quizás tus fotos fueron relegadas a segundo plano, por considerar las de otros.
Sí, creo que en un principio estuve un poco relegado, pero cuando eso ocurre uno debe seguir adelante, finalmente me publicaron y eso se lo reconozco a las dos agencias. En el mundo fotográfico hay jerarquías, fotógrafos “staff” o renombrados que son prioridad para sus agencias o medios. Se publica primero al que está en la nómina y en la punta de la pirámide, así pasa prácticamente en cualquier organización o institución.

¿Has seguido con la cobertura de El Chapo?
Desde luego que sí, pero aún es muy corto el tiempo y nadie sabe qué puede ocurrir, hace días hubo una marcha a favor de su libertad.

¿Tu foto a sido considerada como las mejores de la semana por Time, por qué lo crees?
No me lo esperaba, fueron muchas las fotos que circularon. Desde luego cada editor tiene su gusto, probablemente en otros lugares no la hubiesen seleccionado. Las fotos que están en Time son de situaciones coyunturales a nivel mundial, no podía faltar una de “El Chapo”, y nos sorprendió tanto a mi como a los editores de la agencia ViewPress que seleccionaran la nuestra, fue una noticia muy grata.

reproducciontime
Aqui todas las otras fotos de la semana, escogidas por Time

¿Nos cuentas un poco sobre la composición de la foto de El chapo, que aparece en Time?
La imagen muestra a una persona conducida a la fuerza por militares con capucha, uno de ellos lo están fotografiando, evidenciando que es una figura importante. Muchos fotógrafos, han mostrado el rostro de “El Chapo” con primeros planos; sin embargo me parece necesario mostrar el contexto, así tenemos más información de lo que está sucediendo y de la importancia del asunto, sin tener elementos de sobra.

Quiero agradecer a mi compañera Nikteha, que desde un principio me apoyó aunque un poco angustiada, también a Eduardo Muñoz y Kena Betancur de  Viewpress que recibió y publicó mis imágenes en su página, también a la Agencia Xinhua por publicar cinco de mis fotos las cuales se publicaron en los mejores medios de México. Abrazos a Perú y a mis amigos que allí coseché durante mi visita.

biopanta

Pueden ver su trabajo en Flickr

 

¿Está bien manipular una foto?

Ayer el diario Perú21, publicó una foto de portada donde aparece Allan Wagner y Ollanta Humala, en un evento protocolar. La imagen no tiene nada de raro, hasta que se compara con otra.

1620888_624694204252474_889025796_n

En la portada de La República (izquierda) vemos a César Villanueva, Presidente del Consejo de Ministros, en medio de los dos personajes, pero en la foto de Peru21 vemos que ya no está.

La foto original ha sido descargada de la cuenta Flickr de Palacio de Gobierno. Es decir es la misma foto.

12199022175_dce2d23e65_c
Foto: SEPRES

¿Realmente es malo manipular una foto?

Depende muchas veces de lo que quieres hacer. No está mal retocar contraste, saturación etc. Incluso los diarios permiten estas practicas para mejorar las imágenes. Pero nunca se debe cambiar el sentido de la foto. Justamente ese es el problema de Peru21. Borró completamente a una persona.

Parece que se quiso obtener una imagen más limpia y sin ningún elemento que estorbe el acto central de la imagen “la entrega del documento” . Tal vez hubiera sido mejor usar otro recurso como difuminado o desenfoque antes que borrar a una persona.

¿Por qué afecta este tipo de manipulación a los lectores?

Creo que es porque sienten que los están engañando y empiezan a perder confianza en su medio.

No podemos afirmar que exista una mala intención, o que sea una práctica recurrente de Peru21, lo que sí es seguro es que no se midió las consecuencias de ese acto. Siempre habrá un lector entusiasmado en hacernos ver nuestro error. Logrando generar distintos comentarios, como los encontrados en Facebook.

face

Esto nos enseña a tener mucho cuidado a la hora de trabajar en un medio, no podemos alterar una imagen a nuestro antojo. Nos queda de experiencia…

ACTUALIZACIÓN: Acabo de ser informada por fuentes confiables que el área de fotografía no ha participado en la manipulación de la foto y nunca lo ha hecho. Este post no es para encontrar culpables ni desacreditar el trabajo de los fotógrafos de ese medio, muchos de ellos amigos míos, sino para mostrar que usar deliberadamente una herramienta de edición puede traer consecuencias.