Habla Luis Guillen, el fotógrafo de PPK

e.jpg

Seguramente recuerdas esta foto, es el abrazo entre Pedro Pablo Kuczynski y su esposa Nancy Lange, luego de los resultados de la segunda vuelta electoral, una imagen que ponía punto final a las elecciones. La imagen la tomó Luis Guillén, fotógrafo oficial de Peruanos Por el Kambio, un joven que a sus cortos 24 años ha sabido comprender las exigencias de este tipo de coberturas. Recorriendo todo el Perú en busca de las mejores fotos del candidato presidencial.

¿Acabó la campaña, cómo te sientes?
Feliz de que Pedro Pablo haya ganado. Ahora toca descansar de los viajes y correteos, ya no hay que saltar a un camión, auto o moto. Todo está más tranquilo. Incluso me han dicho que me compre algunos sacos, porque habrá visitas de políticos y autoridades que irán a saludar a PPK a su casa. Por eso me ves con saco y camisa ahora, ja,ja,ja,ja.

a.jpg

¿Ha cambiado tu forma de vida este trabajo?
Mucho, gracias a esta oportunidad he podido recorrer todo el país, conocido a mucha gente y sobre todo he hecho fotografía de prensa. Algo que quería hacer desde hace tiempo. Y pensar que todo se dio de manera inesperada.

¿Eso tiene que ver con tu ingreso a Peruanos Por el Kambio?
Sí, entré a Peruanos por el Kambio por a una convocatoria vía web. Pero luego de unos meses, me dijeron que había sido seleccionado para otro trabajo. Cuando me enteré que era para ser fotógrafo de PPK, me emocioné, porque iba a trabajar con un personaje al que respetaba.

b.jpg

¿Y por qué crees qué te escogieron?
Quizás porque fui el único que se presentó en jean a la convocatoria, jajajaja. Les causé buena impresión, creo.

¿En ese tiempo sabías quién era PPK?
Lo conocía porque lo había visto por televisión en la campaña del 2011. Sabía que era un buen candidato. Tampoco estuve muy ligado a estos temas, en ese momento estaba muy pegado a la fotografía artística, de moda, eventos, entre otras cosas.

¿La admiración inicial hacía PPK se ha mantenido intacta, luego de haberlo acompañado durante toda esta campaña?
Soy periodista y profesional ante todo. Pero no niego que siento mucho respeto por personas como PPK que reflejan experiencia, conocimiento e inteligencia. Además veo que trata a todos con cortesía, no diferencia a nadie.

¿La relación con Pedro Pablo es cercana?
El siempre está abierto a escuchar y eso es genial. Me da la confianza necesaria para realizar mi trabajo. Al igual que con todo el equipo de prensa y de trabajo. Incluso Martín Vizcarra y Mercedes ‘meche’  me han ayudado mucho, cada vez que quería una foto espontánea con el candidato. Pasándole la voz a PPK para que volteara a mi cámara y sonriera.

i.jpg

¿Siempre has tenido una visión positiva de los políticos?
No siempre, porque creo que algunos se sirven de la plata del pueblo, tienen intereses personales cuando llegan al poder. Sin embargo ahora que he estado rodeado de muchos políticos, creo que son personas como nosotros, que tienen buenos momentos y que también la pasan mal.

¿Y cómo es PPK detrás de las cámaras?
Es una persona muy tranquila, nunca lo verás molesto. Parece serio, pero cuando llega su esposa todo cambia, ella siempre le motiva a seguir sonriendo. Durante toda la campaña siempre ha sido así, se muestra tal como es. Aunque admito que PPK es un poco rígido para las fotos; pero aprovechaba los primeros diez minutos con la prensa, porque siempre entraba bromeando o haciendo algún comentario gracioso.

a.jpg

¿Cómo era un día de trabajo con el equipo de prensa de PPK?
Empezábamos temprano en la oficina, había una agenda preparada, pero a medida que avanzaba el día, se iba cambiando. Muchas veces me llamaban cuando me estaba yendo a casa, porque había un evento, viaje o conferencia de último momento. Luego de los recorridos hacía una selección para enviar las fotos a los medios de prensa.

¿Tenías experiencia en este tipo de trabajos?
Antes estuve en el diario deportivo Todo Sport y para trabajar en PPK, he tenido que aprender otras cosas. A veces me pasaba mirando los diarios para saber más menos qué es lo que querían los medios. Veía trabajos de otros fotógrafos, así llegué a conocer el trabajo de Pete Souza, fotógrafo de la Casa Blanca de EEUU.

¿Te pedían fotografías especificas de cómo debía salir PPK?
Nunca, desde el inicio el equipo de prensa me dio libertad para tomar las fotos. De ese trabajo salían las imágenes para los afiches, redes sociales y medios. Todo siempre se dio de manera natural; como esa vez que entrando a un mercado de San Juan de Lurigancho, Pedro Pablo se impresionó por una moto, y olvidó por unos minutos a los periodistas que estaban esperándolo. Fue gracioso, porque después todos corrimos a fotografiar esa escena, donde Martín lo acompañaba.

f.jpg

¿Has tenido privilegios sobre los otros fotógrafos a la hora de la cobertura?
No lo tenía fácil, también he tenido que empujar o corretear para conseguir mis fotos. En algunos eventos sí tenía un espacio reservado, pero la mayoría de las veces he pasado lo mismo que los otros fotógrafos para conseguir mis fotos.

¿Qué sensación percibías en las calles y con los medios de prensa, sobre los candidatos?
No he sentido nunca ningún rechazo de la gente o de los medios por ser fotógrafo de PPK. Tampoco ha existido problema en las calles con los seguidores de Keiko.

¿Has llegado a conocer al fotógrafo de Keiko Fujimori?
No, nunca supe de él, incluso lo busqué en el debate de candidatos y no lo pude contactar.

¿Cómo crees qué es el trabajo en Palacio de Gobierno?
Sé que estás todo el tiempo viajando y ocupado. Creo que hay una gran oportunidad de conocer lugares donde nadie más llegaría, conocer a gente de esos sitios, conversar con ellos.

1.jpg

¿Qué planes tienes ahora?
Siento un gran respaldo de Pedro Pablo, pero no sé cual será mi destino. Estoy pensando capacitarme como fotógrafo y estudiar una maestría en Gestión Pública.

¿Si pudieras elegir entre trabajar en Palacio de Gobierno y una beca para una maestría, cuál escoges?
He pensando en esa pregunta muchas veces. Creo que Palacio de Gobierno, ja,ja,ja,ja. Porque voy a estar en todos esos momentos históricos del país. Me gustaría tener esa experiencia para contarle a mis hijos y nietos.

luisguillen.jpg

 

*Durante la semana, luego de varios intentos, pude contactar al fotógrafo de Keiko Fujimori, quedó en confirmarme qué día podíamos conversar. Espero que sea pronto. Estoy segura que también tiene muchas cosas que contar.

 

Cuando los fotógrafos se divierten: Rechongueros Gráficos

2
Texto de Ricardo: Todo estaba tranquilo en el estadio hasta que por los parlantes se escuchó: “Señores rechongueros pasen a la sala de prensa a servirse unos bocaditos”.

Tiene ascendencia china, pero es más peruano que la papa a la huancaína, parece un hombre serio, pero cuando ríe sus ojos rasgados desaparecen. Dejó hace cinco años la fotografía de prensa para dedicarse a la enseñanza y a su familia. Todo le parece bonito y cuando todo es bonito sonríe, aunque ha tenido momentos tristes, nunca ha perdido el espíritu juguetón y divertido. Para él lo más importante es reír.

Así es Ricardo Choy-Kifox, un fotógrafo chino de risa. Un buen día se animó a crear un blog de fotografía, donde por primera vez se veía a todos los fotógrafos del país en las más hilarantes y divertidas situaciones dentro de una comisión de trabajo. A esa página le llamó Rechongueros Gráficos algunos han querido copiarlo, pero no han podido igualarlo. Está es la historia…

r
Foto: Andre Capdevilla

En Perú asociamos ‘chongo’ con diversión. ¿Crees qué los fotógrafos somos chongueros? 

Definitivamente sí, y te explico por qué. Vivir en un país como el nuestro es complicado. Ni ganas de llorar tienes, entonces todo te da risa. Lo mismo pasa con los fotógrafos, cuando estamos juntos nos olvidamos de los problemas. Conversamos, reímos y cuando toca trabajar lo hacemos, pero luego nos volvemos a juntar y reímos de lo que hicimos en comisión. Por eso asocio fotógrafos con chongo y ¡bam! Rechongeros Gráficos.

ya2
Texto de Ricardo: Aquí los seleccionados para la nueva temporada de American Idol…como pueden ver hay de todo….

¿Pero no todo es risa, también debes haber pasado momentos tristes?  

Como todos, pero siempre tengo presente un proverbio chino -¿ Cuál es es ese proverbio?  Algo así como “El hombre sabio espera en la puerta de su casa, ver pasar el cadáver de su enemigo” Recordar eso me ha dado paciencia y tolerancia, sobre todo con gente fastidiosa que encuentro en el camino.

¿Y cómo empezó Rechogueros Gráficos?

En el año 2006 cuando apareció el boom de Internet. Todos tenían una página y cuando averigué, me di con la sorpresa que necesitaba de un webmaster y plata. Luego descubrí el blog ¡es más fácil! pensé. Era un sitio donde podía escribir cualquier cosa y lo mejor, era gratis.

Tenía mi blog, pero no sabía de qué escribir. Y como para practicar subí una imagen donde estábamos todos los reporteros junto al presidente Alejandro Toledo, no era nada periodístico pero me gustó la foto. Luego avisé a todos los demás y se empezaron a compartir el enlace. Después de unos días me enviaron fotos de ese tipo, que me parecieron graciosas, les puse leyenda y las subí a la página. Así nació todo.

7Texto de Ricardo: Joven rechonguero chisiricosoro robando cámara en lugar de tomar fotos…¡saooooo!

¿Por qué crees que los fotógrafos se animaron a colaborar con tu página mandándote fotos?

Porque son unos chongueros. Yo pude haber creado la página, pero el mérito es de todos los fotógrafos que me mandaron sus fotos, incluso había fotógrafos que iban a las comisiones a hacer especialmente fotos para rechongueros. Yo les llamaba mis colaboradores o mis chacales. Esa retroalimentación me parecía genial.

¿A qué le atribuyes el éxito de tu blog?

Creo que era porque a todos les gustaba verse o ver a sus compañeros. También creo que era por las leyendas o esa pequeña historia que me inventaba para describir las fotos, eran muy graciosas. Es que antes se me ocurrían cosas muy originales, ahora no sé.

todos

Collage de fotografías donde se ve a diversos fotoperiodistas en ocurrentes situaciones.

¿Por qué te detuviste? 

Creo que se me acabó lo chistoso. Aunque tengo otra teoría, cuando salí del diario El Peruano, me despegué de la gente y ya no participaba de los chistes, entonces no compartía lo mismo que ellos. Cuando me sentaba frente a la computadora, no se me ocurría nada de nada y así han pasado casi tres años.

tongofinal
Juan Carlos Ávila, más conocido como‘Tongo’ por su parecido con el cantante peruano de cumbia andina.

¿Qué fotógrafos salían constantemente en el blog? 

Nuestro querido Juan Carlos Avila, Tongo’, él  se convirtió en un personaje. Así como el inolvidable ‘Curly’, él siempre ha sido un héroe urbano, porque andaba de tragedia en tragedia y salía victorioso. Otros como: Pavel, Cornejo, Percy eran caseritos. ¡Ipa! parecía  su blog, aparecía en todas las imágenes. Lo más gracioso es que a veces él me mandada sus fotos.

curlyfinal
Roberto Cáceres, a él le dicen ‘Curly’ por su parecido con uno de los personaje de los Tres Chiflados.

¿Algunos fotógrafos te reclamaron por subir fotos de ellos sin su permiso?

En algunos casos, el más escandaloso fue con un fotógrafo que se sintió aludido por algunos comentarios, al punto que me pidió que lo sacará de todas las fotos donde aparecía.  Fue un feo roche, dejó de hablarme. Después de un tiempo lo encontré y pudimos arreglar el problema.

Un segundo caso fue cuando una revista de espectáculo usó sin mí permiso fotos de la página donde aparecía un fotógrafo. Evidentemente el fotógrafo me reclamó y yo no sabía nada. Escribí un post sobre el tema y pedí a la seguidores del blog que opinen. Todos dijeron que no tenía la culpa, me sentí apoyado por la gente.

ya5
Texto de Ricardo: Descubrimos a los rechongueros que trabajan como dobles del Zorro para las escenas más riesgosas que el chico Meier no quiere grabar.

¿Crees que existe algo de burla en las fotos que subes

Nunca ha tenido interés en burlarme de alguien, siempre me pongo en el lugar de todos. Por ejemplo si ponía fotos de gente durmiendo, también ponía la mía. Luego me di cuenta que ponía mucha gente durmiendo, pensé que los podían ver sus jefes, así que deje de subir ese tipo de fotos. A menos que sea muy muy gracioso ja,ja,ja,ja. Además siempre resalto de si alguien se siente ofendido, me lo diga y retiro la foto. Salvo esos dos casos anteriores, nunca he tenido problemas.

ya4
Texto de Ricardo: ¿Miami Vice? ¿Los viejitos de los Muppets? ¿Las Limeñitas de Ascoy? ¿Servando y Florentino? ¡Más respeto señores! En esta foto hay más de 100 años de historia fotográfica, dicen que cuando llegó Pizarro estos señores ya grababan imágenes en piedra…

¿Cuándo vuelves a escribir y publicar fotos en rechongueros?

Pronto, es cuestión de sentarme frente a la pantalla. La gente sigue enviando fotos, pero hay tantos a los que no conozco, espero se me ocurra algo gracioso sobre ellos. Una vez me escribieron de España,  México, Brasil donde me contaban que estaban haciendo lo mismo, esas cosas animan, solo queda exigirme…

¿Has pensado en rentabilizar el blog?

Sí, he querido eso toda mi vida, ¡pero no sé cómo!

*Estas y otras fotos divertidas, de los reporteros gráficos peruanos, las encontrarás en Rechongueros Gráficos

 

Cómo ganar la mejor foto del Dakar y no morir en el intento.

MOTORSPORT - DAKAR PERU CHILE ARGENTINA  2013 - STAGE 5 / ETAPE 5 - AREQUIPA (PER) TO ARICA (CHI) - 09/01/2013 - PHOTO : FREDERIC LE FLOCÔH / DPPI -
Premio Emilie Poucan 2013, Frederic Le Floc’h, fotógrafo de la agencia DPPI

El Dakar es una de las competencias más duras del mundo. Incluso algunos participantes llegan a perder la vida en su recorrido hacía la meta. Los fotógrafos no son ajenos a esta travesía y cada año, alistan mochilas para partir como un competidor más.

El Premio Emilie Poucan, es un galardón que se otorga a la mejor fotografía tomada durante los días que dura el Dakar. El nombre del premio es en honor a la corresponsal de prensa fallecida en un accidente aéreo del 2010.

Este año ganó el francés Frederic Le Floc’h, fotógrafo de la agencia DPPI, con una foto donde se ve a un piloto atravesando un tramo del desierto de Arequipa- Arica.

El año pasado el premio lo ganó el argentino Cézaro de Luca, fotógrafo de la agencia EFE, quien a cubierto las primeras tres ediciones del Dakar en Sudamérica (2009, 2010 y 2011) Cautivando al jurado en el 2012 con una foto tomada en Antofagasta, donde dos motociclistas disputan la carrera a primeras horas de la mañana.

Hemos querido conversar con Cézaro, apoyados en su reconocida experiencia, para que nos cuente detalles de ese mundo salvaje al cual se enfrenta todo fotógrafo que asiste a cubrir la competencia. Imágenes que vemos emocionados desde nuestras casas, pero que fotógrafos aguerridos como Cézaro cubren año a año. Cómo ganar la mejor foto del Dakar y no morir en el intento es lo que nos cuenta a continuación

CCezaro-De-Luca-Agencia-EFE
Premio Emilie Poucan 2012, Cézaro de Luca, fotógrafo de la agencia EFE

-¿Qué es lo más importante que debe saber un fotógrafo antes de emprender el Dakar?

Definitivamente hay que ir dispuesto a la aventura y con extra fuerza guardada en la mochila, porque la necesitarás en cualquier momento.

Los días serán largos, con mucho desgaste físico y poco sueño. Los imprevistos serán cosa de todos los días.

Un día tipo, exige levantarse antes del amanecer, porque a esa hora largan las primeras motos, y si salís después que ellos jamás alcanzarás tener una foto de ese grupo.

Sobre los equipos fotográficos hay que saber que se pueden estropear por el calor y polvo que existe durante toda la carrera.

Es importante que decidan a qué corredores seguir, según sea el origen de su trabajo.

Hay pilotos que  cambian de ruta a último momento, son minutos suficientes para dejarte fuera o que la imagen obtenida no satisfaga las expectativas.

-¿Qué momentos son los que consideras duros, pesados o extenuantes, durante la carrera del Dakar?

Planificar el día. Tener que levantarse temprano, interceptar a los corredores en algún punto de la travesía (a menudo casi inaccesible), salir de allí, transmitir las imágenes cuanto antes (al mediodía cierran los diarios de Europa), viajar hasta el próximo campamento. Comer, descansar y asearse dejan de ser actividades instintivas y usuales…

Hay que conseguir los puntos GPS, el transporte idóneo para llegar al lugar, cargar el equipo durante largas caminatas por las dunas, llevar  provisiones, cuidarse la piel, identificar a los competidores que van primero. Casi siempre son las motos y esas son difíciles de capturar para el lente de la cámara porque son más chicos y por ser primeros sorprenden con su aparición. Luego hay que pensar en los que vienen atrás. Luego volver a correr para transmitir. Al final si el calor y los golpes no dañaron los equipos, limpiarlos para el día siguiente.

Cuando uno tiene el deber cumplido siente alivio y hasta puedes tener la sensación de que fue fácil. Pero al día siguiente todo vuelve a empezar.

-El año pasado ganaste el Premio Emilie Poucan 2012 con una foto que tomaste en Antofagasta-Chile. ¿Cómo lograste esa foto? 

Ese día el recorrido era largo, así que planifiqué levantarme temprano, fotografiar la partida de algunas motos cerca del bivouac y correr hasta un punto para interceptar el paso de todos. Caminé un par de kilómetros desde la largada, para fotografiar un paisaje representativo. Mientras regresaba para seguir el viaje, me encontré con los primeros rayos del sol, la estela de polvo y las luces solitarias de las motos, todo sobre un fondo monocromo. Era una imagen que sintetizaba esos días y eso me gustó y lo fotografíe.

La fecha en qué tomé esa foto es especial para mi, porque fue el día posterior al cumpleaños de mi padre, quién había fallecido pocos meses atrás. Nunca supe si fue un regalo que recibí o que le di…

-¿Cuáles crees que son los criterios que usa el jurado para elegir la foto ganadora dentro de muchísimas imágenes realizadas por distintos fotógrafos?

Honestamente no sé los criterios que debe seguir un jurado. Nunca he seguido los concursos; para mi la fotografía es un trabajo que amo y me nutro del placer de hacerlo día a día. Sé que al final de la competencia se reúnen fotógrafos y organizadores del Dakar y eligen la imagen de ese año que más los represente.

-¿Dices que tu foto ganadora la conseguiste por accidente, a qué te refieres con eso?

Ganar un premio, muchas veces es un accidente. Es cierto que hay esfuerzo y dedicación detrás, pero creo que los premios son un accidente. Esa foto del 2012, se hizo en un momento inesperado y no tiene la espectacularidad que muchos esperan, sino más bien cierta poesía del espíritu aventurero, con el que se identificaron los jueces; gran paisaje, polvo, ruta, monotonía y soledad, resguardada por la solidaridad de otros competidores.

-La geografía de los países participantes de América del Sur, cautivan. ¿Te has sentido impactado por algún paisaje en especial durante tu trabajo en el Dakar?

Todo el paisaje es cautivante. Quizás, hasta llegar a Fiambalá en Argentina, todo es bastante accesible, pero bello igual. Las montañas de arena en los Andes, sobre todo en Chile y luego en Perú son increíbles. Sé que a los participantes durante las ediciones anteriores les fascinó Fiambalá y Copiapó, en Chile, pero mientras ingresábamos a Perú, por aire, pensé que también se sentirían fascinados por esa geografía que para ellos es como el paraíso para sus travesías.

El Dakar suele dar imágenes espectaculares por sus paisajes y el circuito natural, irregular, que mete en aprietos a conductores, forzados a saltar obstáculos. La mayor parte del tiempo, los pilotos andan solitarios por grandes dimensiones, intentando mantener el rumbo, o siguiendo una huella.

Francois-Flamand-DPPI
Premio Emilie Poucan 2011, Francois Flamand, fotógrafo de la agencia DPPI

*Cézaro de Luca actualmente reside en Italia y la entrevista la realizamos mediante correo. Pueden ver más del trabajo de Cézaro visitando su página

Todo lo que siempre quiso saber sobre las Malcriadas del Trome y no se atrevió a preguntar

nuevo

Todos los días Alan Ramirez tiene que buscar a las chicas y fotografiarlas, su tarea es repetitiva pero le gusta, aunque se siente cansado de hacer lo mismo. Las Malcriadas demandan mucho trabajo, al ser una sección que sale todos los días. Sin embargo siempre encuentra la manera de animarse y seguir con la jornada.

Es un fotógrafo de semblante apacible, mirada fija y voz pausada. Cuando está en silencio parece un hombre cansado, pero cuando coge su cámara vuelve a renacer. Ha tenido que aprender a ser paciente, detallista y amable para entender mejor a las mujeres. Aunque en en las sesiones es bien franco y directo y no está tranquilo hasta conseguir una buena foto.

Cualquiera hombre puede pensar que su trabajo es el mejor de todos, pero no lo es. Como dice él; es un trabajo como cualquiera. Conozcamos un poco más de este profesional de la fotografía que ha encontrado en La Malcriadas una forma de vida.

23

¿ Cómo llegas a ser el fotógrafo de Las Malcriadas? 

Un día me dijeron; Alan encárgate de esas fotos, y así empecé ja,ja,ja. Antes se ponían fotos de mujeres rubias, con aspecto de modelo. Eran fotos que se conseguían en agencia a 50 dólares. Luego vieron que esas chicas no gustaban a los lectores, así que decidió fotografiar a mujeres peruanas.

¿ Qué es lo más difícil de realizar Las Malcriadas?

Lo más difícil es coordinar con las chicas, a veces fallan. Cuando eso pasa tengo que buscar fotos de archivo o llamar a otra chica en el momento. Incluso hay algunas que al llamarlas me dicen;  ya estoy a una cuadra, estoy saliendo de casa, ahora estoy en el tráfico… al final nunca aparecen.

¿Realizas casting antes de fotografiarlas? 

No hago casting y por eso me ha pasado que cuando vienen a la sesión de fotos las veo impresionantes en ropa, pero cuando ya están en lencería empiezo a ver imperfecciones que toda mujer tiene; celulitis, marcas, estrías…Eso se arregla después en la computadora.

nuevo2

¿Como consigues a las chicas?

Se pasan la voz entre ellas, otras consiguen mi número y me llaman. Lo más gracioso de las llamadas es puedes quedar con ellas y cuando vienen te das con muchas sorpresas. Hubo una gordita que de tanto insistir me convenció, la retocamos en photoshop y salió publicada. Pensé que con eso ya no volvería a llamar. Fue peor, ahora llama el doble, porque quiere volver a salir.

¿ Debes tener cientos de anécdotas, cuéntanos alguna? 

Una vez una chica entró al baño a cambiarse y se demoraba mucho. Cuando sale, veo que  no era chica ¡era hombre! Le dije que no podía hacerle fotos. Cuando salí de vacaciones aprovechó e hizo que otro la fotografiara y fue publicada. Luego de eso estuvo muy contenta, incluso en su barrio celebraron la noticia. Se puede decir que Trome es el único diario donde ha salido un travesti.

62

¿ Te has topado con novios o esposos celosos?

Muchas veces, incluso algunos logran ingresar a la sesión e incomodan, empiezan a decirme; oe suave pues. Algunos se llevan a su novia. Incluso hubo un jugador del Cienciano que me quería enjuiciar porque había publicado fotos de su novia.

¿ Qué tipo de fotos buscas en cada sesión de las Malcriadas?

Las que llamen la atención de los caballeros, por lo general siempre miramos adelante y atrás así que me enfoco en eso y busco que las modelos hagan diferentes poses. Trato de que no sean vulgares porque no es la filosofía del diario.

2

¿ Por qué las llaman las Malcriadas?

Nació así, con ese nombre.

¿ A quiénes de las artistas famosas has fotografiado?

A varias; Tula Rodriguez, Mariella Zanetti, Leslie Moscoso, Leysi Suarez, Shirley Cherres,  Paola Ruiz, Claudia Portocarrero, Karen Dejo, cuando todavía no eran conocidas. Con el tiempo ya se han vuelto famosas. Por eso las chicas quieren salir en el Trome, las hace visibles.

¿A quién te gustaría fotografiar?

A Tilsa Lozano, pero no la conozco y no sé si se atreva a posar para mi lente, espero que si lee esto, se anime ja,ja,ja.

31

¿Te has enamorado de alguna de Las Malcriadas?

Cuando pasas muchos años haciendo el mismo trabajo, es lógico que el amor lo encuentre aquí. Ella vino a una sesión de fotos de las Malcriadas, nos caímos bien, luego entablamos una amistad muy linda y finalmente fuimos pareja. La historia finalizó con un hermoso bebe. Hasta que ella se fue a Estados Unidos con su familia y yo me quedé con mi hijo…

Es complicado entablar una relación, porque muchas mujeres no comprenden mi trabajo, hay algunas que son muy celosas y me han puesto entre la espada al decirme “tu trabajo o yo”

¿Te piropean las mujeres en las sesiones de foto?

Siempre ja,ja,ja,ja. Pero tomo las cosas con seriedad.

¿ Algunas vez has dicho, ya no quiero hacer este trabajo?

Uf, varias veces… Me canso de organizar a las chicas, llamarlas, conseguir locación, esperar por el estudio de foto y otras cosas que se presentan en el momento. Es un  constante estrés. Al principio por la novedad era genial, ahora pesa la rutina, pero hay que seguir así estemos cansados. Me gusta lo qué hago, pero como todo trabajo siempre cansa, hasta que llegan las vacaciones y me renuevo.

3

¿Crees que en algún momento Las Malcriadas termine

No sé, Trome esta bien posicionado y parte de la preferencia son por las fotos de Las Malcriadas, esa sección siempre va a continuar.

¿Es rentable el trabajo?

Sí, porque recibo un bono extra por el trabajo de Las Malcriadas, aparte hago fotos para calendarios y tengo un negocio de mecánica. Lo bueno es que uno va conociendo personas de los cuales aprende y consigue buenas relaciones de trabajo.

¿Por qué no hay Los Malcriados para las chicas?

No creo que funcione, las mujeres no tienen costumbre de mirar como lo hacemos los hombres, estamos en una sociedad machista.

¿Qué piensas de la competencia?

La competencia sana es bienvenida. Aunque las lectores recuerda más a las Malcriadas que a cualquier otra. Los hombres se identifican más con las chicas que salen en las Malcriadas.

15

*Para fin de año, Alan prepara su acostumbrado calendario, mientras tanto pueden seguir viendo sus fotos en la página del diario Trome

Más fotos sobre este post en Flickr

El fotógrafo que cubrió la toma de la embajada de Estados Unidos en Irán en 1979, vive en Perú.

iran_hostages-1
Los rehenes con los ojos vendados son trasladados al patio de la embajada ciertos días, para que la prensa los fotografíe. Foto:AP

Seguro muchos de ustedes han visto la película Argo, cuyo argumento está basado en el asalto de la embajada estadounidense por jóvenes iraníes, seguidores de Ayatolá Ruhollah Jomeini. Quienes mantuvieron secuestrados a cincuenta personas entre diplomáticos y ciudadanos americanos desde el 4 de noviembre de 1979 hasta el 20 de enero de 1981.

Periodistas de todos los países fueron enviados a Teherán-Irán a cubrir la noticia, y entre ellos varios latinos. Grande fue mi sorpresa al enterarme que un fotógrafo uruguayo, amigo mio y ahora residente en Perú, cubrió los incidentes de esa toma que tuvo en jaque al gobierno de Estados Unidos.

El fotógrafo es Hector Tupa Carballo, en un anterior post escribí sobre sus múltiples facetas como profesional, y ahora volvemos a conversar con él para que nos cuente como vivió los días en ese lejano país.

afp-getty
Momentos precisos cuando los jóvenes estudiantes ingresan a la embajada saltando la reja de la puerta principal. Foto AFP/GETTY

En ese tiempo Tupa, como solemos llamarlo, estaba trabajando para la revista Gente y Actualidad de Buenos Aires. Sabía que sería difícil obtener la visa que le permitiera el ingreso a Irán, pero no se desanimó y le prometió a su redactor que llegarían, cueste lo que cueste.

Después de llegar a París y perfeccionar su francés,  Tupa  tuvo que hacer uso de su mejor arma; la sugestión y alguna mentirita blanca : “soy ganadero y vendo carne, quiero vender carne a Irán” fue la frase que convenció y que le abrió las puertas para que él y su redactor cubran la toma de la embajada norteamericana.

3

El frío de la estación lo obligó a llevar una casaca gruesa, que hacían lentos sus movimientos. Acostumbrado a cubrir diferentes eventos internacionales, Tupa se acondicionó de cuatro cámaras fotográficas, cada una con un lente diferente.

Después de insistir hasta el cansancio a los jóvenes iraníes  para que los dejaran pasar. Lograron su objetivo. En la foto superior vemos a Tupa en el patio de la embajada, esperando la segunda orden que los llevaría a conocer a los manifestantes y los rehenes.

8

Luego de la última orden, ingresaron al interior del consulado, solo pudieron hablar con los iraníes, quienes con traductor a lado explicaban sus razones para mantener detenidos a más de 50 personas.

4

En la parte externa del consulado americano, vemos a numerosos manifestantes quienes reclamaban a Estados Unidos que devuelva a Sah Mohammad Reza Pahlevi, para ser juzgado por los crímenes cometidos contra el pueblo iraní.

1

Tupa nos cuenta que alrededor de la embajada existían casas de cambio y que diariamente tenía que cambiar sus dólares y negociar para no perder dinero. El posa aquí con colegas argentinos, (tupa es el primero de la fila superior derecha).

“Los días eran extenuantes por la espera, así que un día se nos ocurrió jugar fulbito sin pelota”.

– ¿Y cómo es eso?
– Mentalmente, porque tampoco podíamos distraernos ja,ja,ja.

– Iba todos los días a la embajada, de siete de la mañana hasta que me cansara. Uno ve cosas increíbles, su cultura es totalmente distinta a cualquiera que conozca. Desde autoflajelación o costumbres para ir al baño, es otro mundo…

Cuenta que una de las cosas que aprendió fue el arte de regatear. Antes de partir se compró dos alfombras a muy buen precio, negociación que le tomó un par de horas.

7

Este grupo de mujeres iban todos los días a protestar y manifestarse en contra de Estados Unidos, eran algo así como la portátil del gobierno de ese entonces, relata Tupa.

– ¿Tuviste inconvenientes para tomar fotos?
– No, el color de mi piel me ayudó, yo no era el típico hombre gringo. Así que nunca me negaron una foto, ni las mujeres, hombres o niños.

9

“Cuando veían la cámara les daban las armas a los niños y niñas. Querían mostrar que todos estaban en contra de Estados Unidos”

– ¿Cómo enviabas el material, los rollos, hacía Argentina?
– Eso también era un trabajo de cuidado, teníamos que ir al aeropuerto y buscar a una persona que nos transmitiera confianza porque debíamos entregarle los rollos. Una vez en París el corresponsal de la revista, en ese país, tenía que buscar a la persona por las características que le habíamos dado y de ahí buscar a otra persona que igual transmitiera confianza y encargar nuevamente los rollos, esta vez con destino a Argentina. Menos mal que todos los rollos llegaron.

5

En las manifestaciones también asistían los soldados sobrevivientes de la guerra Iran -Irak.

11

Este es el carnet que acreditaba a Tupa como prensa internacional. El documento lo conserva con mucho cariño, así como todas las fotografías que ha realizado alrededor del mundo.

2

Formó un buen equipo de trabajo junto al redactor de la revista Gente de Buenos Aires, Alberto Abato. Aquí se encuentran parados frente a la puerta principal de la embajada de Estados Unidos.

El tiempo que Tupa cubrió la toma de la embajada, nunca pudo ver a los rehenes. Algo de lo que se lamenta, pero explica que fue por dinero; la revista no podía solventar más de un año de cobertura.

*También pueden visitar la cuenta Flickr de Tupa, donde tiene fotos de los lugares y personalidades a los que ha fotografiado.

*Todas las fotos son propiedad de Hector Tupa Carballo, si alguien desea compartirlas o comprarlas puede contactarse con él mediante Facebook o a @tupacarballo 

 

Su trabajo es fotografiar los finales de la vida. Ricardo Altamirano, fotógrafo forense.

MUERTE TAXISTA

Lo llaman de noche o de día, sabe que tiene que estar preparado. Cuando llega al lugar citado, prepara su cámara y comienza. Su visión y sus sentimientos deben esta cuajados de ver tanta sangre, cuerpos decapitados, personas incineradas, desastres naturales, robos. Ese es su trabajo; fotografiar los últimos instantes de vida y los miles de delitos que se comenten a diario. Concluida su labor, se irá con esas fotografías, las analizará muchas horas tratando de armar el rompecabezas.

Sus fotos no terminarán en algún diario o revista morbosa. Esas fotos se convertirán en pruebas importantes que resolverán un crimen.

¿Qué hace un fotógrafo forense ? ¿Qué equipos lleva en su maleta? ¿Se estudia para ese trabajo? ¿Gana mucho o poco?

La fotografía forense es una especialidad de la fotografía que pocos conocen. A pesar de la importancia que tiene en la investigación de crímenes, asesinatos, suicidios, desastres naturales etc. “Su importancia siempre ha sido desvalorizada” así nos cuenta Ricardo Altamirano, uno de los pocos fotógrafos forenses capacitados como perito de fotografía. Porque no se trata solo de tomar fotos, sino de conocer diferentes ciencias: biología, psicología, anatomía etc. Así de multidisciplinaria es esta carrera.

Ricardo Altamirano, tiene más de ochos años dedicándose a la fotografía forense y sabe que es una carrera difícil, pero también es consciente que es necesario mejorar el nivel de preparación para no ver a cualquiera hacer el trabajo.

Conozcamos algunos detalles más de está profesión.

MUERTO

¿A qué se le llama fotografía forense?

Es una herramienta científica pericial, donde el fotógrafo tiene que perennizar la escena de un crimen o desastre masivo. Procurando ser muy cuidadoso y no olvidar de fotografiar ningún detalle. Toda evidencia siempre es importante en un caso. Un fotógrafo forense puede ser cualquiera aunque no cualquiera se anima, porque es una carrera que exige y no paga mucho.

¿El fotógrafo forense pertenece a una sección especial dentro de la investigación de un caso?

Pertenece a la sección de crimen e investigación, conformado por un equipo de peritos; balísticos, médico forense, biólogo forense etc. En ese grupo se encuentra el fotógrafo forense. Cada uno de los peritos interviene dependiendo de la escena. Es como decir fotografía deportiva, moda, prensa, cada uno tiene distintas técnicas, igual es con los peritos.

¿Cómo empieza el trabajo de un fotógrafo forense?

Se empieza armando la cadena de custodia; que es cuando se aísla la zona de posibles contaminantes, por eso se coloca una cinta amarilla que dice: escena del crimen o prohibido pasar. Los contaminantes son las cosas o personas que puedan alterar el lugar del crimen o delito.

A esta zona solo ingresan el jefe de investigación y el fotógrafo forense. La tarea del fotógrafo es hacer una observación de la zona, para luego proceder a realizar su trabajo escogiendo la técnica y sus equipos.

MUERTE TAXISTA

Luego se realizan tres tipos de observación: lineal, espiral y angular. La idea es que no se pierdan detalles de toda la zona donde se realizó el delito, por eso se trabaja segmentando el lugar. Por ejemplo en la observación angular, puedo encontrar casquillos de bala, entonces pongo un letrero y fotografió, así voy haciendo con toda la zona. Tenemos que ser muy observadores y estar concentrados.

Debo ingresar con guantes, mascarillas y lentes de protección, se tiene que ser lo más pulcro posible para ingresar.

Usamos equipos parecidos a los de cualquier fotógrafo, por lo general una cámara, un lente macro y un lente angular, también un flash y un trípode para exposiciones largas.

El lente macro es muy útil porque ayuda a capturar con mayor detalles raspaduras, cortes, amputaciones u objetos pequeños que son pruebas útiles para una investigación.

¿Por qué es importante las fotos en un proceso de investigación? 

Es la prueba para condenar o absolver a una persona de la cárcel y sobre todo es una prueba palpable para resolver hasta los casos más difíciles. Por eso debemos ser muy cuidadosos al momento de tomar las fotografías, nada debe alterar la calidad de la imagen. No usamos ni filtros polarizados, porque estas pueden crear otro tipo de escena y entorpecer el proceso.

Todavía usamos los rollos para tomar fotos, aunque hay intentos de pasar a digital. Son los jueves que prefieren ese tipo de fotos, ellos creen  que una foto digital es muy fácil manipular o alterar. En la fotografía análoga se puede verificar la matriz, que es el negativo.

¿Por qué te gusta este trabajo?

Porque reúne las dos cosas que me agradan, lo periodístico y científico. Yo trabajé en la época del 90 como fotoperiodista y esa profesión me agradó mucho. Mi lado investigador siempre lo he tenido, averiguar el por qué de las cosas.

¿Para ser fotógrafo forense, hay qué estudiar y dónde? 

La fotografía forense no se enseña en Perú, tienes que ir a Colombia, Argentina o Chile para capacitarte.

Yo aproveché los pocos cursos que han venido a dictar  a Perú y porque quiero cada vez ampliar mis conocimientos sobre diferentes materias en criminología. Un fotógrafo forense debe de saber de todo un poco, es un ciencia.

Lástima que el estado invierta poco en temas de investigación, por ejemplo en Perú, solo hay siete u ocho fotógrafos forenses, mientras que en Brasil o Chile son el triple o más.

¿Por qué hay pocos fotógrafos forenses en el país?

Lo que pasa, es que la Policía Nacional del Perú es la que se encarga de capacitar y organizar esos temas, y bueno la policía tiene ya muchos problemas como para pensar en renovar su departamento de investigación.

¿No es cómo en las series Bones, NCIS, CSI?

No para nada, aquí se aplica la informalidad y con los pocos recursos hay que arreglarse, muchas veces he tenido que ponerme bolsas negras en los zapatos porque no había protectores para hacer el trabajo. Cuando en una situación de crisis, los que deberían de estar no están, se aplica la informalidad.

¿Es necesario ser policía, para ser fotógrafo forense? 

No, para nada, la fotografía forense es una especialidad dentro de la fotografía y demora el tiempo que te tome capacitarte, por ejemplo yo estudié varios diplomados en medicina legal y forense, diplomados de seguridad integral, inteligencia y seguridad nacional. Todo eso va armando un perfil que complementa el trabajo de un fotógrafo forense.

¿Ya debes estar curtido de ver a diarios escenas terribles? 

La primera vez que vi un muerto me impactó mucho. Con el tiempo ya uno se acostumbra. En mesa redonda sí me sentí muy tocado, luego tuve que tomar distancia y ser muy racional. Recuerdo que ese día nos trajeron pollo a la brasa de almuerzo, nadie comió.  Habíamos visto tanta gente quemada, con gestos de dolor en su rostro, que el pollo a la brasa no era una buena opción.

Encontré esta pequeña entrevista realizada a Calder Vasarely Huerta, sobre fotografía forense. No está de más ver el video.

*Ricardo Altamirano tiene un  blog donde escribe sobre temas de criminología, tema que le apasiona. Por ahora combina su trabajo de consultorías con el desarrollo de su propia empresa de seguridad y protección.

Fotos: Yanina Patricio 

Miguel Bellido: “Un casco o un chaleco, pueden salvar tu vida”

47194_1595408731418_3495953_n

Llegas al lugar y te encuentras en medio de balas, gases, desorden y gritos. Tu tienes una cámara y quizás, también miedo. ¿Qué debes hacer en esos momentos? ¿Cómo debes protegerte? ¿Qué cosas debes usar? Son muchas la preguntas que nos hacemos…

Como fotoperiodistas nos exponemos a estos riesgos. Conservar la calma y estar bien protegido, son algunos consejos que pueden salvarte de una bala perdida o alguna piedra en la cabeza. Aunque en situaciones muy tensas, nada garantiza salir con vida. Somos los que corremos al lugar, cuando la mayoría trata de salir, es un riesgo inherente a la profesión.

Así nos relata Miguel Bellido, fotógrafo de El Comercio, quizás uno de los más experimentados en prensa, conflictos sociales y desastres naturales. A través de sus anécdotas de más de 15 años de trabajo, nos comenta cómo debemos actuar en esos momentos riesgosos; recuerda los momentos que estuvo cerca de la muerte y hace una reflexión sobre la falta de información que existen en los fotógrafos y medios sobre la seguridad y protección en comisiones riesgosas.

46511_4991887081254_1666605137_n

¿Recuerdas alguna situación de peligro donde te hayas encontrado desprotegido?

Sí, varias veces; me han golpeado, lanzado piedras y secuestrado. Una vez junto a otros fotógrafos, un grupo de doscientas personas empujó la mototaxi en la que viajábamos y nos lanzaron cinco metros hacía abajo. Todo porque eramos periodistas y estábamos informando. Las cámaras terminaron regadas por el suelo, nosotros adoloridos pero con vida.

¿Qué prendas o dispositivos debe usar un fotoperiodista para protegerse de una comisión de riesgo? 

Primero tiene que informarse y para eso tiene que leer todos los diarios, de esa manera conocer mejor el contexto del conflicto. Para cada región debe evaluar lo que debe llevar para su protección y seguridad, por ejemplo en la sierra tienes que estar ligero para correr, en la selva un chaleco antibalas no te va ha proteger de las flechas…

Por lo general unos buenos botines, máscara antigás, chaleco antibalas, casco. Empecé a usar chaleco antibalas cuando vi que a un compañero mio le rozó una bala, la cual mató al policía que estaba a su costado. El chaleco trato de no exponerlo mucho, casi siempre debajo de mi ropa, porque la gente te puede confundir como policía y eso es peligroso.

En La Parada me veían raro, me decían: “oye ha dónde te vas” por lo que tenía puesto, pero en una situación donde no estás preparado, recién ahí te lamentas no haberte puesto lo mismo.

58796_10151089585220780_270258425_n

¿Estos implementos de protección tu lo conseguiste o el diario te lo proporciona?

Al principio yo me ingeniaba para conseguirlos, pero luego conversamos con el diario y poco a poco nos consiguieron esos herramientas de trabajo. Con el uso y tiempo ya se vuelven de uso personal del fotógrafo. Lo que sí trato de conseguir es comida enlatada tipo militar, en mi auto tengo mi bolso de emergencia; con conservas que puede durar dos años, pastillas de cloro, agua, botiquín de primero auxilios, botas para huaycos… Siempre hay que estar preparado.

¿Estos implementos son caros?

Si quieres calidad tienes que invertir, un chaleco te puede costar 100 o 150 dólares, un casco 200 soles y la máscara 100 o 150 soles.

¿Tú crees que los medios tienen consciencia del peligro qué tienen sus fotoperiodistas al cubrir esas situaciones ?

A veces creo que se olvidan, sobre todo por el contenido informativo. Cuando estas en un sitio de alto riesgo, donde no quieren mucho a los periodistas cualquier información que salga será buena excusa para que nos ataquen.  A veces hay que llamar y pedir que tengan cuidado con el contenido informativo que escriben o suben a la web.

¿Existe interés en los medios por implementar con prendas de seguridad y otros equipos de protección una sección de fotografía?

No sé como será la situación en otros medios, aunque a algunos medios solo les importa que tengas la foto y que sea buena, no cómo lo hiciste. En El Comercio hemos negociado por mucho tiempo para conseguir lo necesario para trabajar tranquilos en esos momentos de riesgos. Nos cuidan no solo por el equipo de trabajo que cargamos, sino también tomaron  conciencia de los riesgos que vivimos afuera.

246640_4867364648271_1538849188_n

¿Qué consideras que se debe hacer para que los otros medios tomen conocimiento de la importancia de poseer implementos de seguridad?  

Más comunicación entre sus fotoperiodistas, editor y director. Muchas veces el fotógrafo tiene que ingeniárselas para conseguir un casco o unas botas. Conozco a un compañero que cuando sale de viaje es como si se fuera a un safari, lleva de todo en su mochila; cordeles, mantas para mosquitos y otras cosas, que en un momento han salvado la vida del redactor y la suya. Los diarios no te proporcionan esas cosas, uno mismo tiene que conseguirlas.

Has viajado por varios países cubriendo diferentes situaciones de conflicto ¿Cómo percibes a los fotógrafos extranjeros y su preocupación por su seguridad?

Ellos sí tienen claro el peligro que corren y siempre están protegidos con un chaleco antibalas y casco, son las cosas más básicas que debe usar un fotoperiodista. Un casco o un chaleco, pueden salvar tu vida.

¿Y por qué crees que nosotros no logramos esa misma visión de seguridad? 

Creo que es porque todos trabajamos en la informalidad. Cuando hay alguna comisión riesgosa, mandan al primero que llega. Él que te manda no se pregunta si estas preparado para esas situaciones. Es necesario enviar al fotógrafo mejor preparado que tenga responsabilidad y madurez para saber afrontar peligros. Obviamente los periodistas se contagian de esa informalidad y por miedo al despido o una llamada de atención no se enfrentan a su jefe.  Hay que tener espacios y confianza para conversar con tu editor y director y decir verdaderamente las cosas que nos molestan.

¿Qué cursos debe llevar un fotoperiodista para cubrir conflictos peligrosos?

Yo trato de llevar por lo menos dos cursos por año: primeros auxilios, corresponsalía en zonas de conflictos y guerra. Ahí aprendes a caminar en zonas de peligro, a qué hacer si te secuestran, cómo ubicarte mirando el cielo, cómo curar una herida, cómo realizar un torniquete etc.

Eso sí, uno no es enfermero. Los periodistas que ayudaron al policía en el mercado La Parada, es admirable, me quito el sombrero. Pero esa no es su chamba, siempre me han dicho que somos testigos, que ayudamos con nuestras fotos pero nunca debemos acercarnos porque podríamos complicar la situación. No puedes mover a una persona herida, si no sabes primeros auxilios, podrías perjudicar al herido, dejarlo paralítico.

297670_2537966214766_986813509_n

¿Hay algún un lugar dónde enseñen cómo debe trabajar un fotoperiodista en esas situaciones?

No que yo sepa. Han existido intentos de las fuerzas armadas pero no han funcionado. Los bomberos tienen algunos cursos pero no son suficientes. Yo trato de enseñarlo en mis clases.¿quién debería encargarse de organizar esos cursos? Los periodistas con las fuerzas armadas, los comandos especiales, pero nadie se involucra con el tema. Creo que se debería hacer algo.

¿Alguna vez tuviste que improvisar en tu seguridad?

Es bien complicado improvisar con algo así como tu seguridad, aunque una vez cuando la cosa se puso muy fea en Andahuaylas me puse cartón sobre mi pecho y espalda. Y justo ese día me agarraron a chicotazos, obviamente los brazos me los dejaron marcados, pero me ayudó el cartón.

Y cuando por alguna razón no tengo mascara, observo el viento. Si está para un lado, yo me coloco del otro lado. Lo gracioso es cuando los vientos cambian, tengo que estar moviéndome. – ¿es cierto que fumarse un cigarrillo ayuda con los efectos del gas? No lo sé, yo no fumo, pero lo mejor es un trapo húmedo con vinagre.

560367_404235652953233_256447594_n

¿Ha llegado un momento en que te has dicho, aquí termino muerto? 

Un par de veces; en Bolivia cuando me cayeron perdigones, en Haití cuando hubo mucha tensión con robos y muertos regados por todos lados. Hubo momentos en que sentía que no daba más… Una vez casi me hundo en arenas movedizas, estaba solo así que guarde la calma, pensé frío y logré salvarme.

Muchas veces he tenido que ser paciente y saber negociar, como cuando me retuvieron unos pobladores y me dijeron que de ahí no salía, nuevamente conservé la calma y poco a poco logré ganarme su confianza, hasta que los mandé a comprar cervezas con mi plata, entre botella y botella nos hicimos amigos e incluso me liberaron y me decían: vuelve cuando quieras…Ja,ja,ja.

Antes esas situaciones no podemos ser agresivos o discutir, aunque hay periodistas que creen que tienen el poder de decir y hacer lo que quieran, eso perjudica su trabajo.

¿Ahora eres más prudente con tus acciones, por qué?

Por mi familia y mis hijos… Yo antes era mucho más loco, ahora me mido y pienso cual será la foto, si vale la pena o no arriesgarme. Además siempre van ha ocurrir las mismas cosas. Creo que a estas alturas, con 17 años de trabajo, una foto no me hace más ni menos, no tengo que demostrarle nada a nadie.

*Fotos: De su perfil de Facebook 

Insistió un año para obtener el permiso y cuando lo consiguió, logró realizar su sueño: Proyecto Antártida

8

Antártida es un continente lejano, no por la distancia, sino por lo poco que sabemos de ella. Un lugar donde no existen fronteras, presidentes o dinero que sirva…

Hasta allá se fue la joven periodista Denisse Sotomayor. Quería hacer algo con su vida, como ella misma afirma. Buscando entre sus apuntes, recuerdos, metas, sueños, aventuras…Se decidió. “Iré a la Antártida…”

Había escuchado del trabajo que hacían científicos peruanos en la estación Machu Picchu y quería realizar un reportaje sobre esa labor. Sin embargo como en todas las historias de aventuras y sueños, siempre hay obstáculos que vencer, en este caso fue el papeleo administrativo. Dicen que las mujeres somos tercas y si somos fotógrafas lo somos doblemente. Fue así que gracias a su insistencia de casi un año, el Ministerio de Relaciones Exteriores, le concedió el permiso. 

Imagino el rostro de felicidad de Denisse al pisar por primera vez ese continente. Tal vez por eso celebramos mejor, aquellas cosas que más esfuerzo nos ha costado conseguir.

Este 23 de octubre finalmente podrá exhibir sus fotos, gracias a su empeño y a la financiación de muchas personas que conociéndola o no, aportaron dinero a través de una campaña que realizó por Facebook. Por cierto, todavía pueden colaborar abonando a una cuenta que daremos más abajo.

Comparto con ustedes esta entrevista.

1

¿Cómo nace el proyecto Antártida?

Quería dedicar mi vida y mi profesión a viajar. Solo tenía que encontrar una buena idea. Empecé a ver un mapamundi y a buscar alguna relación entre Perú y los continentes. De pronto descubrí la Estación Científica Machu Picchu en la Antártida.  No sabía de que se trataba y eso me obsesionó.

La entidad encargada era la Dirección de Asuntos Antárticos del Ministerio de Relaciones Exteriores, los llamé para pedir una cita con el ministro. Me pidieron que enviara una carta y después de unas semanas me dieron una reunión. Les mostré mi proyecto, cuyo objetivo era difundir el trabajo que realizaba la base Machu Picchu. Quería convencerlos que era una buena idea. Pasó casi un año y no los dejé en paz, hasta que salió la resolución ministerial con mi nombre.

¿Cómo llegas a ese continente?

Llegué en vuelo comercial hasta Buenos Aires y luego en un Fokker de la Fuerza Aérea Argentina desde la Base “El Palomar” hasta Ushuaia. En la Patagonia subimos al buque argentino “Canal Beagle” que nos llevó hasta la Antártida. Estuvimos tres días fondeados frente a Ushuaia, por mal tiempo no podíamos zarpar. Pasamos navidad a bordo y llegamos el 27 de diciembre a la estación después de tres días de navegación.

328792_411600848895585_677917323_o

¿Cuál es la labor que realizan en la estación Machu Picchu?

En biología marina, hicieron análisis del fondo del mar y la velocidad de las corrientes. Este trabajo estuvo a cargo de los biólogos Aldo Indacochea, Percy Gallegos y el estudiante Eduardo Silva.

En ornitología, Liliana Ayala y Paola Garate hicieron seguimiento a dos aves: el gaviotín antártico y la skua, un ave depredadora.

En meteorología, dos expertos de la FAP, el mayor Javier Cardoza y el técnico Henry Ramírez, instalaron una antena meteorológica para tener un seguimiento del clima.

El cartógrafo del Ejercito, Edgar Huarajo, hizo el primer mapa del Perú en la Antártida y el ambientalista Jaime Sueldo realizó un seguimiento de los rayos UVB y se encargó del procesamiento de los residuos sólidos. Allá la basura tiene un tratamiento especial y se tiene que regresar como parte del equipaje.

Los chicos del ejercito se encargaron de la seguridad en tierra y mar, además de hacer labores de reparación, construcción y ampliación.

3

¿Qué es lo que te impresionó del lugar?

Todo. Un biólogo decía que estar en la Antártida era como llegar a otro planeta y creo que esa es la mejor manera de describir ese lugar. No se parece en nada al resto del mundo. En ese continente la política no existe, la plata no te sirve, las fronteras no se permiten y la “ley” que rige es la colaboración y respeto hacía las demás personas, sobre todo con los animales, que son los reales dueños de ese lugar. La Antártida te enseña a querer y te obliga a aprender.

¿Cómo experimentaste el frío extremo?

El verano en la Antártida no es tan extremo, el problema son los vientos. Las temperaturas están alrededor de cero grados,  pero los vientos hacen que la sensación térmica disminuya. Hubo días en que se trabajó con diez grados bajo cero y vientos de 120 km/h.

En el zodiac(embarcación pequeña) hay que estar quietos, así que me ponía triple media y aguantar. Mis botas no servían, porque no me protegían del frío.

En los temporales muy fuertes se paraban las labores y nadie podía salir de la Base. La gente se pasaba dando vueltas en la misma sala.

¿Tuviste inconvenientes con tu equipo fotográfico a causa de las bajas temperaturas?

A veces se me condensaba el lente y las baterías de la cámara duraban poco. Un amigo polaco me dijo que cubriera la cámara y lentes con bolsas de plástico, y me funcionó. Para sostener bien la cámara y apretar el disparador me quitaba los guantes, ahí el inconveniente lo tenían mis dedos.

7

¿Iniciaste una campaña de financiamiento en redes sociales, cómo te fue?

¡Muy bien! Hice una página para depósitos con tarjetas de crédito y funcionó con amigos del extranjero, incluso depositó gente que no conozco. Aquí en Perú funcionó mejor la cuenta del BCP porque todavía no hay confianza con la tarjeta de crédito.

Al principio confié en terceras personas para que se ocupen de la parte económica, fue un desastre dejarlo en otras manos, me vi ante la posibilidad de parar el proyecto.

Pero cuando me dicen “no” tengo más ganas de demostrar los contrario, así que me inventé mil maneras para seguir adelante y cuando todo parecía encaminado… nuevamente el problema de dinero.No podía rendirme.

Lo más bonito de esta exposición es que se empezó sin tener un sol, con colaboración y mucha buena onda. La reacción de la gente ha sido positiva. Han aparecido amigos y familiares que no sabía que tenía, ja,ja,ja. Eso me da fuerzas para seguir creyendo en este proyecto y su importancia.

4

¿Por qué crees qué cuesta tanto fomentar este tipo de exposiciones? 

En realidad no sé si cueste tanto, creo que Lima está más receptiva con nuevas propuestas. En mi caso fue muy complicado porque es la primera vez que hago esto y no tenía idea de como hacerlo. Aprender en el proceso ha implicado cometer muchos errores que llevaron a que el proyecto retroceda, cambie o se paralice. Han sido y siguen siendo meses de miedo, ansiedad, tristeza, felicidad y vértigo. Todo junto.

¿Cuál es el objetivo de la exposición?

Dar a conocer un continente increíble en donde el Perú tiene el privilegio de investigar, hacer ciencia y patria. No puede ser que desde hace 25 años, todos los veranos australes compatriotas nuestros viajen al extremo del mundo a investigar en las condiciones más extremas y que esto no sea noticia. Allá también se canta nuestro himno y se iza nuestra bandera.

6

¿Cuéntanos cómo será la exposición? 

La exposición será desde el martes 23 de octubre hasta el 23 de noviembre en el Museo Metropolitano de Lima y la entrada será gratuita. El Museo está frente al Parque de la Exposición a un par de cuadras del Estadio Nacional, para los que usan el Metropolitano.

Es una sala con tres divisiones y alrededor de setenta fotos. Habrá dos ambientes donde se harán proyecciones. Además el día de la inauguración se venderá el merchandising que incluye un librito de postales desglosables con la crónica del viaje. También habrá lápices, stickers, pines, posters y estamos trabajando para que sean muchas cosas más. La idea es que con un lápiz o un sticker la presencia del Perú en la Antártida se siga conociendo.

Es tu primera exposición?

Si es la primera y espero que no sea la última.

11

Denisse todavía necesita dinero para terminar el proyecto en marcha. Usted si desea puede colaborar abonando a la siguiente cuenta..

Ahorro Soles BCP (Banco de Crédito del Perú)
194-24130796-0-40
Denisse Sotomayor Gonzáles – Otoya 

En su página de Facebook, Proyecto Antártida, constantemente está actualizando el monto depositado.

Esperamos que todos puedan visitar esta exposición y conocer el trabajo que realiza la estación Machu Picchu en la Antártida.

Si te animaste, puedes descargar la invitación.

258329_414440298611640_1337127517_o

 *Fotos Denisse Sotomayor

Fotógrafo español, Javi Julio: “España es un país lleno de pequeños Berlusconis”

8

Ayer contamos la historia de Alberto Casillas, el héroe del 25-s, que gracias al fotógrafo  Javi Julio fue reconocido a nivel mundial. Hoy les presento la entrevista realizada al fotógrafo sobre la pasada manifestación del 25 de setiembre, denominada 25s, donde miles de españoles salieron a protestar frente al Parlamento de Madrid. 

Javi estuvo ahí, fotografiando a los detenidos y heridos por los policías antidisturbios, que cada día endurecen sus medidas de represión. 

El nos cuenta de ese día y hace un breve recuento de la situación real que atraviesa España, también nos comenta sobre el reportaje gráfico de Samuel Aranda, “Spain, Austerity and Hunger” el cual fue muy criticado por algunas élites españoles por mostrar el lado “pobre” de su país.

13

¿Cuáles son los reclamos que hacen los manifestantes como los del 25s?

La del 25S en concreto piden la dimisión del gobierno, porque desde que ganó las elecciones han venido incumpliendo punto por punto todo el programa electoral que les llevó a la victoria. En general, piden más democracia y transparencia.

El Gran Wyoming, conocido humorista en España, decía que hay dos cosas fundamentales que nos separan del resto de Europa: que se cena a las 9, y que aquí no dimite nadie. Existe el pensamiento generalizado de que da igual lo que le ocurra a un político, la corrupción, malversación de fondos… Son impunes a todo ello. España es un país lleno de pequeños Berlusconis

¿Las fotos que realizas reflejan mucha violencia, así se vive cada momento de protesta en España?

Las protestas por lo general son pacíficas, hasta que la policía interviene. Lo que si se nota es un clima de hastío por parte de los ciudadanos.  La gente está muy enfadada y el clima de tensión está creciendo cada vez mas.

14

6

11

1

¿Cuál es tu posición frente a estas manifestaciones?

Si te refieres si comparto las reivindicaciones de la gente que protesta, pues sí. Creo que los políticos en España son una casta intocable que jamás, salvo en muy contadas excepciones, pagó por sus delitos. Es triste ver a las personas abandonar la casa donde ha vivido muchos años ante la imposibilidad de seguir pagándola.

No es justo que se obligue a abandonarlas y encima les mantenga una deuda de por vida. Son auténticos dramas diarios, la mayoría de ellos vividos en silencio ante la vergüenza que supone sacar tu caso a la luz.

2

3

Samuel Aranda realizó un reportaje gráfico sobre el hambre y la pobreza que
se público en el NYT. ¿Por qué crees que algunos criticaron su trabajo
gráfico?

Creo  que los únicos que criticaron el reportaje fueron los políticos. El rey se encontraba en New York esos días, visitó la redacción del NYT,  acompañado del presidente del gobierno, para “explicar” que esa no era la imagen real de España. Alguien acostumbrado a volar en avión privado y veranear en su yate en Mallorca, creo que no está muy legitimado para hablar sobre cuál es la imagen real del país.

Samuel muestra una España que a los dirigentes no les gusta que se vea en el exterior, pero es la real. Con índices de paro de media del 25%, cientos de desahucios diarios y comedores sociales desbordados por la demanda, que querían que mostrara, ¿Toros y fútbol?

¿Cómo es un día de trabajo para ti, cuando hay marchas o protestas?

Pues intento trabajar con mucho cuidado…Cada vez que hay una protesta de este tipo, siempre hay periodistas que resultan heridos o acaban en una comisaría a pesar de estar acreditados. No les gusta que estemos ahí.

16

¿Cómo fotógrafo, te afecta la crisis en tu país?

Claro. Desde 2008 ya son más de 6000 los periodistas que han perdido su trabajo. Si antes los freelance eran ninguneados por los medios, ahora es peor.

Cuando ofreces reportajes a medios, muchos de ellos te los publican a cambio de de firmarte las fotos. Para darte renombre dicen, como si con eso pudieras pagar las facturas…

Muchos reporteros, como Antonio Pampliega, han estado trabajando en Siria durante mes y medio, vendiendo sus reportajes a medios extranjeros, ya que los españoles no pagan, ni contestan los mails.

¿Ves alguna solución a la situación en España?

Buf…  La verdad es que soy muy pesimista al respecto.

Fotos: Javi Julio (@javijuliophoto)

Fidel Carrillo: “Esta revista es producto de la sana envidia”

12

Revista Fotógrafos es un proyecto ambicioso que tiene como objetivo agrupar en una revista digital, los mejores trabajos fotográficos del país. Además de incluir entrevistas y columnas de opinión de fotógrafos internacionales, entre otras secciones.

Utilizando la plataforma Issu, han presentado el primer número de la revista que cuenta con la participación de los fotógrafos peruanos: Martín Pauca, Paul Vallejos, César Fajardo entre otros.

Por eso hemos querido conversar con su creador Fidel Carrillo, fotógrafo de más de 20 años de experiencia, para que nos cuente detalles de este proyecto que quiere marcar un precedente importante en la fotografía documental del país.

5 

¿Por qué crear un proyecto como Revista Fotógrafos?

En la actualidad no existe una revista digital, o en papel, especializada en ofrecer material fotográfico netamente documental. Nuestro reto es crear un producto con contenido atractivo, asequible y perdurable.

¿Durante cuánto tiempo se elaboró este proyecto?

Hace año y medio elaboré el proyecto.Compartí mi inquietud con Paul Vallejos y nos embarcamos en buscar diseñador y redactor. Hablamos con algunos conocidos, pero todo quedó en nada. Desalentado, me matriculé en un curso de InDesign, ahí empezó todo…

En la última fase entablamos contacto con Carlos Chávarry, redactor de amplia experiencia en este tipo de publicaciones, él nos ayudó a cuajar el contenido visual con un texto dinámico y el resultado es lo que están viendo. Su aporte fue determinante.

8

¿Qué es lo que definitivamente los convenció de realizar RF?

Ver que en otros países como México, Brasil, Argentina, existen revistas de fotografía documental en formato digital y no aquí. ¿Cual era el impedimento? Material gráfico había. Es así que nos lanzamos a la piscina sin saber nadar… y sin flotador. Esta revista es producto de la sana envidia.

¿Para qué público está dirigida RF?

Está dirigido a los aficionados, profesionales e instituciones ligados a la fotografía, pero por los temas que va a tocar la revista, implícitamente estamos involucrando a la sociedad en pleno. La satisfacción será doble si una ama de casa o un abuelito comentan el contenido de la revista. Queremos llegar a todo público sin distinción.

¿Por qué la fotografía documental es importante para RF?

Por el impacto social y testimonial. El espíritu que mueve a todo fotógrafo documental es que su trabajo no se quede en los linderos de la satisfacción personal, sino que trascienda y cree conciencia. La revista va seguir estos preceptos hasta que deje de respirar. Espero que nunca pase eso.

2_1

¿Los medios impresos suelen ser caros, este fue un motivo para decidir por una plataforma virtual?

Existe la tendencia de obtener todo con un solo clic. Ya no se espera que una revista se imprima. Nosotros ofrecemos una revista con muchas páginas, de disponibilidad inmediata, máxima calidad y la posibilidad de agregar interacción multimedia. Es por eso que miles de revistas, libros y periódicos ya se han pasado a lo digital. Además el costo para lanzar una revista en la red es manejable, lo que sí se inviertes es tiempo.

¿Intentaron conseguir financiamiento de alguna institución para la creación de RF?

Sin nada bajo el brazo no se puede pedir financiamiento en ningún lado.

¿Creen que hay más o menos interés de parte de instituciones, ministerios asociaciones etc, para promocionar proyectos como los suyos?

No lo sabemos todavía. Revista Fotógrafos es una revista de fotografía documental y no de “arte” y “cultura”, ojalá no existan peros. Bueno, nuestra inquietud será absuelta cuando empecemos a tocar puertas.

7

¿Cómo fotógrafos de amplia experiencia como ven ustedes el movimiento fotográfico en el país?

Existen jóvenes ávidos de volcar lo aprendido en su centro de estudios. Le han cambiado el rostro al ambiente fotoperiodístico. Ellos cuentan con conocimientos en diseño, retoque fotográfico, producción, multimedia y otras cosas. Son multifacéticos, versátiles, más competitivos. Gracias a la tecnología, hay más presencia de colectivos, blogs y páginas web. Estamos viviendo inevitablemente un cambio generacional pero abrirse paso no es fácil, porque casi todo está establecido en fotografía.

¿Paul Vallejos sea convertido en un amigo no solo de trabajo sino también de proyectos. Fue importante está amistad para crear un producto como RF?

A pesar de nuestra larga amistad, la revista es el único proyecto que tenemos en común. Creo que mientras más amigos somos, menos proyectos o negocios debemos emprender. A veces, por falta de coincidencias la amistad se puede ir al carajo. Hay que salvaguardar la amistad.

Paul además de ser co-editor y coordinador, oficia de puente entre los fotógrafos nacionales e internacionales con la revista. Él tiene mucha aceptación entre los colegas y para RF eso es importantísimo.

11

¿Cómo pueden participar los fotógrafos para publicar sus fotos en RF?

La web está en construcción, mientras tanto los interesados pueden mandar sus fotos a fotografos@gmail.com o por el inbox de nuestra página en Facebook.

¿Cuáles son los objetivos a corto y largo plazo que quieren alcanzar con la revista?

Que todos nuestros amigos y conocidos compartan RF entre sus contactos.  Después crear la web donde estarán las ediciones anteriores e información clasificada de cada número. Terminando eso nos sentaremos a ver que más sigue.

6

Más fotos y artículos de Revista Fotógrafos.