La fotografía y su conexión con el mundo

infancia

Cuando era pequeña admiraba las fotos que aparecían en las revistas y diarios. Me quedaba fascinada con esas imágenes, las recortaba y pegaba en mi pared o las guardaba en una caja de zapato. Esperaba que en algún momento también pudiera tomar esas fotos.

Eran historias de rescates, marchas, protestas, presidentes, costumbres, tradiciones etc.  El poder de esas imágenes me trasladaba por un instante a ese lugar. Habían otras imágenes que me producían tristeza al saber que mi mundo era injusto.

David Griffin, director de fotografía de National Geographic, habla precisamente de esto en TED Talks; el poder que tienen las imágenes para conectarnos con el mundo.

Los fotoperiodistas contamos historias, pero depende de nuestra capacidad de empatía con las cosas que suceden alrededor para conseguir justamente eso, una conexión.

Griffin, muestra historias maravillosas donde el fotógrafo no solo ha logrado increíbles fotos sino que ha ganado una maravillosa experiencia de vida.

Menciona que hace un par de años la revista abrió una nueva sección, donde los aficionados a la fotografía podían enviar sus mejores fotos y para ser publicadas.

Pero reflexiona que no todos pueden contar historias, “para ser fotoperioditas no basta con hacer dos o tres fotos buenas, tienes que hacerlo siempre”. Además enfatiza en que todo fotoperiodista debe poseer una gran capacidad narrativa visual, para contar historias.

Concuerdo mucho con él cuando dice que los fotógrafos no solo estamos para recoger lo malo que hay en mundo, sino también para solucionar esos problemas.

Termina su charla diciendo: “Creo que la fotografía  puede crear una verdadera conexión con las personas y puede utilizarse como un elemento positivo para entender los retos y oportunidades que nuestro mundo enfrenta actualmente”

¿Estás dispuesto a ceder una foto gratis?

Conversando con un amigo sobre la situación que afronta la fotografía frente a la crisis del periodismo; cuyo resultado son varios fotógrafos despedidos o con sueldos muy bajos, recordé el texto que había escrito el fotógrafo Gervasio Sánchez. Quien difundió una cadena de correos entre la editorial Random House Mondador y el ganador del World Press Photo 2012 Samuel Aranda. La editorial no quería pagar por una foto solicitada a Arana, y cuando él pedía alguna explicación, Random House solo ofrecía excusas.

Toda la conversación entre Samuel y la editorial la pueden encontrarla en el muro del Facebook de Gervasio Sánchez. Aquí les muestro algunos fragmentos.

Random House Mondador:  …Sería un placer para nosotros, contar con la foto del poeta Marcos Ana. ¿Sería posible que me enviara un archivo con la fotografía y el permiso para reproducirla?

Samuel Aranda:  No hay problema, te mando la fotografía y el permiso de reproducción. ¿Qué tarifas tenéis para esta fotografía?

Random House Mondador: De momento los fotógrafos con los que he hablado, al ser un libro de Extremoduro, están colaborando desinteresadamente. Tenemos un presupuesto bastante ajustado.

Samuel Aranda: No entiendo muy bien el concepto “al ser un libro de Extremoduro están colaborando desinteresadamente” yo tengo la manía de cobrar por mi trabajo. Y me sorprende que una empresa tan grande como Random House Mondadori pida fotos gratis. Mi tarifa para publicación en un libro sería de 800 euros, con derechos para publicación una sola vez en este libro y sin poder conservarla en el archivo de vosotros.

Random House Mondador: Siento si no he aclarado bien a lo que me refería. El hecho de que sea un libro autorizado sobre Extremoduro ha sido un reclamo atractivo para los fotógrafos con los que hemos hablado hasta ahora, ya que sumaban su participación desinteresada a un proyecto único en el mercado del libro ilustrado español. Sobre todo porque cuenta con la autorización del grupo que ha confiado en que pudiéramos realizar un libro a la altura de sus expectativas y las de sus fans.

Aunque Random House sea una empresa grande, cada libro tiene su presupuesto y el hecho de que esté profusamente ilustrado para adecuar la calidad gráfica a la del texto, hace que sea muy caro de producir. Eso hace que nos veamos obligados a reducir los gastos lo máximo posible e intentar, sin restarle calidad al libro, la colaboración desinteresada de los fotógrafos que puedan participar. No por ello restamos importancia ni valor a su trabajo, todo lo contrario, ya que sino no intentaríamos que estuviese en el libro. La tarifa de 800 Eur. se nos sale del presupuesto… Espero que podamos buscar una solución.

Samuel Aranda: Supongo que Extremoduro cobra por sus actuaciones, discos y libros, supongo que tu cobras por el trabajo que estás haciendo para producir este libro, supongo que Random House ganara dinero con este libro y supongo que los fans tendrán que pagar por comprar este libro ¿cierto? ¿Entonces me explicas porque tendría que dar yo mi trabajo gratis?

Estoy seguro que encontraréis fotógrafos amateurs o estudiantes que quieran dar gratis su trabajo por el simple hecho de que su nombre aparezca en el libro, seguro que lo conseguís.

¿Qué harías frente a una situación parecida, hubieras cedido tu foto?  ¿Crees qué debes pagar derecho de piso, cediendo tu foto y como único pago ver tu nombre en los créditos? 

Lamentablemente es una práctica que todavía mantienen algunas empresas. Creo que cada fotógrafo decide si cede su foto, sin embargo, no cobrar por el trabajo realizado puede traer consecuencias a largo plazo. Pueden asumir que si lo cediste gratis una vez, lo harás siempre.

Cuando los fotógrafos se divierten: Rechongueros Gráficos

2
Texto de Ricardo: Todo estaba tranquilo en el estadio hasta que por los parlantes se escuchó: “Señores rechongueros pasen a la sala de prensa a servirse unos bocaditos”.

Tiene ascendencia china, pero es más peruano que la papa a la huancaína, parece un hombre serio, pero cuando ríe sus ojos rasgados desaparecen. Dejó hace cinco años la fotografía de prensa para dedicarse a la enseñanza y a su familia. Todo le parece bonito y cuando todo es bonito sonríe, aunque ha tenido momentos tristes, nunca ha perdido el espíritu juguetón y divertido. Para él lo más importante es reír.

Así es Ricardo Choy-Kifox, un fotógrafo chino de risa. Un buen día se animó a crear un blog de fotografía, donde por primera vez se veía a todos los fotógrafos del país en las más hilarantes y divertidas situaciones dentro de una comisión de trabajo. A esa página le llamó Rechongueros Gráficos algunos han querido copiarlo, pero no han podido igualarlo. Está es la historia…

r
Foto: Andre Capdevilla

En Perú asociamos ‘chongo’ con diversión. ¿Crees qué los fotógrafos somos chongueros? 

Definitivamente sí, y te explico por qué. Vivir en un país como el nuestro es complicado. Ni ganas de llorar tienes, entonces todo te da risa. Lo mismo pasa con los fotógrafos, cuando estamos juntos nos olvidamos de los problemas. Conversamos, reímos y cuando toca trabajar lo hacemos, pero luego nos volvemos a juntar y reímos de lo que hicimos en comisión. Por eso asocio fotógrafos con chongo y ¡bam! Rechongeros Gráficos.

ya2
Texto de Ricardo: Aquí los seleccionados para la nueva temporada de American Idol…como pueden ver hay de todo….

¿Pero no todo es risa, también debes haber pasado momentos tristes?  

Como todos, pero siempre tengo presente un proverbio chino -¿ Cuál es es ese proverbio?  Algo así como “El hombre sabio espera en la puerta de su casa, ver pasar el cadáver de su enemigo” Recordar eso me ha dado paciencia y tolerancia, sobre todo con gente fastidiosa que encuentro en el camino.

¿Y cómo empezó Rechogueros Gráficos?

En el año 2006 cuando apareció el boom de Internet. Todos tenían una página y cuando averigué, me di con la sorpresa que necesitaba de un webmaster y plata. Luego descubrí el blog ¡es más fácil! pensé. Era un sitio donde podía escribir cualquier cosa y lo mejor, era gratis.

Tenía mi blog, pero no sabía de qué escribir. Y como para practicar subí una imagen donde estábamos todos los reporteros junto al presidente Alejandro Toledo, no era nada periodístico pero me gustó la foto. Luego avisé a todos los demás y se empezaron a compartir el enlace. Después de unos días me enviaron fotos de ese tipo, que me parecieron graciosas, les puse leyenda y las subí a la página. Así nació todo.

7Texto de Ricardo: Joven rechonguero chisiricosoro robando cámara en lugar de tomar fotos…¡saooooo!

¿Por qué crees que los fotógrafos se animaron a colaborar con tu página mandándote fotos?

Porque son unos chongueros. Yo pude haber creado la página, pero el mérito es de todos los fotógrafos que me mandaron sus fotos, incluso había fotógrafos que iban a las comisiones a hacer especialmente fotos para rechongueros. Yo les llamaba mis colaboradores o mis chacales. Esa retroalimentación me parecía genial.

¿A qué le atribuyes el éxito de tu blog?

Creo que era porque a todos les gustaba verse o ver a sus compañeros. También creo que era por las leyendas o esa pequeña historia que me inventaba para describir las fotos, eran muy graciosas. Es que antes se me ocurrían cosas muy originales, ahora no sé.

todos

Collage de fotografías donde se ve a diversos fotoperiodistas en ocurrentes situaciones.

¿Por qué te detuviste? 

Creo que se me acabó lo chistoso. Aunque tengo otra teoría, cuando salí del diario El Peruano, me despegué de la gente y ya no participaba de los chistes, entonces no compartía lo mismo que ellos. Cuando me sentaba frente a la computadora, no se me ocurría nada de nada y así han pasado casi tres años.

tongofinal
Juan Carlos Ávila, más conocido como‘Tongo’ por su parecido con el cantante peruano de cumbia andina.

¿Qué fotógrafos salían constantemente en el blog? 

Nuestro querido Juan Carlos Avila, Tongo’, él  se convirtió en un personaje. Así como el inolvidable ‘Curly’, él siempre ha sido un héroe urbano, porque andaba de tragedia en tragedia y salía victorioso. Otros como: Pavel, Cornejo, Percy eran caseritos. ¡Ipa! parecía  su blog, aparecía en todas las imágenes. Lo más gracioso es que a veces él me mandada sus fotos.

curlyfinal
Roberto Cáceres, a él le dicen ‘Curly’ por su parecido con uno de los personaje de los Tres Chiflados.

¿Algunos fotógrafos te reclamaron por subir fotos de ellos sin su permiso?

En algunos casos, el más escandaloso fue con un fotógrafo que se sintió aludido por algunos comentarios, al punto que me pidió que lo sacará de todas las fotos donde aparecía.  Fue un feo roche, dejó de hablarme. Después de un tiempo lo encontré y pudimos arreglar el problema.

Un segundo caso fue cuando una revista de espectáculo usó sin mí permiso fotos de la página donde aparecía un fotógrafo. Evidentemente el fotógrafo me reclamó y yo no sabía nada. Escribí un post sobre el tema y pedí a la seguidores del blog que opinen. Todos dijeron que no tenía la culpa, me sentí apoyado por la gente.

ya5
Texto de Ricardo: Descubrimos a los rechongueros que trabajan como dobles del Zorro para las escenas más riesgosas que el chico Meier no quiere grabar.

¿Crees que existe algo de burla en las fotos que subes

Nunca ha tenido interés en burlarme de alguien, siempre me pongo en el lugar de todos. Por ejemplo si ponía fotos de gente durmiendo, también ponía la mía. Luego me di cuenta que ponía mucha gente durmiendo, pensé que los podían ver sus jefes, así que deje de subir ese tipo de fotos. A menos que sea muy muy gracioso ja,ja,ja,ja. Además siempre resalto de si alguien se siente ofendido, me lo diga y retiro la foto. Salvo esos dos casos anteriores, nunca he tenido problemas.

ya4
Texto de Ricardo: ¿Miami Vice? ¿Los viejitos de los Muppets? ¿Las Limeñitas de Ascoy? ¿Servando y Florentino? ¡Más respeto señores! En esta foto hay más de 100 años de historia fotográfica, dicen que cuando llegó Pizarro estos señores ya grababan imágenes en piedra…

¿Cuándo vuelves a escribir y publicar fotos en rechongueros?

Pronto, es cuestión de sentarme frente a la pantalla. La gente sigue enviando fotos, pero hay tantos a los que no conozco, espero se me ocurra algo gracioso sobre ellos. Una vez me escribieron de España,  México, Brasil donde me contaban que estaban haciendo lo mismo, esas cosas animan, solo queda exigirme…

¿Has pensado en rentabilizar el blog?

Sí, he querido eso toda mi vida, ¡pero no sé cómo!

*Estas y otras fotos divertidas, de los reporteros gráficos peruanos, las encontrarás en Rechongueros Gráficos