Su trabajo es fotografiar los finales de la vida. Ricardo Altamirano, fotógrafo forense.

MUERTE TAXISTA

Lo llaman de noche o de día, sabe que tiene que estar preparado. Cuando llega al lugar citado, prepara su cámara y comienza. Su visión y sus sentimientos deben esta cuajados de ver tanta sangre, cuerpos decapitados, personas incineradas, desastres naturales, robos. Ese es su trabajo; fotografiar los últimos instantes de vida y los miles de delitos que se comenten a diario. Concluida su labor, se irá con esas fotografías, las analizará muchas horas tratando de armar el rompecabezas.

Sus fotos no terminarán en algún diario o revista morbosa. Esas fotos se convertirán en pruebas importantes que resolverán un crimen.

¿Qué hace un fotógrafo forense ? ¿Qué equipos lleva en su maleta? ¿Se estudia para ese trabajo? ¿Gana mucho o poco?

La fotografía forense es una especialidad de la fotografía que pocos conocen. A pesar de la importancia que tiene en la investigación de crímenes, asesinatos, suicidios, desastres naturales etc. “Su importancia siempre ha sido desvalorizada” así nos cuenta Ricardo Altamirano, uno de los pocos fotógrafos forenses capacitados como perito de fotografía. Porque no se trata solo de tomar fotos, sino de conocer diferentes ciencias: biología, psicología, anatomía etc. Así de multidisciplinaria es esta carrera.

Ricardo Altamirano, tiene más de ochos años dedicándose a la fotografía forense y sabe que es una carrera difícil, pero también es consciente que es necesario mejorar el nivel de preparación para no ver a cualquiera hacer el trabajo.

Conozcamos algunos detalles más de está profesión.

MUERTO

¿A qué se le llama fotografía forense?

Es una herramienta científica pericial, donde el fotógrafo tiene que perennizar la escena de un crimen o desastre masivo. Procurando ser muy cuidadoso y no olvidar de fotografiar ningún detalle. Toda evidencia siempre es importante en un caso. Un fotógrafo forense puede ser cualquiera aunque no cualquiera se anima, porque es una carrera que exige y no paga mucho.

¿El fotógrafo forense pertenece a una sección especial dentro de la investigación de un caso?

Pertenece a la sección de crimen e investigación, conformado por un equipo de peritos; balísticos, médico forense, biólogo forense etc. En ese grupo se encuentra el fotógrafo forense. Cada uno de los peritos interviene dependiendo de la escena. Es como decir fotografía deportiva, moda, prensa, cada uno tiene distintas técnicas, igual es con los peritos.

¿Cómo empieza el trabajo de un fotógrafo forense?

Se empieza armando la cadena de custodia; que es cuando se aísla la zona de posibles contaminantes, por eso se coloca una cinta amarilla que dice: escena del crimen o prohibido pasar. Los contaminantes son las cosas o personas que puedan alterar el lugar del crimen o delito.

A esta zona solo ingresan el jefe de investigación y el fotógrafo forense. La tarea del fotógrafo es hacer una observación de la zona, para luego proceder a realizar su trabajo escogiendo la técnica y sus equipos.

MUERTE TAXISTA

Luego se realizan tres tipos de observación: lineal, espiral y angular. La idea es que no se pierdan detalles de toda la zona donde se realizó el delito, por eso se trabaja segmentando el lugar. Por ejemplo en la observación angular, puedo encontrar casquillos de bala, entonces pongo un letrero y fotografió, así voy haciendo con toda la zona. Tenemos que ser muy observadores y estar concentrados.

Debo ingresar con guantes, mascarillas y lentes de protección, se tiene que ser lo más pulcro posible para ingresar.

Usamos equipos parecidos a los de cualquier fotógrafo, por lo general una cámara, un lente macro y un lente angular, también un flash y un trípode para exposiciones largas.

El lente macro es muy útil porque ayuda a capturar con mayor detalles raspaduras, cortes, amputaciones u objetos pequeños que son pruebas útiles para una investigación.

¿Por qué es importante las fotos en un proceso de investigación? 

Es la prueba para condenar o absolver a una persona de la cárcel y sobre todo es una prueba palpable para resolver hasta los casos más difíciles. Por eso debemos ser muy cuidadosos al momento de tomar las fotografías, nada debe alterar la calidad de la imagen. No usamos ni filtros polarizados, porque estas pueden crear otro tipo de escena y entorpecer el proceso.

Todavía usamos los rollos para tomar fotos, aunque hay intentos de pasar a digital. Son los jueves que prefieren ese tipo de fotos, ellos creen  que una foto digital es muy fácil manipular o alterar. En la fotografía análoga se puede verificar la matriz, que es el negativo.

¿Por qué te gusta este trabajo?

Porque reúne las dos cosas que me agradan, lo periodístico y científico. Yo trabajé en la época del 90 como fotoperiodista y esa profesión me agradó mucho. Mi lado investigador siempre lo he tenido, averiguar el por qué de las cosas.

¿Para ser fotógrafo forense, hay qué estudiar y dónde? 

La fotografía forense no se enseña en Perú, tienes que ir a Colombia, Argentina o Chile para capacitarte.

Yo aproveché los pocos cursos que han venido a dictar  a Perú y porque quiero cada vez ampliar mis conocimientos sobre diferentes materias en criminología. Un fotógrafo forense debe de saber de todo un poco, es un ciencia.

Lástima que el estado invierta poco en temas de investigación, por ejemplo en Perú, solo hay siete u ocho fotógrafos forenses, mientras que en Brasil o Chile son el triple o más.

¿Por qué hay pocos fotógrafos forenses en el país?

Lo que pasa, es que la Policía Nacional del Perú es la que se encarga de capacitar y organizar esos temas, y bueno la policía tiene ya muchos problemas como para pensar en renovar su departamento de investigación.

¿No es cómo en las series Bones, NCIS, CSI?

No para nada, aquí se aplica la informalidad y con los pocos recursos hay que arreglarse, muchas veces he tenido que ponerme bolsas negras en los zapatos porque no había protectores para hacer el trabajo. Cuando en una situación de crisis, los que deberían de estar no están, se aplica la informalidad.

¿Es necesario ser policía, para ser fotógrafo forense? 

No, para nada, la fotografía forense es una especialidad dentro de la fotografía y demora el tiempo que te tome capacitarte, por ejemplo yo estudié varios diplomados en medicina legal y forense, diplomados de seguridad integral, inteligencia y seguridad nacional. Todo eso va armando un perfil que complementa el trabajo de un fotógrafo forense.

¿Ya debes estar curtido de ver a diarios escenas terribles? 

La primera vez que vi un muerto me impactó mucho. Con el tiempo ya uno se acostumbra. En mesa redonda sí me sentí muy tocado, luego tuve que tomar distancia y ser muy racional. Recuerdo que ese día nos trajeron pollo a la brasa de almuerzo, nadie comió.  Habíamos visto tanta gente quemada, con gestos de dolor en su rostro, que el pollo a la brasa no era una buena opción.

Encontré esta pequeña entrevista realizada a Calder Vasarely Huerta, sobre fotografía forense. No está de más ver el video.

*Ricardo Altamirano tiene un  blog donde escribe sobre temas de criminología, tema que le apasiona. Por ahora combina su trabajo de consultorías con el desarrollo de su propia empresa de seguridad y protección.

Fotos: Yanina Patricio 

Los manteros de Buenos Aires,Argentina.

22

En ese momento vivía entre Corrientes y Maipu y sin querer conseguí una vista privilegiada de las marchas, protestas y reclamos de algunos argentinos disconformes con el gobierno. Me encontraba cerca del Obelisco, la avenida 9 de Julio, la Plaza de Mayo, La Casa Rosada, es decir; no me perdía ninguna matraca, pancarta, silbato, tambor ni pliego de reclamos. Veía de todo y de todas los gremios.

Esta es una de las tantas protestas que pude fotografiar. Se le llamó: La protesta de los manteros. Manteros son aquellas personas que venden sus productos en la calle. Algo así como los ambulantes de Jirón de la Unión, cuando existieron. El Gobierno de Buenos Aires, liderado por Mauricio Macri, decidió retirarlos de la zona, para imponer orden y limpieza. Entonces a los manteros no se les ocurrió mejor manera de protestar que cerrar la avenida Corrientes con la calle Florida.

15

Se instalaron en medio de la pista y vendían sus productos como si no pasara nada, la medida duraría el tiempo que demorara la solución a su problema. Lo malo de esa protesta era la carga de tráfico que se producía, porque al cerrar una avenida tan importante también se veía perjudicada la 9 de julio, considerada “la avenida mas ancha del mundo”. El resultado fue cientos de conductores molestos e inmóviles en sus autos o buses.

20

La prensa asistía todos los días a este campamento de protesta que empezaba al medio día y terminaba a las seis de la tarde. Algunos entrevistaban a los afectados y buscaban “casos humanos”de esos que se creen necesarios para darle un rostro a una protesta. En realidad sí había muchos casos humanos, gente que contaba con ese trabajo para llevar comida y pagar las cuentas de ellos y su familia.

18

La facilidad de vender en la calle Florida era únicamente para los artesanos que querían ofrecer sus trabajos en esa zona, que por cierto es muy turística. Aunque algunos vendían ropas, peluches, perfumes, mates, jugos de naranja, discos etc. Quizás por ese desorden Macri decidió retirarlos.

9

21

19

Algunos artesanos también apoyaban la protesta porque se sentían apenados por sus compañeros.

13

Nunca faltaban los curiosos y curiosas que mientras hacían sus compras en alguna tienda, se daban tiempo de salir, aplaudirlos y tomar una foto para luego publicarla en alguna red social.

3

Su protesta incluía recorrer con bombo y banderas todas las cuadras de Florida. Cada cierto cuadra aparecía algún incomodo transeúnte que se animaba a pararlos y decirles que vayan a otro lado a protestar.

6

5

Me llamaba la atención ver a muchos niños y niñas en estos tipos de manifestaciones, así como también ver a madres con sus hijos en brazos. A pesar del calor y el bullicio preferían quedarse ahí, reclamando.

7

Las ollas comunes se instalaban al medio día y horas después se empezaba a repartir los tapers de comida.

4

17

Admirable era el respeto de la policía hacía los manifestantes; nunca les negaron el permiso, ni les imponían sus reglas. Simplemente se mantenían alertas y vigilantes.

8

10

No faltaba la familia completa que aprovechaba la manifestación para pasar un día juntos tirados en la pista tomando sol.

11

Otros acompañaban a sus familiares y los observaban desde lejos, cansado de los días de protesta o agotados por el calor.

14

Los argentinos son claro y directos: “Macri; vago, delincuente de mierda” 

1

16

2

Finalmente la calle Florida se quedó sin manteros. Luce ordenada y más limpia, me pregunto hasta cuando durará

12

La fotógrafa que tomó la foto más vista del mundo: Scout Tufankjian

Obama-michelle

No cabe duda. Es una hermosa foto, con todos los elementos necesarios para ser, quizás, una de las mejores que tiene la pareja de Estados Unidos. Su difusión, acompañada de un pequeño texto “Four more years” enloqueció a la mayoría de los norteamericanos que no dudaron en darle RTs, tantas veces sea posible y miles de me gusta en Facebook. Obviamente la foto es y será, por ahora, la más famosa de la historia de una pareja presidencial.

¿Quién fue el autor? Nada menos que una mujer, ella se llama Scout Tufankjian de cabello corto,contextura pequeña y amplia sonrisa, quizás su mayor virtud para acercarse a las personas. Porque uno siempre tiene que estar dispuesto a sonreír.

La foto se tomó el 15 de agosto de este año, en un mitin que Obama ofrecía en Dubuque- Iowa. Aquel día los fotógrafos oficiales de campaña eran Christopher Dilts y por segunda vez Scout Tufankjian . Ella es la única mujer que ha fotografiado la carrera política de Barack Obama, y con todo derecho publicó en el 2008 el libro Yes We Can: Barack Obama’s History-Making Presidential Campaign . Donde hace un recuento de la vida política del actual mandatario. Actualmente alejada de la campaña a retomado su trabajo en Egipto.

obama-michelle-foto

Scout, acostumbradas a las escenas románticas entre Obama y Michelle, espero el momento del encuentro entre ambos, después de varios días de no verse. Aguardó ese cálido beso y abrazo. Al hacer clic, ya todo estaba hecho, tenía una foto muy inspiradora, tierna, romántica y sobre todo publicable.

Así también lo entendieron los miembros de campaña de Obama. Aprovechando genialmente el contexto publicaron la foto, produciendo miles de comentarios positivos en pocos minutos. Ellos saben que la pareja es un ejemplo de amor y respeto y lo explotaron al máximo. Incluso la fotógrafa Scout también se ha sentido conmovida por las muestra de amor. Cuenta en forma de anécdota, que al terminar el trabajo llamaba a su novio para preguntarle si la amaba igual que Obama a Michelle.

obama-michelle-foto2

Todavía no se confirman si fue el presidente quien tuiteo esa foto, porque cada vez que escribe que lo hace finaliza con sus iniciales “BO” .Lo más probable es que los hayan hecho los miembros de su campaña.

Una foto en muchas oportunidades no es recordada por su autor, sino por lo que nos hizo sentir, pensar, creer u odiar. Por eso como dice la autora de la imagen, le da gusto que la foto haya gustado tanto, porque es así ,como ella los ve.

Aquí algunas imágenes y reseña que Scout Tufankjian hace sobre el libro Yes We Can: Barack Obama’s History-Making Presidential Campaign.

*Fotos: Scout Tufankjian

Hay fotos que no deben ser publicadas

negro

Esta foto con fondo negro, no solo es por los cuatro periodistas fallecidos en el accidente del río Tarma, es también por las decenas de personas que fallecen producto de accidentes automovilísticos.

Esta foto con fondo negro, no solo representa la tristeza que siento cuando mueren personas tan queridas, sino también porque estos accidentes siguen pasando. A causa de mala señalización, pésimo estado de carreteras y de conductores imprudentes que provocan su muerte o la de otras personas.

Esta foto con fondo negro, no solo representa mi indignación al ver las fotos de los periodistas tirados en el suelo sin vida, sino por todas las fotos que aparecen a diario en los periódicos y noticieros.

Hace poco el diario Correo retiró de su edición web fotos donde se veían los cuerpos de los periodistas fallecidos, a pedido e insistencia de otros periodistas quienes fastidiados y consternados criticaban el mal tino del diario. ¿Y los demás no merecen el mismo respeto y consideración?

Me quedo con esa pregunta…

Detrás de un presidente existe un gran fotógrafo: Pete Souza

chip-somodevilla-getty-images-north-america

De cabellos negros y mirada tierna, su sonrisa parece conquistar hasta al más serio invitado a la Casa Blanca, no hablo del presidente Back Obama, me refiero al fotógrafo Pete Souza, un hombre de ascendencia portuguesa, que ha cubierto dos gobiernos presidenciales fotografiando al presidente Ronald Reagen y ahora a Obama.

Cuando le preguntan que significa para él ser fotógrafo de la Casa Blanca, responde: “Pienso que la parte más importante de mi trabajo, es crear el archivo fotográfico para la historia”

Y tiene razón, su trabajo no solo crea un archivo de impresionantes fotografías sino también  sus imágenes influyen mucho en la percepción que tenemos sobre uno de los gobernantes más poderosos del mundo.

3608066101_87eb5a4b45_z

Con mas de 6,000 fotos al día que Pete logra tomar, debe encontrar la que mejor represente al presidente en sus diferentes visitas o reuniones. En su cuenta de Flickr tienen más de 200 páginas llena de fotos de los diversos momentos que Obama ha vivido, desde su ascenso como senador hasta llegar a la presidencia.

Pete no solo es el fotógrafo, sino también su amigo personal, incluso tiene su propio asiento reservado en el avión presidencial.

obama_and_biden_await_updates_on_bin_laden-pete_souza

3532376714_cc9ce8cf80

Obama family welcomes new puppy. RESTRICTED

En Perú, sucedió algo parecido con la reconocida fotógrafa Inés Menacho, ganadora de un premio Rey de España, y el presidente Alejandro Toledo. En sus fotografías veíamos a un presidente peruano en otras facetas nunca antes vistas, pero Toledo terminó su mandato y no se pudo apreciar más estas fotos, sin embargo ellos siguen siendo amigos.

National Geographic realizó un documental, sobre la vida y el trabajo de Pete Souza, es bueno volver a verlo. Y para quién no la ha visto, prepárense para apreciar el fascinante mundo del fotógrafo y el presidente.

Fotos: Chip Somodevilla/Getty Images North America y Pete Souza

 

Miguel Bellido: “Un casco o un chaleco, pueden salvar tu vida”

47194_1595408731418_3495953_n

Llegas al lugar y te encuentras en medio de balas, gases, desorden y gritos. Tu tienes una cámara y quizás, también miedo. ¿Qué debes hacer en esos momentos? ¿Cómo debes protegerte? ¿Qué cosas debes usar? Son muchas la preguntas que nos hacemos…

Como fotoperiodistas nos exponemos a estos riesgos. Conservar la calma y estar bien protegido, son algunos consejos que pueden salvarte de una bala perdida o alguna piedra en la cabeza. Aunque en situaciones muy tensas, nada garantiza salir con vida. Somos los que corremos al lugar, cuando la mayoría trata de salir, es un riesgo inherente a la profesión.

Así nos relata Miguel Bellido, fotógrafo de El Comercio, quizás uno de los más experimentados en prensa, conflictos sociales y desastres naturales. A través de sus anécdotas de más de 15 años de trabajo, nos comenta cómo debemos actuar en esos momentos riesgosos; recuerda los momentos que estuvo cerca de la muerte y hace una reflexión sobre la falta de información que existen en los fotógrafos y medios sobre la seguridad y protección en comisiones riesgosas.

46511_4991887081254_1666605137_n

¿Recuerdas alguna situación de peligro donde te hayas encontrado desprotegido?

Sí, varias veces; me han golpeado, lanzado piedras y secuestrado. Una vez junto a otros fotógrafos, un grupo de doscientas personas empujó la mototaxi en la que viajábamos y nos lanzaron cinco metros hacía abajo. Todo porque eramos periodistas y estábamos informando. Las cámaras terminaron regadas por el suelo, nosotros adoloridos pero con vida.

¿Qué prendas o dispositivos debe usar un fotoperiodista para protegerse de una comisión de riesgo? 

Primero tiene que informarse y para eso tiene que leer todos los diarios, de esa manera conocer mejor el contexto del conflicto. Para cada región debe evaluar lo que debe llevar para su protección y seguridad, por ejemplo en la sierra tienes que estar ligero para correr, en la selva un chaleco antibalas no te va ha proteger de las flechas…

Por lo general unos buenos botines, máscara antigás, chaleco antibalas, casco. Empecé a usar chaleco antibalas cuando vi que a un compañero mio le rozó una bala, la cual mató al policía que estaba a su costado. El chaleco trato de no exponerlo mucho, casi siempre debajo de mi ropa, porque la gente te puede confundir como policía y eso es peligroso.

En La Parada me veían raro, me decían: “oye ha dónde te vas” por lo que tenía puesto, pero en una situación donde no estás preparado, recién ahí te lamentas no haberte puesto lo mismo.

58796_10151089585220780_270258425_n

¿Estos implementos de protección tu lo conseguiste o el diario te lo proporciona?

Al principio yo me ingeniaba para conseguirlos, pero luego conversamos con el diario y poco a poco nos consiguieron esos herramientas de trabajo. Con el uso y tiempo ya se vuelven de uso personal del fotógrafo. Lo que sí trato de conseguir es comida enlatada tipo militar, en mi auto tengo mi bolso de emergencia; con conservas que puede durar dos años, pastillas de cloro, agua, botiquín de primero auxilios, botas para huaycos… Siempre hay que estar preparado.

¿Estos implementos son caros?

Si quieres calidad tienes que invertir, un chaleco te puede costar 100 o 150 dólares, un casco 200 soles y la máscara 100 o 150 soles.

¿Tú crees que los medios tienen consciencia del peligro qué tienen sus fotoperiodistas al cubrir esas situaciones ?

A veces creo que se olvidan, sobre todo por el contenido informativo. Cuando estas en un sitio de alto riesgo, donde no quieren mucho a los periodistas cualquier información que salga será buena excusa para que nos ataquen.  A veces hay que llamar y pedir que tengan cuidado con el contenido informativo que escriben o suben a la web.

¿Existe interés en los medios por implementar con prendas de seguridad y otros equipos de protección una sección de fotografía?

No sé como será la situación en otros medios, aunque a algunos medios solo les importa que tengas la foto y que sea buena, no cómo lo hiciste. En El Comercio hemos negociado por mucho tiempo para conseguir lo necesario para trabajar tranquilos en esos momentos de riesgos. Nos cuidan no solo por el equipo de trabajo que cargamos, sino también tomaron  conciencia de los riesgos que vivimos afuera.

246640_4867364648271_1538849188_n

¿Qué consideras que se debe hacer para que los otros medios tomen conocimiento de la importancia de poseer implementos de seguridad?  

Más comunicación entre sus fotoperiodistas, editor y director. Muchas veces el fotógrafo tiene que ingeniárselas para conseguir un casco o unas botas. Conozco a un compañero que cuando sale de viaje es como si se fuera a un safari, lleva de todo en su mochila; cordeles, mantas para mosquitos y otras cosas, que en un momento han salvado la vida del redactor y la suya. Los diarios no te proporcionan esas cosas, uno mismo tiene que conseguirlas.

Has viajado por varios países cubriendo diferentes situaciones de conflicto ¿Cómo percibes a los fotógrafos extranjeros y su preocupación por su seguridad?

Ellos sí tienen claro el peligro que corren y siempre están protegidos con un chaleco antibalas y casco, son las cosas más básicas que debe usar un fotoperiodista. Un casco o un chaleco, pueden salvar tu vida.

¿Y por qué crees que nosotros no logramos esa misma visión de seguridad? 

Creo que es porque todos trabajamos en la informalidad. Cuando hay alguna comisión riesgosa, mandan al primero que llega. Él que te manda no se pregunta si estas preparado para esas situaciones. Es necesario enviar al fotógrafo mejor preparado que tenga responsabilidad y madurez para saber afrontar peligros. Obviamente los periodistas se contagian de esa informalidad y por miedo al despido o una llamada de atención no se enfrentan a su jefe.  Hay que tener espacios y confianza para conversar con tu editor y director y decir verdaderamente las cosas que nos molestan.

¿Qué cursos debe llevar un fotoperiodista para cubrir conflictos peligrosos?

Yo trato de llevar por lo menos dos cursos por año: primeros auxilios, corresponsalía en zonas de conflictos y guerra. Ahí aprendes a caminar en zonas de peligro, a qué hacer si te secuestran, cómo ubicarte mirando el cielo, cómo curar una herida, cómo realizar un torniquete etc.

Eso sí, uno no es enfermero. Los periodistas que ayudaron al policía en el mercado La Parada, es admirable, me quito el sombrero. Pero esa no es su chamba, siempre me han dicho que somos testigos, que ayudamos con nuestras fotos pero nunca debemos acercarnos porque podríamos complicar la situación. No puedes mover a una persona herida, si no sabes primeros auxilios, podrías perjudicar al herido, dejarlo paralítico.

297670_2537966214766_986813509_n

¿Hay algún un lugar dónde enseñen cómo debe trabajar un fotoperiodista en esas situaciones?

No que yo sepa. Han existido intentos de las fuerzas armadas pero no han funcionado. Los bomberos tienen algunos cursos pero no son suficientes. Yo trato de enseñarlo en mis clases.¿quién debería encargarse de organizar esos cursos? Los periodistas con las fuerzas armadas, los comandos especiales, pero nadie se involucra con el tema. Creo que se debería hacer algo.

¿Alguna vez tuviste que improvisar en tu seguridad?

Es bien complicado improvisar con algo así como tu seguridad, aunque una vez cuando la cosa se puso muy fea en Andahuaylas me puse cartón sobre mi pecho y espalda. Y justo ese día me agarraron a chicotazos, obviamente los brazos me los dejaron marcados, pero me ayudó el cartón.

Y cuando por alguna razón no tengo mascara, observo el viento. Si está para un lado, yo me coloco del otro lado. Lo gracioso es cuando los vientos cambian, tengo que estar moviéndome. – ¿es cierto que fumarse un cigarrillo ayuda con los efectos del gas? No lo sé, yo no fumo, pero lo mejor es un trapo húmedo con vinagre.

560367_404235652953233_256447594_n

¿Ha llegado un momento en que te has dicho, aquí termino muerto? 

Un par de veces; en Bolivia cuando me cayeron perdigones, en Haití cuando hubo mucha tensión con robos y muertos regados por todos lados. Hubo momentos en que sentía que no daba más… Una vez casi me hundo en arenas movedizas, estaba solo así que guarde la calma, pensé frío y logré salvarme.

Muchas veces he tenido que ser paciente y saber negociar, como cuando me retuvieron unos pobladores y me dijeron que de ahí no salía, nuevamente conservé la calma y poco a poco logré ganarme su confianza, hasta que los mandé a comprar cervezas con mi plata, entre botella y botella nos hicimos amigos e incluso me liberaron y me decían: vuelve cuando quieras…Ja,ja,ja.

Antes esas situaciones no podemos ser agresivos o discutir, aunque hay periodistas que creen que tienen el poder de decir y hacer lo que quieran, eso perjudica su trabajo.

¿Ahora eres más prudente con tus acciones, por qué?

Por mi familia y mis hijos… Yo antes era mucho más loco, ahora me mido y pienso cual será la foto, si vale la pena o no arriesgarme. Además siempre van ha ocurrir las mismas cosas. Creo que a estas alturas, con 17 años de trabajo, una foto no me hace más ni menos, no tengo que demostrarle nada a nadie.

*Fotos: De su perfil de Facebook