Francisco “Paco” Chuquiure. Exponer en el extranjero III

Esta es la última entrevista sobre “Exponer en el Extranjero“. Gracias a la experiencia  de Guillermo Figueroa y el colectivo Supay Fotos, sabemos del trabajo y constancia que se necesita para exponer en otros países. Y para cerrar esta serie de entrevistas, conozcamos la experiencia de Francisco “Paco”Chiquiure periodista que durante el 2010-2011 se encargó de retratar la vida, detrás de las cámaras, de la boxeadora Kina Malpartida. 

Becoming Big se llama este trabajo gráfico, que será expuesto este mes de agosto en Los Encuentros Abiertos – Festival de la Luz 2012, Buenos Aires- Argentina. Hoy les mostramos algunas fotos que forman parte de Becoming Big. Esta será su segunda exposición individual a nivel internacional.

¿De qué trata el ensayo fotográfico “Becoming Big” el cuál estará participando en el Festival de la Luz 2012 , en Argentina?

Becoming Big es un ensayo fotográfico que relaciona tres temas; esfuerzo, éxito y soledad. El personaje de mi historia es Kina Malpartida, boxeadora peruana. Para mi este ensayo es uno de los primeros que realizo centrandome en un solo personaje, anteriormente he trabajado alrededor de grupos sociales específicos. La historia me atrajo por dos motivos: la mujer que se abre camino en un deporte de hombres y el efecto de su éxito profesional en un país como el nuestro, que no está acostumbrado a ganar eventos deportivos.

¿Entonces se trata de un ensayo deportivo? 

Todo lo contrario, el tratamiento del ensayo está centrado en la atmósfera y psicología de una persona, no en el boxeo. En la edición final solo uso una foto donde ella aparece peleando en el ring, así que no se trata de un trabajo sobre fotografía deportiva o de acción. 

Photo-15

¿Cómo eliges los temas para tus ensayos fotográficos? 

Por lo general, los ensayos que realizo poseen temáticas con las que estoy muy relacionado. Por motivos personales, convicción o por la necesidad de abrir nuevas ventanas para que las personas vean las cosas con mayor amplitud y entendimiento.

¿Fue un trabajo pensado para exponerlo fuera del país?

Sí, desde el comienzo lo pensé así. Creo que la historia del boxeador es muy universal, lo vemos constantemente en libros o películas. Por lo tanto, es de fácil traducción en cualquier país. Quería desarrollar un proyecto que sobrepasara los temas locales o nacionales, esa fue otra de las motivaciones para realizar el ensayo.

Photo-04

Photo-10

Photo-07

 ¿Se invierte mucho tiempo un ensayo fotográfico? 

En esta clase de trabajos hay que aprender a establecer una relación con el personaje. En mi caso tengo que adaptar mi tiempo a la de una nueva persona y dedicarme a conocerla todos los días. Siempre se invierte tiempo y mucho…

 ¿El dinero que se invierte en estos ensayos fotográficos es alto? 

Creo que podemos dividir los gastos en dos partes: material de trabajo (equipos fotográficos y accesorios) y la producción; viáticos (combi, taxi, bus, avión, etc.), estadía, alojamiento, alimentación y seguridad. Los proyectos que realizo dentro de la ciudad de Lima resultan siendo los más económicos porque solo invierto en equipo de trabajo y no tanto en aspectos logísticos.

Proyectos como Becoming Big sí requieren de una mayor inversión. Este ensayo ha sido producido durante un año y las fotografías se realizaron en Lima (Perú) y Los Ángeles (USA), todo esto aumenta radicalmente la inversión. Hasta la fecha todos mis ensayos han sido autofinanciados.

Photo-13

¿Es importante exponer fuera del Perú cómo fotógrafo independiente?

Definitivamente… Es una buena vitrina para que tu obra sea reconocida en otros ámbitos.  Empezar con una idea, trabajar en ella el tiempo que demande y luego ver ver tu trabajo en una galería, instalación o en cualquier otro soporte (Internet, publicaciones impresas, etc) y además reconocido y expuesto en muchos países, genera una gran satisfacción personal. Esta es mi segunda exhibición individual a nivel internacional.

 ¿Crees que los fotógrafos peruanos tienen interés en exponer en el extranjero?

No dudo que tengan interés. ¿Quién no quisiera exponer sus fotografías? Y si es fuera del país, pues mejor.

 ¿Consideras que se está produciendo ensayos fotógrafos de calidad?

Sí. Hay varios ejemplos de ello. Creo que los colectivos fotográficos peruanos tienen una orientación cada vez más fuerte hacia el ensayo fotográfico. Tienes a Supay Fotos, por ejemplo…

Photo-17

Si estás por Argentina y quieres asistir a la exposición puedes descargar la invitación y acompañar a Francisco “Paco” Chuquiure 

 

Fotógrafos peruanos que ganaron un World Press Photo

World Press Photo es un importante premio que se otorga a los mejores trabajos fotográficos del mundo. Es un concurso en el que anualmente participan miles de fotógrafos de distintos países.

Su objetivo es difundir y promover los trabajos de fotoperiodismo y fotografía documental, y así mostrar la realidad que se vive en los diferentes lugares de nuestro planeta.

El concurso se divide en diferentes categorías: Noticias de actualidad, Temas de actualidad, Personajes de actualidad, Deportes y fotografías de acción, Reportajes de deportes, Temas contemporáneos, Vida cotidiana, Retratos, Arte y Entretenimiento, Naturaleza.

Perú ha obtenido desde 1955, fecha de la fundación de esta organización, seis premios World Press Photo. Entre algunas de esas imágenes ganadores se encuentran momentos de nuestra historia político-social.

Aquí un recuento de esos trabajos premiados.

1992025
Ana Cecilia Gonzales-Vigil 
Año: 1992
3er. Premio
Publicación: Reportajes para El Tempo
Categoría: People in the News/Personajes de Actualidad.
Información: La foto es del día que presentaron al líder de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, capturado luego de 12 años. En la foto se le ve encarcelado en una “jaula” construida especialmente para la ocasión.

 

1997008AGSilvia Izquierdo 
Año: 1997
3er Premio
Publicación: Reuters
Categoría: Spot News stories/Noticias en el lugar
Información: Miembros del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), tomaron por asalto la residencia del embajador japones Akihito en una recepción donde asistían diplomáticos, militares de alto rango y personalidades de la política peruana. Después de 125 días las fuerzas armadas realizaron una intervención denominada “Operación Chavín de Huántar” la cual libero a los más de 70 rehenes y terminó con la vida de todos los seguidores de este movimiento terrorista.

 

1999037
Cecilia Larrabure 
Año: 1999
3er Premio
Publicación: El Comercio
Categoría: Arts and Entertainment /Arte y Entretenimiento
Información: La foto la realizó en España- Barcelona, donde conoció a  Silvia Chanivet una bailarina de Flamenco que junto a su grupo visitaban toda la zona norte de ese país con el objetivo de mostrar el baile a los turistas.

 

2002008AI
Hector Emanuel 
Año: 2002
3er Premio
Publicación: Grazia Neri
Categoría: Spot News stories/Noticias en el lugar
Información:  La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y las fuerzas armadas de Colombia, mantuvieron un enfrentamiento directo luego de terminar tres años de conversaciones de paz. Fueron los civiles quienes se vieron atrapados en el fuego cruzado de esta lucha.

 

2004030AL
Daniel Silva Yoshisato
Año: 2004
1er Premio
Publicación: Agence France-Presse
Categoría: Sports Feature stories/Reportajes de deportes
Información: Es un reportaje a las mujeres de Churubamba(Cuzco). Ellas forman parte de un equipo de fútbol que juega a más de 3.850 mt sobre el nivel del mar.Son las campeonas de todo el distrito.

 

2009043AK
Gihan Tubbeh 
Año: 2009
1er Premio
Categoría: Daily Life stories/Vida cotidiana
Información: Es la historia de un niño de 13 años quién padece de Autismo. Su mayor diversión es pasar largas horas bajo el agua.

 

Información de la página de World Press Photo

 

La muerte los acompañó, siempre…

14_3-kevin-carter-fotografia-a-ken
Ken Oosterbroek es fotografiado en pleno trabajo. Foto: Kevin Carter

 Bang Bang Club fue el nombre que se les dio a cuatro aguerridos fotógrafos que a inicios de los años 90′ trabajaron en Sudáfrica en la época del Apartheid. Kevin Carter, Greg Marinovich, Ken Oosterbroek, y Joao Silva fueron reporteros gráficos que traían imágenes dramáticas de la guerra interna que se producía entre los seguidores de Nelson Mandela y los ZulúesLa expresión bang bang se usaba cada vez que se referían a estos enfrentamientos. El grupo se hizo conocido por su trabajo; siempre cerca de los hechos, y por el nivel de amistad y confianza que se tenían entre ellos, trabajaban siempre juntos.

Al respecto, en el prologo del libro The Bang Bang Club: Snapshots from a Hidden War, escrito por Greg Marinovich y Joao Silva:

“… y debían ser bastante fríos para enfrentar ese horror como parte de su trabajo…cuán frecuentemente debieron ser insensibles, al punto de pisotear cadáveres sin mostrar emoción, para capturar esa imagen que les demandaban las agencias… Los sudafricanos les debemos muchísimo por su contribución en este frágil proceso de transición de la represión a la democracia, de la injusticia a la libertad”. Desmond Tutu, ganador de un premio Nobel.

La publicación diaria de sus fotos en todos los medios internacionales logró acelerar la organización de las primeras elecciones democráticas en ese país.

greg-marinovich
Seguidores de Inkatha golpean a otro que no lo es, con la excusa de la limpieza étnica. Soweto, 17 de agosto de 1990. Foto: Greg Miranovich

Tuvieron éxito y reconocimiento profesional por el trabajo logrado, pero el infortunio tampoco los dejó de lado. Ken Oosterbroek, uno de los más respetados fotógrafos de todo Sudrafica, murió a causa de una bala en un enfrentamiento en Tokoza. Kevin Carter, ganó un premio Pulitzer por la foto de la niña sudanésa, imagen que le valió duras críticas por no haber asistido a la niña. Estas críticas y la muerte de su amigo Ken Ooosterbroek lo derrumbaron animicamente y se suicidó. Greg Marinovichsalió herido en ese mismo tiroteo de Tokoza, pero logró recuperarse, todavía sigue trabajando como fotógrafo y escritor freelance.  Joao Silva, sufrió un grave accidente en octubre del 2010, perdió sus dos piernas al pisar una zona minada cuando cubría una comisión de trabajo.

El contexto político-social que vivieron los fotógrafos fue intenso y violento y tuvieron que lidiar todos los días con imágenes de horror y mostrarlas al mundo. Fotos, de gente ejecutada, quemada viva, muerta a puñaladas…Pero era su trabajo y lo hacían bien. El objetivo, siempre, será informar con sus imágenes sobre lo que ocurre en alguna parte del mundo y eso muchas veces puede costar la vida.

Aquí hay dos fotos del día en que una asignación de trabajo terminó en la muerte de uno de ellos.

1
Ayudan al fotógrafo Ken Oosterbroek, quien resulto muerto al instante al recibir una bala perdida en Tokoza. Foto: Jaoa Silva  

2
El fotógrafo James Nachtwey ayuda a Greg Marinovich herido de bala. En segundo plano se ve a Jaoa Silva tomando fotos a ken, siendo auxiliado. Esa es la imagen que aparece arriba. Foto: Juda Ngwenya

Los dejo con el trailer de una película que se realizó sobre estos hechos. The Bang Bang Club, es una largometraje algo ligero pero que cumple con mostrar el riesgo que tienen algunos fotógrafos que cubren situaciones de violencia.

 

Entrenando el instinto fotográfico

Te ha pasado que te quedas mirando una escena y dices: algo va ha pasar… ¡Y pasa! A mi me sucede con frecuencia. Por eso quizás, soy de las fotógrafas que espera con paciencia que algo suceda. Por lo general me proyecto una posible situación  y espero… Bueno sí, a veces espero mucho y no obtengo nada. Pero es así.

1

Ese día tenía mi cámara en la mano y vi a muchos perros en la calle. Pensé, se van ha pelear…No pelearon. Así que esperé un rato, porque algo podía pasar, lo presentía… A lo lejos vi a un pequeño perro marrón. Este se diferenciaba del resto por su tamaño, color y actitud. Al parecer tenía miedo de los otros perros, era hembra, o simplemente no le interesaba la perra en celo. Y conseguí hacer fotos de ese momento, aunque al principio mi objetivo era otro.

3

No es un trabajo extraordinario el que les presento, pero quería mostrárselos. Animándolos a que también ustedes muestren sus fotos. Quizás las tienes guardadas bajo siete llaves, pensando que son malas imágenes. No hay fotos malas; lógicamente una foto debe tener mínimo una buena composición y exposición, lo que si hay son públicos diferentes.

Y sobre todo cuando sientan que algo va ha suceder, esperen y sean pacientes. Creo que eso es entrenar el instinto fotográfico.

2

 

Hombres que vuelan en Buenos Aires

IMG_7469-copia

Por un instante parecen volar. Se sueltan del timón de sus motos y con aparente tranquilidad vuelven a su posición original y segura; para terminar aterrizando sanos y salvos en la plataforma construida exclusivamente para recibirlos, después de realizados sus saltos mortales. No cabe duda que ahí arriba, la vida se ve diferente…

Argentina es un país que ofrece mucho a los turistas extranjeros. Desde tradicionales bares, museos, teatros, librerías, hasta innumerables espectáculos en la vía pública. El que más aprecié y disfruté como niña fue cuando las motos tomaron por asalto la avenida 9 de Julio, una de las avenidas más anchas de Buenos Aires.

Estoy casi segura que ese día, nadie se quedó en casa. La concurrencia era apabullante y colorida. Solos, con amigos o en familia se encontraban al igual que yo, fascinados por el show de motos.

Les dejo, entonces, con algunas imágenes de aquel impresionante día que vi de cerca hombres volando.

IMG_7476-copia

IMG_7298-copia

IMG_7489-copia

IMG_7466-copia

IMG_7341-copia

IMG_7611-copia

IMG_7674-copia

IMG_7680-copia

También puedes ver otras fotos en este video.

 

La justicia que duele. El grupo Colina

La sanción a un asesino jamás sera suficiente para aquellos que perdieron a sus padres, hermanos, amigos… Matar no tiene excusas. Sobre todo, si estas muertes se producen por personas que fueron encargadas de velar por la seguridad, orden y paz de las personas. 

El Grupo Colina, el escuadrón de la muerte, porque así lo llamaron los que conocían de sus estrategias para eliminar miembros o sospechosos de Sendero Luminoso o el MRTA, es decir; el grupo que se encargada de acabar con el terror en el Perú, irónicamente utilizaba la misma sangre fría para liquidar a cientos de personas. Culpables e inocentes morían.

El país no quiere terrorismo, pero tampoco quiere un gobierno que use su posición y poder para ordenar la muerte de personas. Culpables o no, todos merecen un juicio justo. Porque así lo dictan las leyes, porque así se gobierna en un país democrático.

Nadie puede defender a uno u otro bando. El terrrorismo hizo tanto daño como este grupo de agentes militares.

Basta recordar La Masacre de Barrios altos, entraron a matar a todos los asistentes de una pollada bailable. Aparentemente en esa fiesta se encontraban senderistas de diferentes bases. Muchos menciona que se equivocaron de fiesta y mataron a personas inocentes.

La muerte de un profesor y nueve alumnos de la Universidad Nacional de Educación Enrique Guzmán y Valle, La Cantuta. Presuntamente sospechosos del atentado en Tarata, Miraflores. Acusaciones que nunca se pudieron comprobar…Los militares entraron a sus habitaciones los secuestraron, los torturaron y luego les dispararon en la nuca. Los cuerpos fueron hallados quemados y en fosas comunes.

Entre otras matanzas…

Actualmente:

“La Sala Penal Permanente de la Corte Suprema rebajó las penas que la Primera Sala Penal Especial había dictado contra los principales cabecillas del grupo Colina, entre los que están Vladimiro Montesinos, Nicolás Hermoza, Santiago Martin Rivas y Carlos Pichilingüe, al haber anulado los delitos de homicidio calificado y lesa humanidad que se les había imputado” (Vía Peru21)

Hablábamos que todos merecen un juicio justo. ¿Realmente eso será justicia?

Masacre en Barrios Altos

archivo-caretas-barrios-altos

Ese 3 de Noviembre de 1991, murieron 15 personas, entre ellos un niño de 8 años a manos de el grupo Colina. Foto: Archivo Caretas

gilmar-perez-barrios-altos

En un primer momento se quiso evitar varios procesos de investigación por estar muertes, al ser evidente la participación de agentes militares. Foto: Gilmar Perez

gilmar-perez-barios-altos-2

Foto: Gilmar Perez

Asesinato en La Cantuta

la-republica-la-cantuta

18 de julio de 1992, se produce otro crimen perpetrado por el Grupo Colina, la matanza de un profesor y nueve alumnos de esa universidad. Foto: Archivo La República

vchavargas-la-cantuta

Familiares desconsolados tuvieron que identificar a sus hijos, no por su cuerpos que algunos fueron quemados y arrojados a las fosas comunes, sino por sus objetos personales. Foto: Victor Ch. Vargas

 

20 años del terrible atentado: Tarata

carlos-dominguez2

Todo el edificio ubicado en la cuadra 2 de de la calle Tarata, fue destruído. Foto: Carlos Dominguez

Eran nueve de la noche en Miraflores. Muchos se alistaban para regresar a casa luego de horas de trabajo. Algunos en sus departamentos, cenaban, conversaban, miraban televisión como un día normal. Nadie presagió que justo ese día a esa hora, el distrito de Miraflores viviría uno de los más salvajes atentando terroristas.

Dos coches bomba con mas de 500 kilos de ANFO y dinamita, explotaron cerca de la cuadra 2 de la calle Tarata. Dejando un saldo de: 25 personas muertas y 5 desaparecidos. Los heridos sumaron 155 y no se sabía si las 62 personas con heridas de gravedad engrosarían el número de fallecidos. Fueron 8 personas que perdieron la vista y algunos quedaron mutilados. 7 mujeres embarazadas perdieron a sus bebes. 

Sendero luminoso  había demostrado una vez más el salvajismo con el que actuaba. Lo hizo durante muchos años con los pobladores de la sierra peruana, asesinando a quienes no siguieran sus ordenes. Consideraban que los peruanos debían revelarse contra la clase opresora.

Cuando el terror llegó a la ciudad, los peruanos nos dimos cuenta en carne propia del salvajismo y crueldad de este grupo senderista y pudo colocarse en el lugar de lo cientos de familias de la sierra que al igual que ellos, lo habían perdido todo. Nadie les devolvería a sus familias.

Este es un recuento gráfico de aquel fatídico episodio de nuestra historia. Algunas fotos pueden herir susceptibilidades y son muy hirientes, pero considero, por está vez, necesaria publicarlas, para mostrar una realidad que esperamos nunca más vuelva ha suceder.

fatima-lopez2

Muchas de las víctimas se encontraba regadas en el suelo. Foto: Fátima Lopez

Atentado TarataOPSE_PERU_MIRAFLORES_TERRORISMO_SENDERO LUMINOSO_ATENTADO EN TARATA_COCHE BOMBA_RESCATE DE HERIDOSARCHIVO HISTORICO DE EL COMERCIO2002JUL17_AFD

Transeúntes, vecinos, vendedores… Todos los que se encontraban a 300 metros de la explosión fueron alcanzados por la fuerza expansiva. Foto: Archivo El Comercio 

cvr8final

Las personas fallecidas fueron trasladadas a la morgue, algunos esperaban ser reconocidos por sus familiares en el mismo lugar. Fotos: CVR

fatima-lopez-3

Los que iban a averiguar sobre, familiares, amigos, conocidos lloraban al ver el terribles escenario de dolor y muerte. Fotos: CVR

oscar-medrano3

En muchos casos, fueron los mismo familiares, amigos o transeúntes que ayudaban a rescatar a los heridos. Foto: José Vilca

caretas

Las perdidas materiales se calcularon en 3 millones de dólares. El comercio y el turismo descendió en Miraflores luego de este atentado terrorista. Foto: Caretas

cvr3

Muchas familias perdieron sus casas, aunque el municipio de Miraflores les condonó deudas de arbitrios y tributos, costó mucho recuperarse, no solo en el aspecto económico sino también psicológico. Foto: CVR

carlos-dominguez-final

Algunos dejaron el lugar para olvidar ese terrible momento. Foto: Carlos Dominguez

oscar-medrano2

Otros se quedaron en sus departamentos, esperando volver a comerzar. Foto: Óscar Medrano 

oscar-medrano

Este es el forado que dejó una de las explosiones. Foto: Óscar Medrano

cvr2

Los miraflorinos salieron a la calle en diferentes marchas buscando terminar con la violencia del terrorismo. Foto: CVR

 

Héctor Carballo, el fotógrafo que también trabaja en radio

Su jocosa risa lo caracteriza, su acento lo delata. Es Uruguayo, cierto. Aunque curtido de todas las costumbres peruanas. Las suficientes para encariñarse con nuestro país. Héctor Carballo, más conocido como Tupa, no solo es extranjero; es fotógrafo, amigo, padre, abuelo y una persona enamorada.

Actualmente conduce un espacio en radio Miraflores. Secuencia donde entrevista a fotógrafos y analiza las portadas de los diarios deportivos del país. Con la compañía de Elejalder Godos, conductor de Polideportivo, le ponen una cuota de profesionalismo, carisma y alegría al programa, que se transmite todos los lunes a las 2 de la tarde.

Tiene más de 45 años haciendo fotografía y viajando por el mundo. Por ahora ha estacionado su vida en Perú, y pretende quedarse. Mientras tanto sigue en su espacio radial, dictando talleres de fotografía y charlas magistrales en universidades peruanas. Conozcamos un poco más de Tupa.

tupa2
Foto: Rocío Figueroa

¿Cuándo llegaste a Perú?

Llegué en 1999, gracias a la invitación de mi amigo Sengo Perez. Él me conocía desde Buenos Aires y le gustaba mi trabajo, así que me trajo para la revista El Grafico Perú.

¿Te gusta la fotografía deportiva?

En realidad no. Es una contradicción lo sé, tantos años cubriendo deportes. Pero tiene una explicación; lo hice porque era una opción de trabajo. Debido a que el mercado se me cerraba, decido meterme en ese tipo de fotografía.  A mí en realidad me gusta cubrir temas humanos, tipo documentales, como la experiencia que tuve en Pisco, cubriendo el terremoto de ese entonces.

¿Anécdotas como fotógrafo deportivo?

Siempre hay uno… pero el que todas las veces me pasaba era confundir los nombres de los jugadores, soy malo para recordar nombres. Para mi es más fácil recordarlos por sus gestos, rostros.

¿Te fuiste y volviste a Perú, que decidió tu regreso?

Me voy en el 2008 porque estaba cansado y saturado en aspectos, profesionales y emocionales. Regreso porque aquí hay cosas interesantes, su comida, su gente. Y no solo eso, me quedo por algo mucho más importante. Rocío…

¿Qué significa Rocío en tu vida?

Es mi todo. Ella me frena un montón en mis locuras, me ayuda en varios temas. También hacemos muchas cosas juntos y nos gusta. Por ejemplo de ella fue la idea de Bioatelier, que para mí es un buen proyecto fotográfico. ¡Y encima me enseña a cocinar comida peruana! Nunca es tarde para encontrar el camino del amor…

tupayrocionueva

 ¿Qué tal fue tu experiencia como editor gráfico del diario La República?  

Fue una buena experiencia, pero una época dura. Las decisiones pasaban por dos personas y yo me sentía el relleno del sándwich, se tenía que hacer lo que ellos decidían. Realmente fue un paso importante, luego de eso quedé cansado.

¿Cómo empezaste en la radio?

Empezó como jugando… cuando mi amigo Elejalder Godos me invita a su programa Polideportivo, de Radio Miraflores , yo le pregunto en broma ¿y si me concedes un espacio en tu programa para hablar de fotografía deportiva? El acepta. Así nació este espacio radial.

¿En qué consiste tu secuencia dentro del programa Polideportivo?

En analizar las portadas de los diarios y entrevistar a los creadores de esas fotos y de otros tema relacionados con el fútbol peruano y la fotografía. Me divierto mucho haciendo esto, uno aprende todo los días, pero como todo, nos falta financiamiento.

tuparadioblog

¿Para qué necesitas el financiamiento?

Necesitamos ese financiamiento para solventar gastos, como la compra de los diarios, el transporte de los invitados. Y bueno nadie trabaja gratis…tenemos que ganar un sueldo. Te confieso que el espacio es financiado por mi bolsillo…ja,ja,ja. Nosotros mismos tenemos que comprar todos los diarios. Ojalá venga el Grupo Romero o Cristal y nos financie ja,ja,ja.

 ¿Te gustaría tener un programa de televisión?

¡! Pero tengo que adelgazar ja,ja,ja. Lo bueno de un programa televisivo es que podría llegar a más gente de provincias. Perú no es lima, hay que abrirse.

¿Se respeta el trabajo del fotógrafo deportivo?

No existe respeto de los editores hacia el trabajo del fotógrafo. El fotógrafo no es un “n” cualquieraYo trato de defender eso en la radio y lo hago como profesional y fotógrafo, no es nada personal contra los editores gráficos o los diarios.

¿Cómo es la fotografía deportiva peruana?

Buena. Pero se diferencia por las cámaras, equipos o lentes que tengas. Algunos medios invierten mejor en equipar a sus fotógrafos, otros no. Depende de los equipos para que consigas buenos planos, por lo menos en el fútbol.

¿Cómo es el fotógrafo peruano?

Creo que es muy tranquilo y sumiso, por ejemplo con los chalecos de Cristal o CMD, ¿por qué tengo que hacer publicidad gratuita? si no me dan ni un vaso de agua… Eso debe criticar la AFPP, como lo hace en argentina el ARGRA.

¿Qué satisfacciones te ha dado enseñar?

Esa experiencia me parece alucinante, antes pasaba de frente por la universidad, ahora  entro ja,ja,ja.. eso me gusta. Recibo agradecimientos y reconocimientos. Hace poco me condecoraron en la universidad Pedro Ruiz Gallo, fue muy bonito.

Ahora dicto talleres en Pixelica y me encanta, porque la gente se entusiasma mucho. El taller es para gente que recién empieza a conocer el mundo de la fotografía.

tupa1
Taller dictado a los alumnos de periodismo de la universidad Antonio Ruiz de Montoya/ Foto: Rocío Figueroa

¿De qué te arrepientes en la vida?

De muchas cosas… quizás de no haberme dedicado más a mis hijos. Dejé de disfrutar de ellos por la profesión. También de la familia, por ejemplo mi madre muere y yo estaba lejos trabajando. Me arrepiento de no perdonar, de ser inflexible con las cosas.

¿De qué te enorgulleces?

De poder compartir mi experiencia como profesional.

¿Qué sueños tienes?

Soñaba en publicar en Life, para mí hubiera sido lo máximo. Publicaron mis fotos en todos lados, menos ahí. Sueño en mejorar cada día.

¿Te sientes viejo?

Eso de la vejez es un inconveniente para los fotógrafos y en todos los países latinoamericanos es así, los mayores no contamos. Los mayorcitos tenemos experiencia, para que lo sepan. Pero es bueno actualizarse. Quisiera tener unos años menos para manejar photoshop y otros programas de edición, me cuesta, pero ahí estoy.

Aquí pueden escuchar un poco del espacio radial de Tupa.