La Fiesta del agua

“Cuida el agua” me decían, cada vez que la malgastaba en alguna travesura infantil. A esa edad, no tienes consciencia de la carencia del agua en otros lugares. Cuando creces, recién comprendes la importancia que tiene el agua en la vida diaria. No es tan solo la supervivencia sino también el respeto que le tienen las comunidades, principalmente de la sierra peruana. Respeto que muchas veces se contradice con los intereses de un gobierno, o de empresas mineras.

L
 Como parte del ritual, los hombres deben chacchar coca y fumar junto con un cráneo el cual también debe participar con cigarro y hojas de coca.

A unas tres horas de Lima, en el pueblo de Huarochirí existe una costumbre muy antigua, que consiste en limpiar los canales de regadío y  agradecer a la Pachamama por las lluvias de esa temporada, le llaman la “Fiesta del Agua”

Al margen de las cuatro horas de camino empinado hacía la zona de la ceremonia  y el frío cortante, tuve la suerte de participar de este ritual, donde todos los pobladores practican con tanta fe y cariño la costumbre que sus padres les enseñaron.

k
 Los problemas que algún poblador haya tenido con otro, se solucionan a correazos y por un ejecutador.Por lo general estos problemas son relacionados con el agua.

Ellos no tiene un caño que les proporcione fácilmente agua. Dos veces al año tienen que realizar obras, con los vecinos de su comunidad, para dejar limpios los canales. Otra cosa muy importante es que ellos realmente creen en la pachamama y su poder.  Eso no es subdesarrollo, a mi me parece una justa y respetable manera de vivir armónicamente con la naturaleza. Lástima que otros, solo ven una oportunidad para explotarla irresponsablemente.

j
Ese día se designan tareas y labores o se realizan informes sobre las condiciones de los pozos, o canales de regadío.

i
Un grupo vestido con máscaras se encarga de presidir la ceremonia, por lo general pasan varias horas fumando al lado de las cruces de madera.

h
La limpieza de las canales suele durar más de un día, algunos creen que no solo se trata de limpieza física sino también espiritual.

gDurante la ceremonia, se reparten hojas frescas de ruda, u otras yerbas. A algunos les causa gracia porque no siempre le dan lo que esperan.

f
Los responsables de sus zonas toman asiento mientras revisan sus cuadernos de informes.

e
Sus manos son carcomidas por el frío y el fuerte trabajo que realizan en los canales.

dFumar es parte de compartir un momento entre todos.

cBeben algún licor fuerte para contrarrestar el frío, mientras hacen las labores de limpieza.

b
Tocan con un cuerno de música, alguna tonada para anunciar que están visitando y agradeciendo a la Pachamama.

a
Antes de empezar la limpieza, bailan alrededor de cruces de madera, todos los presentes tienen que hacerlo.Yo también lo hice, de otra manera la madre tierra se ofendería conmigo y a ellos los castigaría por esa ofensa.

El pequeño gran pueblo, Montevideo-Uruguay

Existen lugares donde el tiempo es muy corto, el trabajo te consume, las horas te estresan, el ruido te inquieta y las personas te obligan a dejar de sonreír.

Así no es Uruguay, por lo menos la parte que conocí. A sólo tres horas de Argentina y cruzando el Río de la Plata, se puede conocer este pequeño gran lugar, Montevideo.

Los uruguayos tienen esa expresión de quien se toma la vida muy tranquila, le gustan los atardeceres, disfruta de una conversación,  y te brinda un saludo desinteresado.

Sus calles, callecitas, avenidas, pequeñas avenidas, sus edificios, su historia, también armoniza con esa calma. Siempre hay silencio y pocas personas en las calles, al parecer su diversión empieza más tarde y en Rambla y Playa Ramírez  lugares escogidos para ver el atardecer  y quemarse bajo ese sol de parrilla.

12
En la plaza Cagancha un “juvenil” señor descansa en la banca del parque con camisa abierta y pantalón remangado. Nadie lo mira, a nadie le incomoda.

5
Algunos turistas vienen solitarios a descansar.

4
Una de sus avenidas principales se llama 18 de Julio, y para ser una avenida principal es muy tranquila.

3
Inmensos árboles hacen más placentero el caminar.

2
Playa Ramírez, todos se preparan para otro nuevo atardecer.

1
Tomar el sol, o simplemente conversar.

11
No hay apuros para despertar.

7
Algunos paredes pintadas de las calles silenciosas.

6
Cerca a Rambla muchos hombres se juntan para pescar, al menos uno o más peces.

10
El calor siempre los motiva a llevar prendas diminutas.

8
9 de la noche y por fin el sol se oculta.

¡Pichicho!

1

A lo lejos veo a un aventurero perro saltando al río, recogiendo una botella descartable y devolviéndola a su dueño. A los pocos minutos de fotografiar a este adorable pastor alemán, un amable pero misterioso señor me pide que guarde mi cámara. Me convence diciéndome que en el lugar asaltan a las personas que no son conocidas. Me alejé.

2

No pude seguir fotografiando a pichicho, nombre con el que refiero a los perros juguetones,  ni sus acrobáticos saltos. Así que me despedí de sus jugueteos sobre el agua y me alejé, esperando volver al siguiente día y encontrarlo. No lo encontré

3

En mi viaje a Uruguay me gustaron muchas cosas; la eterna puesta de sol, la tranquilidad de sus calles y pichicho.